ISIS toma ciudad clave en Irak: la dependencia en Irán de estrategia de Obama

Después de haber sufrido numerosas derrotas este año, el grupo ISIS o "Estado Islámico" ayer tomó control de una importante ciudad iraquí, Ramadi.
OTRAS
19/05/2015
03:47
-A +A
Mauricio Meschoulam
Arenas Movedizas es un espacio para conversar sobre temas internacionales relacionados con el conflicto, intentando aportar siempre la perspectiva de construcción de paz que a veces tanto nos hace...
OTRAS

TAGS

Después de haber sufrido numerosas derrotas este año, el grupo ISIS o "Estado Islámico" ayer tomó control de una importante ciudad iraquí, Ramadi. Si bien su control de esta ciudad no es definitivo y las batallas probablemente continuarán durante los próximos meses, los hechos del fin de semana son enormemente relevantes pues reflejan, o más bien, corroboran al menos cuatro factores: (1) La naturaleza híbrida de ISIS, a la vez un grupo terrorista y una milicia rebelde, que un ejército hecho y derecho, asesorado por exmilitares de tiempos de Saddam Hussein, capaz de sostener su lucha a pesar de los ataques aéreos liderados por Washington, (2) La falta de preparación e incapacidad del ejército iraquí para repeler a ISIS sin la ayuda de las milicias chiítas -armadas, entrenadas y respaldadas por Irán-, por consiguiente (3) La dependencia en Teherán de toda la estrategia de Obama para combatir a ISIS, y (4) Las implicaciones para EU, internas y externas, de esa dependencia. Hoy en el blog, algunos apuntes al respecto.



La toma de Ramadi por parte de ISIS

 

  • 1. Ramadi, junto con Fallujah, es una de las dos ciudades importantes de la provincia de Anbar, territorio conocido por el ejército estadounidenses por ser una de las regiones en Irak en donde más tropas perdió durante su invasión a ese país.
  • 2. Partes de Ramadi ya eran controladas por ISIS desde el 2014. A inicios de aquél año los diarios anunciaban que "militantes de Al Qaeda" -recordemos que en aquél entonces ISIS seguía formando parte de Al Qaeda- habían conquistado porciones de Fallujah y Ramadi, liberando prisiones, incendiando cuarteles de policía, y tomando posesión de mezquitas entre otros sitios.
  • 3. Tras una serie de victorias contra ISIS en otras partes de Irak -gracias al crucial apoyo de milicias chiítas formadas, armadas, entrenadas, financiadas y respaldadas por Irán- el gobierno iraquí volteó hacia la provincia de Anbar hace unas semanas y prometió liberarla de toda presencia del "Estado Islámico".
  • 4. La cuestión es que esta es una de las provincias con mayor población sunita, y debido a situaciones pasadas como masacres sectarias, Washington se opuso a que en esta ofensiva las milicias respaldadas por Irán tuviesen participación. En cambio, la estrategia consistió en entrenar, armar y preparar milicias sunitas locales para apoyar al ejército iraquí.
  • 5. Como muchos sospechábamos, esta estrategia fue ineficaz. El pasado fin de semana, lo que quedaba de esas milicias sunitas, así como los últimos militares iraquíes que permanecían ahí, huyeron de Ramadi dejando la ciudad bajo control del "Estado Islámico". Es probable que en las próximas semanas y meses observemos nuevos intentos por parte del ejército iraquí, asistido por los ataques aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos, para recuperar Ramadi y otras partes de la provincia de Anbar. Sin embargo, los sucesos del fin de semana exhiben una serie de problemas en la estrategia que se ha puesto en marcha para combatir a ISIS.
  •  
  • ISIS múltiples facetas

El primer elemento es el carácter híbrido de ISIS o "Estado Islámico", pieza fundamental de la eficacia con que esta organización ha irrumpido a la agenda de seguridad internacional como uno de los mayores riesgos percibidos. ISIS es un grupo terrorista, pero no es solo eso. ISIS es al mismo tiempo una milicia rebelde que emplea tácticas de guerrilla y un ejército cuya operación y planeación estratégica está dirigida por ex miembros de la élite militar y de inteligencia de Saddam Hussein. ISIS es también una organización que gobierna de facto importantes porciones de Irak y de Siria y que por tanto tiene intereses relacionados con el dominio y sostenimiento de su mando sobre estas regiones, lo que implica mantener en operación los pozos petroleros que controla, someter a población para cobro de impuestos, y mantener una economía relativamente funcionando dentro de sus dominios. Por último ISIS es también una organización que tiene un amplio conocimiento de estrategias de comunicación y marketing, y se ha logrado posicionar como "franquicia" o bandera a disposición de grupos, organizaciones, e individuos o células grandes y pequeñas que radican u operan en Asia, África, Australia, Europa y América. Cada vez que ISIS es atacado o golpeado en alguna de esas facetas, ha tenido la capacidad de mutar o transformarse y exhibir alguna otra de sus muchas caras. Los sucesos del pasado fin de semana exhibieron una de esas facetas, la capacidad militar que ISIS ha venido adquiriendo, en buena medida gracias a su alianza con algunas personas clave quienes en su momento fueron altos mandos de los cuerpos de seguridad de Hussein. (En este texto explico esa alianza).



Dependencia de milicias chiítas=dependencia de Irán

  • 1. Como ya hemos indicado, ISIS no es invencible. Esta es apenas su primera victoria importante del 2015. Sin embargo, las mayores victorias que el gobierno iraquí ha conseguido obtener contra esa organización, como lo fue la recuperación de la importante ciudad de Tikrit hace algunas semanas, han ocurrido gracias a la participación de las milicias chiítas armadas y respaldadas por Irán. Cuando estas milicias son excluidas, las posibilidades de derrotar a ISIS disminuyen notablemente.
  • 2. Ello se traduce sencillamente en que para poder combatir efectivamente a ISIS el gobierno iraquí está dependiendo de Irán. Así, a pesar de la resistencia de Washington, tras lo sucedido el fin de semana, Bagdad finalmente ha decidido convocar a las milicias chiítas para pelear en Anbar.
  • 3. Obama no puede, y la verdad tampoco quiere, hacer demasiado para evitarlo. La realidad es que su idea de armar y entrenar a bote pronto a milicias sunitas locales, simplemente no ha funcionado. Y a falta de tropas estadounidenses en el terreno, no queda otra alternativa al presidente estadounidense que hacerse de la vista gorda del hecho de que la única manera de contener la amenaza de ISIS -la que él mismo califica como la mayor amenaza a la seguridad estadounidense- depende tanto en Irak como en Siria de una alianza abierta o encubierta, explícita o implícita, de Washington con Teherán. 

  Implicaciones internas y externas para EU 

  • 1. Esta dependencia en Irán de la estrategia para combatir a ISIS es uno de los elementos que han contribuido al acercamiento de Obama con Teherán, a pesar de la abierta oposición que ello le genera en actores internos y externos. Dicho acercamiento no se limita a la cuestión de ISIS sino que abarca por ejemplo los acuerdos nucleares que Washington e Irán están negociando.
  • 2. Al interior de Estados Unidos, tanto en las dos cámaras, como por parte de otros grupos de presión en ambos partidos y fuera de ellos, se han recrudecido las críticas. El ejército de Irak está demostrando una vez más su falta de capacidad para mantener el control y la seguridad en su territorio. El mayor problema para Obama es que este es el ejército que el Pentágono armó y entrenó antes de retirarse de Irak, precisamente para evitar este tipo de riesgos. Así que cada vez que el ejército iraquí sale huyendo ante el embate de un grupo como ISIS, Obama es criticado en casa por haberse retirado de Irak demasiado pronto y sin haber contado con un plan efectivo para eliminar los riesgos tras su salida. Este sin duda será uno de los mayores temas que moldearán las campañas presidenciales en 2016.
  • 3. Externamente, Washington está teniendo que encarar dos grandes frentes de aliados.
  • a. El primero, y no totalmente desligado de la política interna estadounidense, es el frente que desde hace años ha abierto el primer ministro israelí, Netanyahu, inicialmente para intentar convencer a Washington de la necesidad de atacar a Teherán, y ahora, para al menos intentar detener o limitar la proximidad entre Estados Unidos e Irán. Netanyahu ha tenido la capacidad de ejercer su influencia en el Congreso, en medios de comunicación y en la opinión pública de importantes sectores de la sociedad estadounidense.
  • b. El segundo frente es el de un grupo de países árabes liderados por Arabia Saudita, -el mayor rival de Irán en la región- que incluye a Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Kuwait, Qatar y en menor medida Turquía, entre otros, quienes se encuentran operando en múltiples frentes en contra del acercamiento de la Casa Blanca con Teherán. El enojo de los saudíes fue evidente la semana pasada cuando el rey Salman decidió omitir su visita a una cumbre en Washington y envió en cambio a uno de los príncipes en su lugar. Pero más allá de lo diplomático, una de las mayores consecuencias del acercamiento de Washington con Teherán será el robustecimiento de la carrera armamentista en la región, lo que incluye la potencial nuclearización de varios de los países de la coalición saudí.

 

Podemos esperar que estos temas se vayan calentando más en la medida en que el combate a ISIS siga resultando en el fortalecimiento de Irán en la zona. Y esa es una de las mayores repercusiones de la victoria de ISIS en Ramadi. Además, por supuesto, de la tragedia humana que representan los cientos de muertos civiles en unos pocos días, o el desplazamiento de cientos de miles de personas ante el temor de la invasión del "Estado Islámico". Lo seguiremos comentando.

  • ¿Usted qué piensa?



    Twitter: @maurimm

Comentarios

MÁS EN BLOGS

NOTICIAS DEL DÍA

Publicidad

Arenas Movedizas

You are here