Todo lo que debes de saber de la Mercedes-Benz EQC

Esto es todo lo que debes de saber del primer auto eléctrico de los alemanes previo a su llegada oficial a México

EQC Mercedes
Autopistas 15/09/2020 13:09 Diego Guilbert Actualizada 13:09

A partir de la normalización de ciertas tecnologías, podemos dejar de encontrarles el factor de asombro que nos generaron por primera vez. Hoy, prácticamente nadie se sorprende con la posibilidad de tener conexión a internet de manera inalámbrica a través de un aparato de dimensiones más pequeñas que las de una libreta y en el mundo de los autos, el hecho de que la electricidad sea la única fuente de propulsión en un vehículo es cada vez más normal. 

Sin embargo, cuando pensábamos que los vehículos eléctricos habían agotado sus recursos para sorprendernos, Mercedes-Benz llega con EQC; un producto que redefine la manera en  que las marcas de lujo participan en esta carrera por un incipiente mercado. 

La Mercedes-Benz EQC se presentó hace dos años como el primer auto de producción completamente eléctrico de la marca y, casi a la par del inicio de ventas a nivel global, llega a México con la intención de colocarse como el vehículo cero emisiones de lujo más vendido de nuestro país. 

A propósito de eso, tuvimos contacto con este modelo para conocerlo de manera anticipada al inicio de su comercialización y, a continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre su desarrollo, tecnología y rol que jugará en el mercado mexicano. 

eqc_2.jpg

¿Qué es y cómo se come?

Los registros de la historia automotriz nos revelan que Mercedes-Benz es una de las marcas que más patentes ha registrado en pro de la tecnología y el avance de esta industria. Sin embargo, para la creación de su primera camioneta eléctrica se enfrentaron al desafío de fabricarlo contra reloj. 

Y es que, mientras Tesla se ha colocado como la marca mejor posicionada en este terreno, el resto de los fabricantes premium apenas empieza a recorrer este camino con desarrollos propios que van un par de años atrás contra los productos de Elon Musk

En aras de no perder más tiempo y parecer distantes de esta carrera (y las ventas que esto supone), Mercedes-Benz decidió no crear una plataforma modular de cero como lo ha hecho el Grupo Volkswagen y por el contrario, decidieron aprovechar la plataforma de su producto mejor vendido a nivel global: la GLC. 

Debido a eso, la Mercedes-Benz EQC es de dimensiones casi idénticas que las de su best seller y, a partir de eso, utilizan todo su expertise para intentar crear el auto eléctrico más lujoso que existe en la actualidad. 

La decisión de utilizar la misma base que la Mercedes-Benz GLC supone retos que no necesariamente facilitan el desarrollo de un auto eléctrico pues, a diferencia de un eléctrico “normal”, la EQC almacena algunos componentes de las baterías en el cofre y otros, como es lo convencional, por debajo del mismo. 

Fernando Mar Orellana, product manager de EQC para Mercedes-Benz México, señala que si bien no es el ideal desarrollar un eléctrico con una plataforma preexistente o concebida para un auto a gasolina, esta ejecución no compromete de ninguna manera el funcionamiento o tecnología del vehículo. 

No obstante, él mismo señala que de haber esperado a la producción de una base creada deliberadamente para alojar baterías, la marca alemana hubiera tardado por lo menos otros dos años en presentar su propuesta.

De esta manera, si abrimos el cofre de la EQC vamos a encontrar un par de radiadores, depósitos de líquidos, cables y una serie de baterías que no permiten almacenar cosas como en algunos otros eléctricos. 

Esta configuración genera una de las cosas más interesantes que intervienen de manera directa en el diseño y funcionamiento de la Mercedes-Benz EQC, pues al tener componentes funcionales en el espacio del cofre, cuenta con una parrilla que se abre de manera interpretativa para regular la temperatura de las partes alojadas en ese espacio. 

De este modo, el diseño del frente de la primera Mercedes-Benz eléctrica no desentona de ninguna manera con el lenguaje de diseño que la marca ha empleado en la nueva generación de sus productos “convencionales”. 

eqc_3.jpg

Tradicionalmente sorprendente

Generalmente, la compra de un Mercedes-Benz (sobre todo de gama alta) se asocia a una  realización económica por la garantía de lujo que acompaña a los autos de la marca.

Esa virtud juega un papel ambivalente en la nueva EQC pues, mientras el resto de las marcas ha aprovechado la oportunidad de aplicar nuevos lenguajes de diseño en sus autos eléctricos, en Mercedes-Benz han optado por el camino de una diferenciación más contenida. 

Si bien el frente de la EQC luce diferente al resto del catálogo de Mercedes-Benz, es sumamente vinculable como un producto de la marca alemana que  no hace alarde de su tecnología eléctrica a partir de su aspecto irreverente. 

En un sentido favorable, aquellos que buscan encontrar en Mercedes-Benz una cristalización de lo aspiracional, estarán gratamente satisfechos, pues la nueva EQC es el producto más lujoso, refinado  y tecnológico de la marca alemana en la actualidad. 

En EQC, Mercedes-Benz despliega lo más avanzado en términos tecnológicos que tiene a la mano y, en una perfecta sintonía, establece un paradigma de cómo los coches eléctricos de lujo pueden ser concebidos. 

Y es que, gracias a un cuidadoso proceso de selección y desarrollo de materiales, la EQC se siente tan bien elaborada que las texturas de las vestiduras de piel, volante y recubrimientos son más parecidas a la de un bolso de alta costura que a las de un auto. 

Además, es agradable enterarse  que gran parte de estos materiales provienen de un origen sustentable, pues los plásticos son recuperados a partir de procesos de reciclaje, los paneles son elaborados con pieles sintéticas y todo esto, sin sacrificar la sensación de que estamos en un auto de máximo lujo. 

eqc_4.jpg

El corazón

El inusual tren mecánico que compone a la nueva EQC consta de dos motores (uno para cada eje) que genera el equivalente a 408 caballos de fuerza y gracias a la naturaleza eléctrica de su propulsor, el torque está cifrado en 521 libras-pie. 

Esta instalación es capaz de generar aceleraciones de 0 a 100 kilómetros por hora en tan solo 5.1 segundos, una cifra que es menor que algunos modelos de la marca a gasolina como la GLC 300 4M (6.2 segundos). 

Su autonomía está registrada ante instancias ambientales europeas en un promedio de 408 kilómetros. Sin embargo, dependiendo del manejo y las condiciones geográficas de un mercado como el nuestro, podemos esperar un estimado de 370 km

Para recargar su batería, Mercedes-Benz apuesta por una estrategia de carga doméstica, pues según su planeación de introducción en el mercado, el equipo de la marca alemán consideró que el cliente de este producto se acomodará mejor bajo este esquema. 

En esta modalidad, Mercedes-Benz ofrece un sistema de carga  que toma cerca de siete horas para rellenar de energía al 100% la batería una vez que esta  está descargada en su totalidad. 

eqc_1.jpg

La competencia

Gracias al dominio que Mercedes-Benz tiene del segmento de lujo en nuestro país (y a nivel global), considera que EQC compite contra sí mismo y, quienes tienen pensado comprar este modelo no contemplan la alternativa de ver otros productos. 

Sin embargo, tomando en cuenta la contienda con modelos de naturaleza eléctrica y de perfil de lujo, la Mercedes-Benz se enfrenta contra Audi e-tron, Jaguar I-PACE y Tesla Model X como la opción de mayor lujo y que encuentra un enlace más fuerte con lo asociado a la opulencia que la marca de Stuttgart representa. 

En ese mismo sentido, es posible esperar (a reserva de la confirmación en su lanzamiento a finales de septiembre) que la Mercedes-Benz EQC costará casi lo mismo que los ejemplares previamente mencionados. Es decir, en un rango entre los dos millones y los dos millones 300 mil pesos.

Temas Relacionados
Mercedes-Benz EQC EQC México

Comentarios