OMS: afecta hepatitis C a 150 millones en todo el mundo

Es de las principales causas de cirrosis y cáncer de hígado, afirma; el 80% de los pacientes no presentan síntomas al contraer el virus
La especialista María Teresa Rizo señala que existen diferentes vías de contagio de hepatitis C, como haber recibido transfusiones de sangre antes de 1995, compartir jeringas, usar o haber usado drogas (ARCHIVO ELUNIVERSAL)
13/12/2016
02:14
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que uno de los padecimientos más comunes que afectan al hígado y se transmite vía sanguínea es la hepatitis C, enfermedad que hasta 150 millones de personas alrededor del mundo padece de manera crónica, además de que es una de las principales causas de cirrosis y cáncer.

María Teresa Rizo, ex presidenta de la Asociación Mexicana de Hepatología (AMH), afirmó que “la hepatitis C se contrae cuando sangre de una persona infectada entra en el organismo de una no infectada”.

La especialista explicó que existen diferentes vías de contagio, como “el haber recibido transfusiones de sangre antes de 1995, compartir jeringas, usar o haber usado drogas intravenosas, por procedimientos quirúrgicos con material no esterilizado o contaminado de manera accidental, entre los principales factores de riesgo”.

De acuerdo con Rizo Robles, 80% de los pacientes con hepatitis C no presentan síntomas y estos pueden aparecer hasta 20 años después de contraer el virus, en etapas avanzadas de la enfermedad; sin embargo, quienes llegan a presentar síntomas, son tan inespecíficos como cansancio, que pocas veces acuden al médico por esta situación, por lo que desconocen que padecen la enfermedad, lo cual retrasa el diagnóstico.

La doctora indicó que actualmente no existe vacuna para evitar el contagio de la hepatitis C, por ello se recomiendan medidas de prevención.

Por ejemplo se debe evitar compartir jeringas o cualquier material punzocortante, artículos personales como rastrillos, cepillos de dientes y cortaúñas.

En caso de realizarse tatuajes, piercings, manicure o pedicure, hacerlo en lugares con las medidas de sanidad necesarias.

Se deben utilizar preservativos al tener prácticas sexuales y evitar el contacto de sangre con las manos descubiertas.

“Aquellas personas que han sido sometidas a transfusiones sanguíneas, que usan o usaron drogas intravenosas, pacientes en hemodiálisis o con antecedentes de intervenciones quirúrgicas múltiples, hijos de madres portadoras de hepatitis C, que conviven con pacientes enfermos, deben realizarse la prueba para obtener un diagnóstico oportuno y así evitar complicaciones”, detalló.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS