Suscríbete

5 manías que debes evitar si conduces un auto con transmisión manual

Si tienes un auto con transmisión manual es importante que evites ciertas mañas cuando estés en el volante. Aquí te contamos cuáles son los errores más comunes

transmisión manual
Estos errores podrían causar desgaste en el embrague / Foto: Pixabay
Autopistas 01/12/2020 16:56 Paola Monterrubio CDMX Actualizada 16:56

Aunque los autos con transmisión manual ya no son tan populares como antes, aún existen conductores que prefieren la experiencia completa de manejo frente a la practicidad de los coches de transmisión automática.

Una de las diferencias esenciales es el uso del embrague y los cambios de marcha por parte del automovilista. No obstante, la transmisión manual aumenta el riesgo de errores humanos durante el recorrido.

Si quieres evitarlos, aquí te contamos cuáles son los malos hábitos que ocurren con más frecuencia cuando se conduce un carro con transmisión manual.

Leer más: Cuándo se debe cambiar de marcha en el auto

palanca_cambios_auto_.jpg
(Foto: Pixabay)

No recargues tu mano en la palanca de cambios

No apoyes tu mano en la palanca de cambios a menos que vayas a utilizarla. De acuerdo con el blog especializado Engineering Explained, este vicio genera un desgaste prematuro en la horquilla de embrague, ya que la empujas contra el collarín rotatorio dentro del sistema de transmisión.

Asimismo, lo ideal es que mantengas ambas manos sobre el volante, para un mayor control sobre la dirección del auto.

No mantengas la marcha puesta en el semáforo

Otra manía común entre los que utilizan la transmisión manual es dejar la primera marcha mientras están detenidos en un semáforo; sin embargo, esta acción provoca un desgaste innecesario en el mecanismo de embrague. Por esta razón, Engineering Explained sugiere que pongas el coche en neutral y quites el pie del pedal de embrague.

Leer más: 5 señales de que tu transmisión manual está fallando

auto_transmision_manual.jpg
(Foto: Unsplash)

No uses el embrague para sostenerte en una pendiente

Cuando manejas cuesta arriba, una de las principales preocupaciones es que tu carro no ruede hacia atrás. Ante esta situación, muchos automovilistas usan el pedal de embrague para agarrarse mejor al pavimento. No obstante, esta mala costumbre causa un desgaste excesivo en el material de fricción del disco de embrague, asegura Engineering Explained.

Para un menor riesgo de resbalarse por la pendiente, la compañía de servicios automotrices RAC Limited aconseja que pongas el freno de mano cuando quieras detenerte por completo.

De igual manera, utiliza la asistencia de arranque en pendiente cuando vayas a moverte de nuevo. Con esta tecnología, el auto se mantendrá inmóvil durante algunos segundos después de quitar el freno y podrás acelerar sin que el coche se deslice.

No pises el acelerador a fondo cuando las rpm son bajas

Si las revoluciones por minuto (rpm) son bajas en una marcha larga, el auto interpreta una conducción eficiente y relajada. Sin embargo, cuando pisas el acelerador a fondo, le ordenas que trabaje con demasiado esfuerzo. Estas señales mixtas provocan un estrés innecesario en el motor que podría afectar su rendimiento con el paso del tiempo, indica RAC Limited.

Esto incluye sobrecalentamiento, daños en los pistones y desgaste en los cilindros. Si quieres evitarte este tipo de problemas, Engineering Explained recomienda que realices un cambio de marcha descendente antes de acelerar, para que aumentes la velocidad y mantengas tu motor a salvo.

Leer más: Razones por las que el clutch de tu auto hace ruido al pisarlo

auto_transmision_manual_.jpg
(Foto: Pixabay)

No descanses tu pie en el pedal de embrague

Así como la palanca de cambios, el pedal de embrague no es una pieza para recargarse. Si descansas tu pie ahí de manera involuntaria, el embrague se accionará parcialmente y podría causar deslizamientos en el disco, advierte Engineering Explained.

Por otra parte, disminuirá el rendimiento de combustible por la pérdida de energía en la transmisión y el embrague se desgastará con mayor rapidez.

Para ahorrarte tiempo y dinero, lo mejor es que pongas atención a tus hábitos de manejo, para que prevengas averías más graves.
 

Comentarios