5 ideas no tan geniales de Jobs

Desde contratar a quién los despidió hasta desarrollar dispositivos que fueron un fracaso

Repasamos algunos desarrollos y sucesos en los que el creador de Apple no tomó la mejor decisión
Techbit 02/01/2017 08:00 Marisol Morelos y Jesús Solorio / Clínica de periodismo Actualizada 08:00
Guardando favorito...

#LoMásVisto2016:  

Han pasado cinco años ya desde la muerte de Steve Jobs, un referente de innovación tecnológica gracias a productos que hoy en día siguen conquistando a los usuarios ya que algunos de sus diseños marcaron por años la pauta en el mercado y son incluso objetos coleccionables y cotizados por los consumidores.

Sin embargo, este genio también enfrentó fracasos. Algunas de sus ideas y decisiones no fueron exitosas, diseñó productos adelantados a su época, otros de alto costo o que no cumplieron con las expectativas, incluso fue despedido de su propia empresa, Apple. Conoce cinco de los errores que, pese a su gran capacidad directiva y creativa, tuvo el gurú de la informática.

El pasado 5 de octubre se cumplieron cinco años de la muerte del hombre que revolucionó el ámbito de la tecnología, el cofundador de una de las compañías más valiosas del mundo: Steve Jobs. Su nombre es un referente de innovación debido a la fama e impacto que hasta hoy tienen algunas de sus creaciones. Su espíritu creativo otorgó un sello peculiar a la empresa y por muchos años marcó el ritmo y las tendencias a seguir dentro del mercado de la tecnología, el entretenimiento y la productividad.

Tras su muerte y la toma del cargo de CEO por parte de Tim Cook, los productos que Apple ha comercializado lucen como una renovación del concepto que inicialmente creó Jobs, salvo el Apple Watch, con el que incursionaron en el mercado de los relojes inteligentes. Las nuevas versiones de Mac, iPods, iPhones y iPads se han presentado con mayor o menor aprobación, con algunas actualizaciones que exigen los usuarios en la actualidad pero, según los mismos consumidores, no hay tecnología tan revolucionaria como la que Jobs solía presentar.

Sin embargo, durante el proceso de innovación, Jobs se enfrentó en diversas ocasiones al fracaso, sus decisiones no siempre resultaron acertadas para la creación de productos o para el rumbo de la firma estadounidense. Es decir, pese a su gran capacidad directiva y creativa, el “genio de la informática” erró y esto tuvo repercusiones en las ventas de Apple. Sin embargo, cada error le sirvió para saber qué no funcionaba en el mercado y así ingeniar más productos que transformaran la vida de millones.

COSAS EN LAS QUE SE EQUIVOCÓ.

Contratar a John Sculley como CEO en Apple (1983). En los ochenta Jobs decidió contratar a John Sculley, quien había sido presidente de la compañía PepsiCo por 15 años, para ocupar el puesto de presidente ejecutivo en Apple Computer. En los años posteriores Sculley ayudó a vender la Apple II, mientras Jobs se dedicaba al desarrollo de la Macintosh. Sin embargo, por la lucha del poder y distintas visiones acerca del rumbo que la compañía debía seguir, la relación de ambos terminó por fracturarse.

Según declaraciones de Sculley, los problemas comenzaron cuando Jobs lanzó los ordenadores de Macintosh Office en 1984. Posteriormente, Steve planteó la idea de bajar el precio de los equipos Mac y cambiar la inversión publicitaria, lo cual causó que Sculley acudiera al consejo de administración de Apple en abril de 1985 para que finalmente se decidiera que Jobs estaría fuera del negocio de Macintosh y de la compañía. Tras su salida, la empresa tuvo grandes pérdidas de dinero debido a las pocas ganancias por las ventas de la Macintosh.

En 1993 Sculley fue despedido de la compañía en medio de una disputa para que otros fabricantes utilizaran el software de Macintosh por concesión de licencias. Pero Steve no regresó a la compañía hasta 12 años después, cuando Apple compró NeXT, y su primera decisión fue cancelar la concesión de licencias.

Diseñar NeXT Computer para un público exclusivo (1985). Después de salir de Apple, Jobs fundó la empresa NeXT Computer Inc. en Redwood, California para desarrollar y fabricar un ordenador personal que también es conocido como “el cubo” debido a su carcasa de magnesio con esa forma, este funcionó como una estación de trabajo dirigida únicamente a ciertas universidades y algunas empresas.

Por ser un ordenador personal, exclusivo y de alto costo, no se volvió popular entre los consumidores. Otras de las dificultades que enfrentó fue la elección de las unidades de almacenamiento, ya que la mayoría de computadoras de esa época incluían discos duros de 20 o 40 MB mientras que la mayoría del software de NeXT era cargado al usar disquetes. A finales de los ochenta esto se convirtió en un gran problema para el usuario porque requería un gran cantidad de discos para cargar las aplicaciones.

Lo anterior ocasionó que solo se vendieran 50 mil máquinas de NeXT, por lo que en 1993 la compañía abandonó el negocio del hardware y despidió a 300 de sus 540 empleados.

En diciembre de 1996, Apple Computer tomó la decisión de comprar NeXT, pagó una cantidad a inversionistas iniciales y otra más, pero como acciones, se le entregó a Jobs, esto se debió a que la compañía estaba interesada en el sistema operativo NeXTSTEP (el cual sirvió de base para crear el sistema operativo Mac OSX). Un año más tarde Steve regresó como consultor para después convertirse en CEO.

Lanzar tecnología al mercado antes de tiempo y a precios elevados (1978, 1993, 2006). La visión en prospectiva de Steve Jobs no siempre tuvo aciertos, pues durante su estancia en Apple desarrolló algunos dispositivos tecnológicos que, si bien buscaban brindar soluciones al público consumidor de la época, resultaron un fracaso total. Cada invento en particular, pereció por razones inherentes al dispositivo: algunos de ellos resultaban demasiado costosos, otros ofrecían menos o las mismas prestaciones que la competencia y hubo los que simplemente se adelantaron a su época, por lo que las personas no entendieron cuál sería su utilidad.

Dentro de los “productos fracaso” de Steve Jobs podemos ubicar al ordenador Apple LISA (1978). A pesar de que el hardware de la computadora sobresalía y era competitivo, resultaba muy costoso comparado con la competencia de la época, cuando IBM lideraba el mercado.

Otro ejemplo de producto fracaso de Jobs fue la familia de Asistente Personal Digital llamada MessagePad. Fue lanzada al mercado en 1993 y retirada cinco años después. La creación no estaba equivocada, cumplía con las funciones de todo PDA, pero estaba fuera de tiempo y no llegó a atrapar la atención de los clientes.

El último fracaso de Jobs fue un altavoz de alta fidelidad pensado para el iPod. Su nombre era iPod Hi-Fi y fue fabricado por la empresa especializada en audio Bose. Aunque el público tenía altas expectativas del accesorio, el sonido resultó no ser el mejor, además tenía un precio de 349 dólares, muy elevado.

No pensar en el negocio del iPhone en China (Década de los noventa). Steve Jobs fue un hombre de decisiones firmes y difícil convencimiento. Durante su dirección en Apple, miró con desdén la posibilidad de introducir los productos de la manzana en China. Años después, ya con Tim Cook al mando, el país oriental se convirtió en el segundo mercado más importante sobre el cual se concentra la firma californiana, solo después del estadounidense.

Sin embargo, seis años de negociaciones tuvieron que pasar para que Cook pudiera materializar esta idea, y finalmente, en 2013, la compañía de Cupertino logró introducir sus modelos de iPhone 5S y 5C gracias a un acuerdo con la compañía telefónica China Mobile, que cuenta con más de 760 millones de usuarios, lo que lo convierte en el mayor operador telefónico no

solo del país asiático sino del mundo.

Una de las últimas hazañas, en términos de ventas, de Apple en China se dio en 2015, luego del lanzamiento del iPhone 6S y 6S Plus, dispositivos que batieron el récord de ventas de Apple en un fin de semana: En las primeras seis horas ya se habían vendido 2 millones de móviles. Hoy es el quinto fabricante de dispositivos móviles en la región, con cerca de 10.8% de presencia.

Las pantallas grandes en los smartphones no tendrían éxito (2010). La capacidad inventiva de Jobs no está en duda, pero el cofundador de Apple sostuvo en repetidas ocasiones que las pantallas grandes (mayores de cuatro pulgadas) en los teléfonos inteligentes nunca iban a ser bien recibidas por los usuarios, pues preferirían tener un móvil con dimensiones reducidas que fuera de fácil portabilidad en los bolsillos.

En la única biografía autorizada por Steve Jobs (obra homónima), escrita por Walter Isaacson, el autor incluye declaraciones en las que Jobs afirma que los móviles que con dicha característica “saldrían (al mercado) muertos”, pues no serían fáciles de usar con una mano. Es preciso recordar que la primera generación del iPhone, lanzada en 2007, implementaba una pantalla capacitiva de 3.5 pulgadas, misma que se mantuvo con cada evolución del dispositivo hasta la creación del iPhone 5 (creció a 4 pulgadas).

En la actualidad, la mayoría de los móviles clasificados dentro de la gama alta (donde se ubica el iPhone) emplean pantallas de 5 pulgadas o mayores y son los preferidos por las personas, debido a sus prestaciones.

Desde que la empresa es liderada por Cook, el iPhone ha crecido su pantalla dos veces (2012 con el iPhone 5 y 2015 con las versiones Plus), llegando a un máximo de 5.5 pulgadas, y han conseguido millones de ventas. De acuerdo con la consultora IDC, Apple vendió 40.4 millones de iPhones en el primer semestre del año.

5 desarrollos geniales

1. Apple I (1976). Fue una las primeras computadoras personales y la primera en combinar un procesador que conectara un monitor con un teclado, lo cual fue realizado manualmente por Steve Wozniak y comercializado por Steve Jobs. Además de ser el primer producto presentado por Apple.

2. iMac (1998). Se caracterizó por integrar el monitor y el CPU en un mismo aparato. Llamó la atención debido a su estética y a sus exitosas campañas de publicidad.

3. iTunes y iPod (2001). En enero de 2001 se creó iTunes como un reproductor de medios y una tienda de contenidos con el objetivo de sincronizar, reproducir y organizar bibliotecas de música en el iPod, el reproductor de audio digital portátil, que fue presentado cuando Steve y otros miembros de Apple se percataron que el Macintosh estaba quedando fuera de la “revolución musical”. Estos aparatos revolucionaron la manera de almacenar música.

4. iPhone (2007). Apple creó la primera generación de teléfonos inteligentes en colaboración exclusiva con AT&T Mobility. Fueron los primeros dispositivos con pantalla táctil, además poseía altavoz, auricular, micrófono y cámara de 2 megapixeles con conectividad EDGE y Wi-Fi.

5. iPad (2010). Las tabletas se diseñaron para acceder a aplicaciones, como en un smartphone, pero con una pantalla más grande y un hardware más eficiente que facilitara la lectura y la navegación web.

“El mundo perdió a un futurista”

¿Qué opina del trabajo de Jobs en el desarrollo de tecnología?

Es una genialidad, rodeada de atributos múltiples, como la del manejo óptimo del tiempo. Eligió ser él mismo; por eso, su frase “¿Por qué enrolarse en la Marina cuando puedes ser un pirata?", con la que animó a su equipo.

Optó por ser diferente; actitud que dio sentido a su trabajo en Apple, más a partir de la famosa campaña publicitaria Think different, lanzada una vez que retomó el poder, en los años noventa.

¿Cuál fue el factor principal que hizo que las creaciones de Apple, lideradas por Jobs, tuvieran tanto éxito?

La simplicidad de uso, una cualidad complicada de alcanzar y, por lo mismo, inaplicable para otras compañías. Por eso decía: “El diseño no es solo cómo se ve o cómo se siente. Es cómo funciona”. También hay una conexión con los deseos del consumidor, que lo dispositivos fueran útiles, de ahí deriva la generación continua de productos nuevos.

¿Cuales consideras que fueron los errores de Jobs, dentro y fuera de Apple?

La computadora empresarial o de alta gama Lisa fue un error porque era demasiado cara, en comparación con los equipos similares de la competencia.

El PDA Apple Newton; el error fue porque dejó el mercado, floreciente en su momento, a la marca Palm.

Esos “errores” tuvieron efecto en las finanzas de Apple y Jobs lo reconoció: “A veces cuando innovas, cometes errores. Es mejor admitirlos rápidamente, y seguir adelante apostando por tus otras innovaciones”.

¿Qué huella ha dejado Jobs?

Su capacidad de trabajo; para él era un práctica cotidiana la máxima de Tomás Alva Edison: “Genius is 1% inspiration, 99% perspiration”. Para Steve Jobs la semana laboral comenzaba el domingo por la tarde. Ritmo de trabajo que permeó en toda Apple.

También destaca su capacidad de dirección, así fuera “un tipo irascible”, como indica su biógrafo Walter Isaacson: “su personalidad era muy intensa”. En el ámbito de la tecnología, debe subrayarse la generalización de los dispositivos móviles y la característica táctil.

Tras su muerte, ¿cuál es el principal elemento que perdió Apple y el mundo de la tecnología?

Apple perdió a su director mayor con visión del futuro. La tecnología perdió a un futurista. Antes de Jobs, Apple ya era una marca valiosa; ahora es la número uno del mundo.

Temas Relacionados
Steve Jobs Apple iphone
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios