A prueba: SEAT León 2021, el retorno del rey

En este caso, el León sí es como lo pintan

SEAT León 2021
Autopistas 13/05/2021 13:56 Luis Vilchis Actualizada 13:56
Guardando favorito...

Vamos manejando una tarde tranquila por las calles de la CDMX cuando, en un alto, se empareja el dueño de un SEAT León de segunda generación y pregunta: ¿Es el nuevo León? Asiento con la cabeza y seguimos circulando para, más adelante, separar nuestros caminos. 

El conductor del otro León se despide con un pitido del claxon y saca la mano para desear buen camino. Esto nos hace comprender que, el hatchback icónico de SEAT, tiene un gran número de seguidores en nuestro país; estamos al volante de un auto importante para el mercado nacional. 

El nuevo SEAT León estrenó generación hace unos meses, con un lenguaje de diseño más fresco, una gran carga tecnológica al interior y plataforma mucho más refinada que su antecesor. 

Este salto generación trae consigo algunas series de mejoras, pero también tiene ciertas áreas de oportunidad en las que sus competidores podrían aprovecharse. ¿Es suficiente lo que ofrece el León 2021 para retomar el reinado? 

unnamed_5.jpg

Una cara familiar, pero más madura

Con (casi) todos los vehículos de la familia Volkswagen sucede una cosa: tienen un estilo de diseño tan característico que, a primera vista, sabes que se trata de un auto de dicha marca, en este caso SEAT. 

El SEAT León echa mano de trazos que hemos visto en productos recientes de la casa española. Entre ellos, encontramos una parrilla más delgada y afilada, cuerpo de iluminación con patrones triangulares y salpicaderas con ángulos agresivos. 

Por la parte lateral es inconfundible. La típica silueta del León con una pequeña ventana justo a un lado del pilar C es ya una característica del modelo, y agradecemos que se mantenga como un “guiño” a los conocedores del modelo. 

De igual manera, el juego de rines especiales resaltan mucho. No obstante, los neumáticos son de cama muy baja y en calles con muchos baches o imperfecciones, rodamos con temor a lastimarlas. 

unnamed_2_0.jpg

Existe una línea lateral que va del final del faro al inicio de la calavera y dota de mucha frescura al modelo. La superficie trasera se corona con un cuerpo de iluminación completamente renovado que sigue los patrones triangulares antes mencionados y atraviesa de extremo a extremo. 

El SEAT León ha evolucionado, pero no pierde su esencia.  A primera vista sabes que es el hatchback icónico de la firma española, y mientras más lo veas irás encontrando nuevos detalles. 

Este es un claro ejemplo de un éxito en diseño. El auto es reconocible a primera vista, pero esta serie de retoques para la nueva generación indirectamente dan a entender de que se trata de un auto más maduro y refinado en comparación al modelo que reemplaza. 

5e947e760de694bf24349481-seat-leon-2020-dossier-completo-y-analisis-contra-sus-rivales-astra-focus-megane-golf.jpg

Habitáculo de nueva generación

Tomando como base la nueva plataforma eléctrica de Grupo Volkswagen, el León de un gran salto en tecnología al interior. Ahora, la mayoría de los controles son táctiles, y si bien puede parecer una decisión moderna, simplemente no termina de convencer en términos prácticos. 

No hay perilla de volumen y debemos de encontrar un par de paneles táctiles bajo la pantalla para subirlo o bajarlo. De igual manera, el aire acondicionado requiere de 2 o 3 toques diferentes para activarlo, cuando podría ser más fácil simplemente girar una perilla. 

El control del quemacocos es similar. Deslizas el dedo sobre una superficie para dar la orden de abrirlo o cerrarlo. Si quieres solo levantarlo, tienes que dejar tu dedo presionado contra el panel y esto resulta confuso si lo tuyo no es la tecnología

Eso sí, el sistema de infoentretenimiento renovado de la casa española es sumamente amigable con el usuario. De igual manera, presume de una rapidez de operación sobresaliente, especialmente en la conectividad con nuestros dispositivos móviles. 

El espacio es justo para un hatchback de sus proporciones, y las líneas de diseño minimalistas nos hacen sentir que gozamos de libertad al interior. La visibilidad al exterior es buena, pero ligeramente sacrificada en la parte trasera por un medallón “pequeño”. 

Respecto a la calidad, se mantiene el estándar de los últimos productos de la casa española. Tela que se percibe resistente, plásticos suaves en casi todo el habitáculo, botones agradables al tacto y una buena selección de materiales para los recubrimientos de las puertas.

Destacamos la iluminación ambiental configurable en varios colores. Esta misma funciona como luces de advertencia cuando ponemos las intermitentes o alguna puerta está abierta. 

unnamed_6.jpg

¿Desempeño digno de un León?

Durante décadas, SEAT León era un sinónimo de “deportividad y desempeño” sin importar la versión que sea. Con la llegada de su nueva generación, creemos que esto se ha perdido ligeramente. 

No queremos decir que el SEAT León sea un mal producto en términos mecánicos. El motor de 4 cilindros 1.4 litros TSI con 150 hp se desenvuelve correctamente en ciudad y carretera, pero atrás dejó la época de “radicalidad” para este modelo. 

Antes, un SEAT se diferenciaba de sus contrapartes en la familia alemana por tener una puesta a punto más juvenil y divertida. Ahora, podríamos tapar el emblema del volante y pensar que estamos circulando en cualquier automóvil de Grupo Volkswagen que encaje en este segmento. 

Esta sensación se vuelve más notable en la variante FR que llegó a nuestras manos. Antes, un producto de la casa española con estas dos letras indicaba que estabas frente a una variante más deportiva y radical; ahora solo son algunos retoques estéticos. 

Sí, es un auto refinado y sumamente cómodo para los trayectos citadinos, pero le falta ese toque de actitud para ser un León hecho y derecho. 

unnamed_6_0.jpg

Un León de medio millón de pesos

Uno de los motivos de éxito del SEAT León en nuestro país es su papel “aspiracional” en el mercado. Sin lugar a dudas, este modelo cuenta con un amplio número de seguidores que están dispuestos a trabajar horas extras, tramitar créditos o vender propiedades para hacerse de un León. 

No obstante, ese sueño poco a poco comienza a verse más lejano. En términos generales, el precio de los autos se ha elevado considerablemente y en SEAT no se salvan de este fenómeno.

El SEAT León FR 2021 que llegó a nuestras manos tiene un costo de 497 mil 901 pesos, sin opcionales. Con un par de aditamentos extra, el hatchback deseado se puede ir por arriba del millón de pesos.

Por ese precio podríamos voltear a ver opciones con más potencia si lo que queremos es deportividad y estilo. El KIA Forte GT Hacthback con transmisión doble embrague se quedará corta en términos de tecnología al interior, pero supera la potencia de la propuesta española por 50 caballos de fuerza. 

El SEAT León 2021 no es un mal producto, pero creemos que le faltó un poco más para seguir siendo el rey de la selva. Incluso en la marca lo saben, y es por eso que han decidido traer la variante 2.0 litros TSI al suelo mexicano y llegará en algunos meses. 

Quizá en esa configuración sea el rey indiscutible de su segmento, pero habrá que esperar un poco para comprobarlo.

 

Temas Relacionados
Seat León León FR
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios