Migración, el inframundo de la explotación sexual infantil

Paola Félix Díaz

La frontera norte de México dejó de ser la puerta de entrada al paraíso para convertirse en un profundo hoyo negro a través del cual cada año se pierde el rastro de miles de personas, inmigrantes indocumentados la mayoría de ellos, mujeres y menores de edad principalmente, que son capturados por bandas criminales para alimentar la poderosa pero ilegal industria de la esclavitud sexual a nivel mundial, que tiene a Estados Unidos como uno de sus principales mercados.
Doce naciones lideran el consumo de pornografía infantil en todo el mundo, respaldado en la actualidad por el fácil acceso a la tecnología y el creciente tráfico ilegal de personas, de acuerdo con investigaciones de corporaciones policiacas internacionales, investigaciones y estudios de la Organización de las Naciones Unidas, la Unesco y las ONG “Teléfono Arcoboleno”, y OUR Rescue, dedicadas al combate de la esclavitud de menores con fines de explotación sexual.
Se trata de Suiza, Alemania, Estados Unidos, México, Rusia, Reino Unido, Italia, Canadá, Francia, Japón, España y Países Bajos. Los grupos criminales de estos países que explotan a menores de edad con fines sexuales generan a su vez bastas ramificaciones con otros países, a través de los cuales se magnifican los contenidos ilegales, que cada vez se producen con un mayor nivel de depravación.
-Es el infierno.
Maltrato físico, abusos sexuales constantes, explotación emocional, terror psicológico, hambre, degradación.
Con esas palabras describe una sobreviviente de explotación sexual el horror que pasó una vez que fue capturada por bandas criminales, a su paso por México rumbo a Estados Unidos. Su sueño americano se frustró entre las redes criminales de la explotación sexual infantil.
Su vida fue llevada a lo más profundo de la depravación humana cuando apenas era una niña de 13 años. Su caso es el vivo ejemplo de la epidemia que se extiende por todo el mundo.

Estados Unidos, uno de los principales mercados 
Del otro lado de la línea fronteriza la situación es igual de grave.
Liliana fue extraída de su poblado en Centroamérica para ser llevada de manera clandestina hasta Nueva York, en donde sus captores la sometieron al comercio sexual. Diariamente, por más de cinco años fue obligada a mantener hasta 40 encuentros sexuales en los que era vejada y videograbada por sus victimarios.
En Calexico un mexicano intentó pasar hacia Estados Unidos con un menor de cinco años a quien ya tenía planeado vender a un norteamericano adicto a las relaciones sexuales con menores. Las autoridades migratorias, apoyadas por organizaciones de la sociedad civil impidieron el tránsito del traficante de menores y se logró rescatas a otras víctimas del mismo sujeto.
En Estados Unidos hay una corriente de legisladores y organizaciones sociales que consideran viable el levantamiento del muro fronterizo para que todo cruce de personas entre México y EU sea a través de puntos específico que permita la identificación y captura de traficantes de personas, especialmente de menores de edad que es la población más vulnerable.
La propia Secretaría de Seguridad Nacional reconoce el rol que juega Estados Unidos en el comercio sexual de menores. La ONU y la ONG italiana “Teléfono Arcoboleda”, identifican a los norteamericanos como los principales consumidores de pornografía infantil y contratantes del turismo sexual infantil.

70 mil migrantes desaparecidos: Figueroa 
Sin embargo, la problemática escala cada vez más a niveles insospechados.
Aún y cuando no existe evidencia plena, corporaciones policiacas de Estados Unidos y México tienen conocimiento de que la esclavitud de menores de edad también está vinculada al tráfico de órganos.
A finales de marzo pasado la organización OUR Rescue informó de la captura de dos haitianos involucrados en tráfico de órganos de infantes. Los menores no han sido identificados pero los delincuentes están vinculados al ilícito.
Rubén Figueroa, radicado en el sur de México, es un activista que se dedica a la minería de datos en Facebook para identificar a migrantes desaparecidos. Señala con toda contundencia:
“Las personas migrantes víctimas de secuestro no siempre terminan en libertad, en muchos de los casos se deja de saber de ellos, por lo que terminan siendo personas desaparecidas.
La organización que encabeza, The Mesoamerican Migrant Movement, estima que alrededor de 70,000 migrantes han desaparecido en la última década, y menos del 10% de esos casos fueron documentados.
De acuerdo con el Instituto Nacional de Migración (INM), 400,000 migrantes indocumentados de América Central intentan pasar por México cada año, pero desde finales del 2018 a la fecha, se ha generado un incremento considerable en el número de migrantes. Se estima que, al cierre del mes pasado, 100 mil migrantes principalmente de Honduras, El Salvador, Guatemala, Cuba, y Nicaragua cruzaron México rumbo a Estados Unidos para solicitar asilo, entre ellos una gran cantidad de menores de edad que viajan solos.
Lo grave de esta problemática mundial es el hecho de que la inmigración ilegal en México y en gran parte del mundo abre de par en par las puertas al tráfico ilícito de personas con fines de esclavitud sexual, principalmente, aunque en otros rubros las personas capturadas por “polleros” y tratantes” de blancas someten a sus víctimas a la prostitución, pornografía y trabajo forzado.

1.8 millones de niños bajo explotación sexual 
La Comisión Nacional de Derechos humanos, en un reporte oficial del año 2009, informó de un registro público de 21 mil 113 inmigrantes víctimas de secuestro. Tan sólo en el año 2010, diversas dependencias oficiales dieron cuenta de 11 mil 333 víctimas de las bandas criminales dedicadas al tráfico ilegal de personas.
La organización Internacional del Trabajo (OIT) estimó que, en el año 2000, alrededor de 1.2 millones de niños sujetos a las peores formas de trabajo infantil habían sido víctimas de trata.
La Unicef calcula que 1.8 millones de niños y niñas sufren explotación sexual en todo el mundo.
En México, Brasil, Colombia, Perú y Argentina los mayores demandantes de servicios sexuales por parte de menores de edad son personas provenientes de Estados Unidos, Canadá y Europa.
México y cuatro países de Sudamérica destacan a nivel mundial por la cantidad de niños víctimas de turismo sexual. La modalidad, reportan corporaciones policiacas de Cancún, Quintana Roo y Acapulco, Guerrero, es el ofrecimiento de menores a través de catálogos virtuales y Apps que simulan servicios diversos.
El abuso sexual de menores no es el principal delito que se comete en contra de este segmento población, ya que en la última década y como resultado del incremento en el acceso a la tecnología, ha aumentado el tráfico de contenido sexual explícito en el que son utilizado menores de edad, victimas de los traficantes de personas, entre otros.

Tecnología potencia abuso de menores 
Una joven centroamericana que cayó en manos de tratantes de personas reveló, una vez rescatada, que sus captores la obligaban a tener relaciones sexuales que eran videograbadas, contenido que luego era vendido a consumidores conectados a través de las redes sociales y por medio de direcciones específicas en la web.
Informes de agencias internacionales revelan que, en la llamada red oscura, que es una categoría de accesos a internet a través de encriptados más sofisticados, el 80 por ciento del contenido es pornografía infantil, incluido sexo con menores vía streaming.
En el año 2012 el FB desmanteló una red internacional de pederastas que intercambiaban material pornográfico en el que eran utilizados menores de edad. La ramificación abarcaba ciudades del sur de Estados Unidos y se extendía hasta Europa Central, pero tenía contactos y clientes específicos en más de 70 países.
A través de una cuenta en WhatsApp se logró dar con los agresores sexuales quienes consumían material de violaciones a menores. Uno de los involucrados, un Gerente de Hotel en Massachussets, Estados Unidos, fue condenado a 18 años de prisión.
Un caso similar ocurrió en Indonesia en donde un grupo de madres de familia logró infiltrarse en una red de depredadores sexuales conectados a través de Facebook, con usuarios en siete países.

Contenido altamente sensible 
Una mujer que logró tener acceso a la cuenta especial y al contenido gráfico y videográfico, se dijo asqueada de lo que observó, puesto que las víctimas de abuso sexual eran menores desde 9 meses a 12 años y algunos victimarios alardeaban de sus violaciones con sus sobrinas o hijos de vecinos.
En México se tiene conocimiento que bandas organizadas detectan a sus víctimas de entre las caravanas y por medio de diversos ofrecimientos e incluso la cooptación, logran “engancharlas” para cruzar la frontera, pero en realidad son secuestradas y vendidas a otros grupos, dentro y fuera del país, quienes las explotan sexualmente, principalmente a niñas y niños.
Una mujer que intervino en un foro organizado por la Cámara de Diputados y cuya identidad se reserva por cuestiones de seguridad, narró su experiencia, durante un foro en la Cámara de Diputados para analizar el tema de la explotación de mujeres.
“Tengo muchas compañeras que vivieron cosas diferentes, pero igual de horribles, algunas fueron detenidas por grupos delictivos cuando iban en búsqueda del sueño americano, las explotaban sexual y laboralmente.
"A otras las torturaban apagándoles los cigarros en el cuerpo, Nos trataban peor que a la basura, nos han pasado cosas tan vergonzantes, como ser grabadas para vender nuestras imágenes, hemos sido contagiadas de diversas enfermedades y algunas autoridades han sido cómplices porque fuimos llevadas a sus fiestas.

En EU: 10 mil menos sometidos a explotación sexual: Our Rescure
La ONG americana “Operación Ferrocarril Subterráneo”, señala que en Estados Unidos hay 17 mil 500 niños y niñas que fueron llevados ilegalmente a ese territorio con fines de comercio sexual.
Esta ONG trabaja ya con diversas autoridades del Gobierno Mexicano, en donde ha encontrado la apertura y disposición para atender la problemática y abatir el tráfico de menores con fines de explotación Sexual. A través del desarrollo de software especial y la capacitación especial a personal de migración y de seguridad, se implementarán operativos especial.
Diez mil menores de edad al año son sometidos al comercio sexual ilícito.
El año pasado el Departamento de Seguridad nacional realizó mil 500 arrestos de personas dedicadas al tráfico de personas y el 97 por ciento de ellas estaban dedicados al tráfico con fines de explotación sexual.
Diversos operativos e investigaciones en las que participaron agencias y dependencias policiacas de la Unión Americana dieron como resultado, tan sólo en el mes de diciembre pasado, la recuperación de 5 mil 121 menores llevados   de contrabando al vecino país del norte.
Información de Naciones Unidas indica que en México las ciudades con mayor incidencia en el tráfico de personas son: Tijuana y Mexicali, Baja California; Nogales, Sonora; Ciudad Juárez, Chihuahua; Acapulco, Guerrero, y Cancún, Quintana Roo. Además, Nuevo Laredo y Matamoros, Tamaulipas; Tapachula, Chiapas; Puerto Vallarta, Jalisco; y Los Cabos, Baja California Sur; así como el Distrito Federal, Tlaxcala, Veracruz y Oaxaca.
A pesar de la puesta en vigor de la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos, los resultados son mínimos, puesto que persiste un alto grado de corrupción interinstitucional.
Información oficial del Departamento de Seguridad nacional proporcionada a la embajada en México y a sus consulados, reporta que existe un alto grado de complicidad entre los diversos niveles de autoridades. Y si bien, existen reportes sobre una sensible baja en el número de casos atendidos por el delito de Trata de personas, esto se debe a que hay menos reportes por desconfianza de las víctimas hacia las autoridades del país, no por un combate eficaz del problema.
El departamento de Seguridad Interna de EU reconoció que en el año fiscal 2018 ha aumentado 54 por ciento la detención de niños extranjeros no acompañados.                
Pero hay algo más que preocupa:  la depravación con que actúan tales grupos, al grado de cometer actos sexuales enfermizos en contra de víctimas menores de edad.

Madres de migrantes desaparecidos ¿Dónde están?
En el año 2003 se llevó a cabo en Estados Unidos una de las más grandes redadas de traficantes de personas y proxenetas que arrojó la captura de 150 personas, lo que ese año sumo un total de 2 mil 700 personas detenidas que se dedicaban a la explotación sexual de menores, mayoritariamente inmigrantes indocumentados.
En ese operativo, encabezado por la División de Investigación Criminal del FBI y llevado a cabo en 70 Ciudades de la Unión americana, fueron rescatados 105 menores de edad que eran obligados a ejercer la prostitución
“Las niñas son captada para ejercer la prostitución”, describió un agente policiaco y explicó que en la mayoría de los casos las víctimas son atraídas bajo señuelos de conseguir un trabajo lícito y otro tipo de ofertas.
Una voz que literalmente pregona en el desierto para llamar la atención de las autoridades de todos los niveles de gobierno para que se ponga fin a la desaparición de personas y al secuestro de inmigrantes con fines de explotación sexual y trabajo forzado, es el colectivo 14 Caravana de Madres, el Movimiento Migrante, Migrante Mesoamericano y 14 Años de Marchas, quie lanza una consigna:
“Dónde están?”.
Somos las madres de las hijas desaparecidas. Madres de El Salvador, San Pedro Sula, Honduras y Nicaragua, que mantienen firme su lucha por encontrar sus hijos e hijas que camino a Estados Unidos desaparecieron y nunca más han sabido de ellos.
La organización Internacional del Trabajo señala que 40.3 millones de personas son sometidas a la trata de Personas, de las cuales 24.9 millones realizan trabajo forzado y 15.4 millones son sometidas al matrimonio forzado. De los 24.9 millones de personas que realizan trabajo forzado, 16 millones lo hacen en el sector privado en actividades domésticas, en la construcción y la agricultura.
Además, 4.8 millones de personas en todo el mundo están inmersos en la explotación sexual forzada, en donde el 99 por ciento de las víctimas son mujeres y niñas. Una de cada cuatro es menor de edad, 4 por ciento de ellas son explotadas en la región de América; 8 por ciento en África, 14 por ciento en Asia Central y 70 por ciento en la zona Asia Pacífico.
 

Guardando favorito...

Comentarios