13 | JUL | 2020

Hábitos que pueden estar dañando tu auto sin que lo sepas

30/05/2020
|
10:00
|
Estefani Salazar
Auto
Actos tan sencillos como bombear el pedal de freno pueden tener efectos nocivos en el funcionamiento de tu auto / Foto: Pexels

Hábitos que pueden estar dañando tu auto sin que lo sepas

30/05/2020
10:00
Estefani Salazar
CDMX
-A +A
El buen estado los autos es una preocupación fundamental de un conductor responsable, sin embargo, hay ocasiones en las que se incurre en prácticas que sin saberlo, dañan de manera paulatina el estado general del coche

Hay malos hábitos en todo y la conducción no es la excepción. No obstante, muchas veces hacemos algo de una manera tan natural, que ni siquiera dimensionamos los efectos nocivos que esto traerá a largo plazo.

Por ello resulta importante saber qué hábitos pueden dañar el buen estado de los autos, ya que si estamos incurriendo en ellos, es buen momento para cambiar de prácticas, pues si no lo hacemos, a larga podríamos comprometer la seguridad al volante.

Aun así siempre recuerda que para garantizar el buen estado de tu auto es necesario que lo lleves periódicamente con un profesional para una revisión general del estado de tu carro. Pero si buscas contribuir a que tu vehículo se encuentre bien, no dejes de leer estas prácticas nocivas para tu auto que debes evitar.

Leer también: Conoce las precauciones que debes tomar al manejar con cubrebocas

Presión incorrecta en las llantas

Nada es bueno en exceso y la presión de las llantas es un buen ejemplo. De hecho, de acuerdo con la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE), una presión inadecuada puede provocar el desgaste de las llantas, por lo cual hay que cuidar no excederla, cuestión que además puede ayudarnos a ahorrar combustible. De manera que debes usar la presión que te indique el fabricante y si no estás seguro de tener la presión correcta, siempre puedes verificarlo una vez que las llantas de tu auto estén frías.

llanta-auto.jpg

Velocidades altas

Además de que podrías hacerte acreedor a una multa, manejar a altas velocidades aumenta considerablemente el consumo de gasolina, cuestión que a su vez afecta al rendimiento de la misma. Sobre esto, según el Gobierno de México, un automóvil que circula a 110 km/hr consume alrededor de 20% más de gasolina que si viajara a 90 km/h.

kilometraje.jpg

Y esto no solo aplica con la marcha constante del auto, sino que también involucra al hecho de acelerar rápidamente desde un alto, pues de acuerdo con la fuente citada, esto hace que se consuma hasta 50% más de combustible en comparación de si se hiciera de una manera gradual.

Leer también: 7 maneras para saber si tu caja de velocidades está fallando

Mal manejo de la caja de velocidades

De acuerdo con un artículo publicado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, el correcto uso de la caja de velocidades es un factor determinante para el óptimo desempeño de los autos. Por lo cual, es un mal hábito efectuar cambios de marcha que se salgan de los límites de rotación indicados por el fabricante. A lo anterior, la fuente agrega que no hay que prolongar demasiado las marchas ni forzar el motor del auto.

cambio_de_marcha.jpg

Bombeo del pedal de freno

Según el artículo citado en el punto anterior, bombear el pedal de freno y girar el volante de dirección durante una frenada, puede traer consecuencias al rendimiento del sistema de frenos. Así mismo, se recomienda que en caso de que manejes por un descenso prolongado, nunca apliques por largos períodos y de manera continua el freno, ya que esto provoca el recalentamiento de las pastillas y cintas, lo cual disminuye tu capacidad de frenado.

pedales_carro.jpg

No cambiar el aceite

Aunque cambiar el aceite pueda resultar tedioso, es importante revisar periódicamente los niveles del aceite del motor, para lo cual nos podemos guiar en las fechas de cambio que se indican en el manual de usuario, las cuales generalmente ser realizan cada 3000 o 5000 km, aunque hay aceites que pueden durar hasta 10000 km.

motor_3.jpg

Y es que dentro de los efectos nocivos que puede traer el no cambiar el aceite de manera adecuada destacan la falta de protección ante el desgaste, la reducción a la resistencia de oxidación y la falta de sellado entre las piezas móviles del motor.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios