A prueba: RAM 1500 TRX 2021, 702 caballos de fuerza llegan a México

¿Qué se siente manejar una pick-up con tanta potencia? ¡Te lo contamos aquí!

RAM TRX México
Autopistas 04/05/2021 12:19 Luis Vilchis Actualizada 12:26
Guardando favorito...

Si nos remontamos a hace apenas 2 o 3 décadas atrás, las pick-ups estaban destinadas a ser camionetas 100 por ciento utilitarias que facilitaban las labores en trabajos pesados. Transportar herramienta, materiales pesados e incluso llevar personal eran algunas de las funciones cotidianas de este tipo de vehículos. 

No obstante, de unos cuantos años a la fecha, las marcas han encontrado que las pick-ups también pueden servir como estandarte de tecnología, capacidades todoterreno y, en este caso, potencia. 

Estar frente a la RAM 1500 TRX te da una idea inmediata de lo importante que es este segmento en la actualidad. FCA, ahora Stellantis, invirtió una fuerte cantidad de dinero para crear la pick-up de producción más poderosa del mundo, por lo que no es cualquier cosa. 

Con solo 50 unidades para nuestro país (ya todas vendidas) RAM quiere dejar en claro su reinado en el segmento de poder. No obstante, pasar una semana con la camioneta nos hizo comprender que no es un producto para cualquiera, y te explicamos los motivos en las siguientes líneas.

img_6507.jpg

Mucho más grande de lo que imaginas

Con 5.9 metros de largo, 2.2 metros de ancho (sin contar los espejos) y 2.1 metros de alto, la RAM TRX destaca a primera vista de todo lo que encontramos en las estrechas calles de la CDMX. Incluso, una Jeep Gladiator se percibe pequeña a su lado, pero esto es parte de su encanto. 

En la casa americana pusieron especial esfuerzo para que, desde el primer momento, sepas que se trata de una camioneta fuera de serie. Una parrilla agresiva con las letras de la marca en el centro, protecciones en la parte baja del parachoques y las grandes tomas de aire del cofre son solo algunos de los elementos diferenciadores en términos estéticos. 

Ojos más entrenados notarán rines de menor tamaño para albergar llantas todo terreno, así como soportes laterales para subir a la cabina. Cabe destacar el acabado mate que recubre el cofre, esto con la finalidad de evitar reflejos que incomoden al piloto en todo momento. 

Por detrás lo primero que sobresale es la doble salida del escape de gran tamaño. A diferencia de otros productos que apelan por la “deportividad”, en la RAM TRX encontramos que este elemento mecánico es completamente real y, desde un punto de vista personal, emiten un sonido digno de un “muscle car”. 

dsc01919.jpg

Como opcional, la RAM TRX que llegó a nuestras manos montaba un “RamBar” y neumático de refacción en la parte trasera que nos recuerda a las camionetas listas para recorrer de principio a fin la famosa “Baja 1000”.

La lista de elementos especiales se extiende con tomas de aire en las salpicaderas, emblemas que indican el desplazamiento del motor y, obviamente, calcas “TRX” en las partes laterales por si algún despistado aún no se había dado cuenta de que no es una camioneta normal. 

La RAM TRX no es precisamente una camioneta discreta, sin embargo, ahí es donde encontramos uno de sus encantos. Quien se haga de una, tendrá en su poder uno de los vehículos más llamativos disponibles en México. 

Impone en el camino y, casualmente, cualquier auto que tengas en frente te dará el paso sin pensarlo dos veces. No obstante, convivir con un vehículo de estas dimensiones es complicado en las calles de la CDMX y constantemente se tiene el temor de no caber por espacios convencionales. 

dsc01733.jpg

Interior fuera de lo común

A pesar de su aspecto rudo, el interior de la nueva RAM TRX se percibe como uno de los más refinados. Parte importante de esto es la pantalla central de 12 pulgadas colocada verticalmente, así como el uso de materiales como alcántara, fibra de carbono y aluminio. 

Todas las tapicerías del habitáculo están realizadas con piel especial para la versión, que incluye su propio manual de cuidados. A diferencia de la versión convencional de la  RAM1500, se despide de la perilla selectora de velocidades para adoptar, afortunadamente, una palanca de cambios automática convencional. 

Por donde sea que mires encuentras una mezcla perfecta de lujo y deportividad. Si bien esto es algo “convencional” en marcas dedicadas al lujo y alto desempeño como Audi, BMW o Mercedes-AMG, en RAM es algo completamente nuevo que fue llevado a cabo a la perfección. 

dsc01695.jpg

La parte baja de la consola central dispone de una serie de interruptores que controlan rápidamente algunos elementos de la camioneta. Por si fuera poco, junto al selector de modos de manejo hay un botón especial del launch control para cuarto de milla, algo no común en una pick-up.

Otro punto a destacar son los detalles como la placa TRX en el reposabrazos central y, si buscas poco más, encontraras escondido a un T-Rex comiendo a un Velociraptor. Esto es un claro “guiño” a Ford y la F-150 Raptor. 

img_6742.jpg

702 caballos de fuerza a tus órdenes

Hace algunas décadas, imaginar un producto legal para rodar por las calles con más de 700 caballos de fuerza era solo una idea. Años después llegó Dodge con el famoso motor HEMI Hellcat V8 supercargado y volvió este sueño en algo tangible. 

Conocido por papeles estelares en productos como el Challenger SRT Hellcat Redeye, este bloque V8 de 6.2 litros supercargado de la casa americana hace su llegada a la RAM TRX con algunas ligeras modificaciones. Para hacerlo más resistente al maltrato, FCA reacomodó el alternador y mejoraron el sistema de enfriamiento para que no sufra picaduras por piedras que vuelen en el camino. 

Como resultado, tenemos a la pick-up de producción más poderosa del mundo. Para explotar todo su potencial, acudimos a Racing Capital y Motor Hub, un autódromo de tierra perfecto para conocer las capacidades de una bestia con estas características.

A pesar de tener una idea de su comportamiento, la RAM TRX terminó sorprendiendo por su capacidad de dominar curvas de tierra a altas velocidades. A pesar de su alto centro de masa, se percibe estable en todo momento y, en manos de un profesional, se puede llevar a límites dignos de una camioneta de Baja 1000. 

dsc01630.jpg

Incluso los saltos de la pista parecían no representar gran dificultad a la pick-up. Esto es, en gran parte, al uso de una suspensión variable firmada por Bilstein de nombre Black Hawk e2. Este componente cuenta con tres diferentes zonas de amortiguación y control, sin duda alguna, se lleva un reconocimiento especial por el gran trabajo que hace. 

El chillido del supercargador cuando se lleva el motor a la línea roja, la gran transmisión automática de 8 velocidades y tracción integral se agradecen cuando estamos jugando con la camioneta en las condiciones ideales. Sin embargo, los trayectos citadinos llegan a ser complicados. 

Con  las dimensiones antes mencionadas, circulamos con el constante miedo de pegarle a otros ocupantes de la vía aún así estemos bien centrados en nuestro carril. De igual forma, la economía de combustible no es su fuerte y durante nuestras pruebas arrojó una autonomía de 2.4 km/l. 

La diversión en la tierra y piedras viene con el implícito sacrificio de la economía de combustible y movimiento limitado en las ciudades. Si es un precio que estás dispuesto a pagar, la TRX podría ser el “juguete” perfecto para tus días fuera del pavimento.

img_6704.jpg

Diversión que carece de todo sentido

Por 2.2 millones de pesos… ¿Vale la pena? Si tenemos un deportivo en mente, por ese mismo precio ya compramos un Porsche 911 Carrera S, un auto que sin dudas brinda mejor desempeño a pesar de contar con menor potencia. 

Si queremos un vehículo todoterreno, un Jeep muy bien equipado para atravesar cualquier camino nos saldrá casi un millón de pesos más barato. Si deseamos un vehículo de trabajo, sin duda encontraremos opciones mucho más capaces por mucho menos dinero. 

¿En dónde se coloca la RAM TRX? Simple y sencillamente se coloca en esa pequeña pero interesante lista de “caprichos sobre ruedas”. Quien esté interesado en una RAM TRX no tiene miedo de firmar un cheque por la cantidad de dinero que sea necesaria para a cambio tener un “juguetote”. 

Es un gran producto, de esos que cada vez se ven menos en el mercado, pero sirven como una bocanada de aire fresco para los amantes del poder, las camionetas grandes y los “american muscle”. 

img_6588_0.jpg

Carece de un sentido real que vaya más allá del capricho, pero agradecemos que firmas como RAM sigan diseñando este tipo de vehículos destinados al “fan service”. 

La RAM TRX 2021 ya agotó su limitado tiraje de 50 unidades para nuestro país, pero se rumora que la firma americana analiza poder traer más ejemplares.

Temas Relacionados
RAM TRX Pick-up México
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios