La discreta última morada del narco

Un joven de 20 años la compró hace 31 meses a una pareja mexicana-americana; la vivienda tiene 190m2; costó un millón de pesos y se garantizaba sigilo

Marinos vigilan la propiedad que Joaquín El Chapo Guzmán Loera utilizó para refugiarse en compañía de un grupo de escoltas (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
Periodismo de investigación 13/01/2016 02:08 Silber Meza Actualizada 02:08

[email protected]

La vivienda donde se refugiaba Joaquín El Chapo Guzmán Loera mide 19 metros de largo por 10 de ancho (190 metros cuadrados) y fue vendida por un matrimonio compuesto por una mexicana de nacimiento y un mexicano por naturalización, a un hombre de 20 años, el 22 de mayo de 2013, por la cantidad de un millón 83 mil 252 pesos.

“El precio de esta operación es de $1’083,252.00 (un millón ochenta y tres mil doscientos cincuenta y dos pesos 00/100 moneda nacional), los cuales fueron cubiertos con anterioridad a esta fecha, respecto de la cual declaran los vendedores haber recibido de manos del comprador”, se asienta en el documento oficial.

La información que aquí se presenta fue solicitada y entregada en el Registro Público de la Propiedad del estado de Sinaloa, con sede en Los Mochis.

La escritura pública es la 14 mil 622 y el notario es el número 107 con residencia en Ahome, de nombre Roberto Pérez Jacobo.

EL UNIVERSAL cuenta con el documento oficial y el nombre completo de los participantes en la compra-venta del inmueble, pero por seguridad se decidió colocar solamente el primer nombre de pila y la inicial del primero de sus dos apellidos.

Soledad “O” y su esposo, el señor Charles “W”, vendieron, “libre de todo gravamen y sin ninguna limitación de dominio” al señor Remedios “H”, nacido en 1993. En la actualidad debe estar por cumplir 23 años.

“(El comprador), quien acepta para sí una finca urbana ubicada por el bulevar Jiquilpan esquina con calle Río Quelite número 1002 (mil dos), en el fraccionamiento Las Palmas de esta ciudad, compuesta de terreno y casa-habitación, identificada como el lote número 1 uno, de la manzana 15 quince, catastrada bajo la clave catastral MS-17- 015-001, con una superficie de 190.00 ciento noventa metros cuadrados (sic)”, se lee textual en la página tres del documento.

Por las dimensiones de la vivienda de dos pisos, pero sobre todo por la ubicación, la casa de Jiquilpan 1002 parece haber sido vendida a un precio bajo.

Políticos y deportistas, vecinos de Guzmán Loera. Cerca de esa zona hay centros comerciales y residen políticos como el secretario general de Gobierno de Sinaloa, Gerardo Vargas Landeros, la madre de Mario López Valdez Malova, gobernador de Sinaloa, y deportistas de renombre, como el varias veces campeón mundial de boxeo, Fernando Kochulito Montiel.

Las características de la morada son perfectas para un rápido y fácil acceso, pero también garantiza discreción.

El inmueble tiene pocas ventanas con cristales oscuros, protecciones grises que complican ver hacia el interior y portones eléctricos que garantizan la discreción a sus habitantes.

Una característica que seguramente fue tomada en cuenta por El Chapo Guzmán Loera fue su cercanía con el drenaje pluvial.

Túnel de escape, una prioridad. El túnel construido debajo de la vivienda es de 10 metros de fondo.

El drenaje pluvial de Los Mochis debe ser fácil de identificar porque la ciudad tiene trazos cuadriculados: buena parte de las calles y bulevares atraviesan la ciudad de una esquina a otra.

Entre los generales de las personas que participaron en la transacción se expone que Soledad “O” es de oficio educadora, casada, originaria de Los Mochis, Sinaloa, nacida en 1965; Charles “W” es mexicano por naturalización desde el año 2009, es mayor de edad, empleado, originario de Tennessee, Estados Unidos, y nacido en 1947; sobre Remedios “H” se expone que es un hombre mexicano, casado, mayor de edad, nacido en enero de 1993 y originario de Los Mochis, aunque con domicilio en Tecate, Baja California.

“Los comparecientes son personas aptas quienes manifestaron: a) Que se encuentran al corriente en el pago de los impuestos al fisco local y federal, sin acreditarlo, habiéndoseles hecho las advertencias de ley”, se observa en la escritura 14 mil 622.

Al final de la escritura pública de la propiedad se lee una leyenda escrita a mano, y que acaba de ser colocada para advertir que el inmueble se encuentra asegurado por el Ministerio Público Federal: “Aseguramiento decretado en fecha nueve de enero del año en curso, según oficio UEIDCS/CGC/97/2016, derivado de la Averiguación Previa: PGR/ SEIDO/UEIDCS/008/2016, de fecha 12 de enero del 2016, según inscripción 147 del libro 332 de la sección documentos generales de fecha 12 de enero del 2016 (sic)”.

La casa donde se ocultó el hombre más buscado del mundo junto con un grupo de escoltas comandado por Orso Iván Gastélum, alias El Cholo Iván, tenía en 2013, 190 metros cuadrados: cuatro recámaras, dos salas de entretenimiento, una cocina y comedor, una cochera para dos o tres automóviles, un cuarto de aseo y cinco baños.

De acuerdo con las medidas que se indican en el documento oficial: al norte mide 19 metros y colinda con el lote 2 de la misma manzana; al sur también mide 19 metros y colinda con el bulevar Jiquilpan; al oriente mide 10 metros y colinda con el lote número 37, y al poniente mide otros 10 metros y colinda con la calle Río Quelite.

Comentarios