El Calor que me sube y me baja

OTRAS
27/06/2017
00:04
-A +A
Apasionada de México y su cultura, estudió Sociología en la UNAM, se ha dedicado por más de 15 años a difundir y promover los atractivos turísticos, culturales e históricos de nuestro país a través...
OTRAS

María había experimentado una rara sensación hacía varios días cuando molía el cacao en el metate y preparaba las tabletas de chocolate de mesa.
Aquel olor la tenía enloquecida era como si estuviera euforica y alegre todo el día; sólo quería cantar y bailar; pensaba que era su momento y que la pasión se desbordaría en cuanto Jacinto se decidiera a pedir su mano.
Aquella extraña actitud la descubrió en poco tiempo la observadora de Micaela, quien había dedicado parte de su vida a cuidar de su hermana menor.

Finalmente, las mujeres habían terminado de servir la merienda, estaban inquietas y deseaban enterarse de las andanzas de Micaela y María.
Pues bien, dijo, Arcadia nos tiene a todas intrigadas con sus escapadas nocturnas, desembuchen el chisme.
Con toda calma María sirvió chocolate en agua en los tazones y puso al centro unas cuantas conchas y chilindrinas, se sentaron tranquilamente ante los ojos de curiosidad de las demás.
Micaela aclaró la voz y retomó el relato.
-Como les decía los golpes en la puerta principal retumbaban, de verdad no entiendo como ustedes no lo escucharon. Desperté y cual va siendo mi sorpresa, la cama de María estaba vacía.
-Tomé mi rebozo, para no sentir la humedad de la madrugada, grité varias veces para saber quién tocaba con tanta desesperación; mis ojos alcanzaron a ver a lo lejos una pequeña luz en el patio grande, cerca del cuartito de baño, ahí fue, como les dije que encontré a esta bañándose.
Me asusté cuando vi una sombra que husmeaba entre las tablas mal puestas del baño.  Le grite varias veces a María y era como si no me escuchara, salió del cuarto, mal envuelta en una toalla que no alcanzaba a cubrir todo su cuerpo, estaba como ida. La sombra pasó de nuevo, sin que la pudiera reconocer. Sólo sé que llevaba un sombrero y una capa, quien sería.
María decía palabras incomprensibles y suspiraba una y otra vez, no me reconoció, estaba en su propio mundo.
La tape con el rebozo lo más que pude, pues no encontré su ropa, resulta que la había dejado camino tirada camino al baño, así es que sabrá dios cuanto tiempo deambulo desnuda.
De pronto se quedó paralizada y suspiró profundamente para decir –ahora si me iré, llegó por mí a quien siempre he esperado-
A que se refería esta pensé enojada, continuó el relato Micaela, la deje hablar- finalmente llegó a mi vida lo que estaba esperando, ahí está me dijo, es él, no alcancé a ver a nadie, a quién se refería. 

Me preocupé, sin embargo, me di cuenta que no era ella misma, que algo pasaba, en un momento me pareció que me reconocía sólo para decirme – la verdad te confieso hermana, estoy enamorada, el calor me sube y me baja de pies a cabeza, él me llama pero no sé dónde está…
Manolita Recomienda:  Exporestaurantes es la exposición más importante dirigida a la industria restaurantera del país, en un sólo lugar, durante tres días, encontraras productos de primera calidad. Pescamar y Expo orgánicos, permitirán a los emprendedores de la industria turística y restaurantera del país acceder a un comercio justo.   

Comentarios

ENTRADAS ANTERIORES

29 de January de 2019 07:07
08 de January de 2019 01:39
11 de December de 2018 02:34

MÁS EN BLOGS

NOTICIAS DEL DÍA

Publicidad

Manolita
Historias de sabor

You are here