Honda Civic 2022 a prueba: nueva generación, nueva historia

La decimoprimera generación del Civic evoluciona en todos los sentidos. ¿Es suficiente para recuperar el trono?

Honda Civic 2022
Autopistas 06/08/2021 14:25 Luis Vilchis Actualizada 14:25
Guardando favorito...

Así como para muchos de nosotros la llegada de un nuevo año es un pretexto para “renovarnos” en algunos aspectos, los  diseñadores de coches no están tan lejos de ese concepto, pero su ciclo se mide en generaciones de cada auto.

Con cada nueva generación, llegan diseños frescos, nueva tecnología y, en algunos casos, mejoras mecánicas que lo diferencian por completo del modelo que reemplaza. Tan solo basta con pararse por unos instantes frente al nuevo Civic 2022 para darnos cuenta de que Honda sigue en constante evolución hacia un camino más maduro. 

Atrás quedaron las rebuscadas figuras de la generación pasada para darle paso a un diseño más sobrio y, desde muchos ángulos, con más presencia. Los faros delanteros afilados fueron reemplazados por un cuerpo de iluminación similar al del Accord, la parrilla disminuye su tamaño, pero lo compensa con una toma de aire en el parachoques que le brinda mucha actitud. 

dsc04987.jpg

Por atrás, el diseño “radical” es reemplazado por y ahora notamos un cuerpo de iluminación más sobrio. La tapa de la cajuela integra un ligero alerón, cuya finalidad es brindar ese “espíritu deportivo” que caracterizó al Civic por muchas décadas. 

En términos generales, más que una evolución, se nota una madurez en el Civic. Estéticamente no será más el auto que presumían en reuniones de entusiastas, al menos no en la versión convencional. Seguramente las variantes Si y Type-R romperán con este esquema sobrio, pero se aplaude que en la casa japonesa entendieron el futuro del Civic como un auto más refinado. 

Por dentro la historia no es diferente. Este era uno de los puntos en los que más se le notaba la edad al Civic, y en Honda pusieron especial empeño en mejorar el habitáculo, especialmente en cuestiones de diseño.

dsc05007.jpg

Ahora tenemos una pantalla tipo flotante con un sistema de infoentretenimiento de última generación, con conectividad a nuestros teléfonos celulares casi inmediata. De igual forma, esta pantalla se integra de manera coherente al diseño de la consola central que presume un tramado hexagonal para las salidas de aire acondicionado. 

Si bien este tipo de diseño para el aire acondicionado parece novedoso, creemos que podría ser un dolor de cabeza si se llega a dañar, pues tendrías que remover toda la pieza, que cruza casi de extremo a extremo el interior. 

El Honda Civic por fin adopta un clúster digital para ponerlo al día frente a sus competidores; este mismo cambia de diseño dependiendo el modo de manejo que adoptemos en el auto, ya sea sport, eco o normal. 

Como ya es costumbre en la mayoría de los modelos Honda, Lanewatch se equipa de serie para evitar los “puntos ciegos” cuando vamos a cambiar de carril a la derecha. No obstante, puede resultar molesto estar siguiendo el mapa en el sistema de infoentretenimiento y que cada que ponemos la direccional a la derecha se quite la imagen para poner la cámara.

Si bien se puede desactivar de modo manual, esto puede desconcertar a aquellos conductores que no estén familiarizados con la función. De igual manera, Honda equipa un gran número de asistencias al manejo que, sin duda, mejoran el nivel de seguridad del modelo.

En cuanto a acabados y materiales, Honda pone la vara alta para el segmento. Ahora es difícil encontrar un plástico de carácter áspero o de calidad cuestionable, especialmente en todas las superficies de contacto continuo. 

Piel, acabados en negro piano y aluminio para algunos detalles, así como un sistema de sonido especial firmado por Bose hacen que la experiencia a bordo sea placentera. Sin embargo, el asiento parece no tener las posiciones correctas y, por más que buscamos una configuración adecuada, es difícil encontrar una posición de manejo realmente cómoda. 

dsc04948.jpg

No obstante, toda esta renovación en términos de estética y equipamiento poco valdría si Honda no hubiera hecho los retoques necesarios en términos mecánicos. El Civic que reemplaza se caracterizó por ser un modelo que, si bien estaba “en el promedio” dejaba atrás ese sentimiento de innovación mecánica que ha acompañado al modelo por décadas. 

Con la nueva generación, Honda aprovechó para darle una buena modificación a las bases del Civic. Bajo el cofre tenemos el motor de 1.5 litros turbo VTec de la casa asiática, en esta ocasión retocado para brindar 176 caballos de fuerza y 177 lb-pie de par, dando como resultado un bloque balanceado y acorde a su segmento. 

Este motor está acoplado a una transmisión CVT que, si bien no brinda las mismas sensaciones que un convertidor de par convencional, está bien configurada para buenos arranques desde 0 km/h y disminuir el consumo de gasolina. 

A pesar de la mejora mecánica, si lo comparamos con el modelo que reemplaza, se percibe ligeramente menos ágil. Una de las causas principales de esto es el aumento de peso, pues toda la renovación le hizo aumentar poco más de 50 kilos. Si bien no suena a mucho, es perceptible en la manera en la que el auto cambia de dirección cuando vamos a velocidades por arriba de 50 km/h. 

dsc04847.jpg

No obstante, este ligero aumento de peso se justifica con una mejora estructural que vuelve al Civic más rígido y estable. Esto, sumado al aumento de la distancia entre ejes, hacen del Civic un auto confiable en el camino, fácil de comprender desde los primeros kilómetros y adecuado para una ciudad tan congestionada como lo es la CDMX. 

Todo lo mencionado anteriormente nos lleva a un punto: el Honda Civic es uno de esos autos que jamás pasaran desapercibidos. Con cada nueva generación del compacto japonés, las mejoras son notables y poco a poco van marcando algunas nuevas tendencias en el mercado. 

En el caso del Honda Civic Touring 2022 que tuvimos a prueba, nos damos cuenta de que poco a poco se aleja de ser un producto “pasional” para los amantes de la velocidad  para adoptar una etapa madura en la que reconoce que su posible comprador será un padre de familia que se preocupa por la seguridad, tecnología y comodidad. 

Ya no es más el auto con el que Dominic Toretto robaba equipos electrónicos a principios del siglo con ayuda de su banda en la película de Rápido y Furioso. Ahora, es el sedán compacto que buscarán las personas que gusten de comodidad, tecnología y comportamiento balanceado. 

Sus precios irán desde los 475 mil 900 pesos hasta los 579,900 pesos. 

dsc04864.jpg

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones