Suscríbete

Alfa Romeo Giulietta Veloce a prueba

Manejamos la edición más reciente de este conocido hatchback italiano

alfa-romeo-giulietta
Autopistas 27/03/2020 15:00 Diego Guilbert Actualizada 14:19

Imaginemos cómo éramos hace 10 años. Seguramente, nos daremos cuenta de muchos cambios como diferencias en nuestro peso, mejor o peor condición física y es muy probable que, en ese mismo sentido, algunas ideas que teníamos en ese entonces hoy no nos convenzan tanto.

Estos cambios o transformaciones son parte de una evolución natural del tiempo que, cuando no suceden, empiezan a pasar factura. 

Tal es el caso del Alfa Romeo Giulietta, un hatchback que fue presentado en el Auto Show de Ginebra de 2010 como parte de las celebraciones de la marca italiana por su primer siglo de vida. 

Cuando fue presentado, la plataforma, motor y casi todos los componentes de este modelo eran nuevos. Entre eso y un diseño sumamente atractivo, el Giulietta se convirtió en un inmediato referente del segmento de los hatchbacks deportivos.

alfa-romeo-giulietta-veloce_1.jpg

Leer también: Alfa Romeo presenta su auto más potente de la historia 

Han pasado 10 años y poco o nada ha cambiado en este Alfa Romeo que, debido a su rezago en una evolución sustancial, apunta al diseño y al legado de la marca como carta fuerte para atraer a nuevos clientes. 

A propósito de la celebración del 110 aniversario de Alfa Romeo, la marca ha introducido al mercado mexicano una versión de nombre Veloce que actualiza algunos componentes del interior para intentarlo ponerlo a la par de sus competidores. 

Entre ellos, los más importantes son la incorporación de los sistemas de conectividad Apple CarPlay y Android Auto en el sistema de infoentretenimiento, la adición de faros bi-Xenón con terminado en fibra de carbono, calipers firmados por Brembo en color amarillo, nuevos rines de 18 pulgadas, cámara de reversa y una franja por debajo de la parrilla del mismo tono de las pastillas de freno. 

alfa-romeo-giulietta-veloce_4.jpg

Leer también: FCA producirá mascarillas para combatir el coronavirus

En el interior, no han cambiado muchas cosas. El espíritu de un auto perfilado a los entusiastas aún está presente en detalles como las coberturas de las puertas y tablero que tienen un recubrimiento que simula ser de fibra de carbono, elementos forrados en piel con costuras en amarillo y acelerador, freno y pedal de descanso hechos de acero con los emblemas de Alfa Romeo. 

Como buen auto de perfil deportivo, este no es un espacio propiamente cómodo ni funcional para acomodar cosas como el celular o cartera en compartimientos. Sin embargo, estas mismas carencias alimentan el espíritu de solo tener en mente una cosa: disfrutar el manejo. 

alfa-romeo-giulietta-veloce_5.jpg

Mecánicamente no hay cambio alguno con la versión presentada hace 10 años. Se mantiene el bloque de cuatro cilindros y 1.75 litros que genera 237 caballos de fuerza y 251 libras-pie de torque. Este motor está asociado a una transmisión automática de 6 velocidades que hace sus labores de una manera más que decente. 

Al ser un producto que conocíamos con anterioridad, en toda nuestra experiencia de manejo estuvo configurado bajo la modalidad de manejo “dynamic”, la cual es la que desata el mayor desempeño del Giulietta

La ausencia de tantas asistencias en su manejo, hacen que cada que pisamos a fondo el acelerador del Alfa Romeo Giulietta su respuesta sea un impulso fàcilmente asociado a un auto de carreras de antaño. Su dirección es muy exacta y los movimientos en curva no son los más finos pero son altamente disfrutables. 

alfa-romeo-giulietta-veloce_3.jpg

Los descensos de velocidad, precedidos de una aceleración súbita, no juegan en su favor pues el turbo lag aparece y pasa factura con una tardanza en la reacción del motor en su funcionamiento. 

Fuera de eso, las emociones del manejo del Giulietta Veloce son constantes y casi siempre agradables. Una gran opción para quien busca cumplirse el capricho de un deportivo diferente al resto. 

Hacerse del Alfa Romeo Giulietta Veloce representa cumplir un antojo muy costoso y poco racional, pues el precio a pagar es considerablemente elevado. 

alfa-romeo-giulietta-veloce_7.jpg

La más reciente versión de este modelo está tasada a 670 mil 400 pesos. Un precio que, visto desde la óptica de la razón parece un absurdo considerando que hay otro “hot hatchbacks” que rondan el medio millón de pesos con mayor tecnología en diversos apartados. 

No obstante, bien dicen que el corazón no entiende de razones e históricamente, quien busca comprarse un Alfa Romeo no va por la vida escatimando centavos para hacerse de un auto que probablemente se convierta en un pedazo de historia con el paso del tiempo. 

 

Comentarios