Miguel Ángel Osorio Chong, discurso íntegro en gala por el centenario de EL UNIVERSAL

30/09/2016
00:36
-A +A
Texto íntegro

Muy buenas noches a todas, a todos.

 

Saludo con respeto, especialmente a don Francisco Ealy Ortiz, presidente Ejecutivo del Consejo de Administración de El Universal.

 

A la señora Perla Díaz de Ealy.

 

A Juan Francisco Ealy.

 

A los presidentes de las cámaras de Diputados y Senadores, y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

 

Al Secretario de la Defensa.

 

Al Secretario de Marina.

 

A la Procuradora General de la República.

 

Y a las y los integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

 

Al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

 

A la Gobernadora y gobernadores.

 

A titulares integrantes de órganos autónomos.

 

A los dirigentes de los diferentes partidos políticos.

 

A coordinadores de los grupos parlamentarios, así como a legisladoras y legisladores del Congreso de la Unión.

 

A los expresidentes de México.

 

A empresarias, empresarios, embajadores, representantes de organizaciones de la sociedad civil y artistas.

 

A los representantes de la iglesia.

 

Y por supuesto, a todas y a todos los que integran la gran familia de El Universal.

 

Como se lo expresó a Juan Francisco, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, tenía un gran deseo de estar aquí esta noche.

 

Pero como saben, se encuentra en Israel, para asistir a las exequias de Shimon Peres, un líder y promotor de la paz, reconocido a nivel mundial.

 

El Presidente me ha pedido ser el conducto para hacerles llegar, con respeto y afecto, una felicitación y un saludo a todas y a todos ustedes.

 

Les ha enviado también un mensaje que se proyectará en un momento más.

 

Pero antes de ello, hace 100 años, a unas cuantas calles de aquí, en la esquina de Madero y Motolinía, abrió sus puertas la primera redacción del periódico El Universal.

 

Con ella, con ello, nació una institución emblemática para el periodismo y fundamental para la libertad de expresión en México.

 

Con el paso del tiempo, muchas cosas han cambiado tanto dentro como fuera de nuestro país, a través de las páginas de El Universal se ha podido conocer, analizar y debatir cada uno de estos acontecimientos y transformaciones.

 

En sus páginas se ha visto reflejado el rostro de México, el rostro de un país que avanza, que progresa y que se democratiza.

 

El rostro de una sociedad plural, abierta y dinámica, con gran riqueza en ideas, culturas, forma de ser, de sentir y de pensar.

 

El rostro de un país que aspira a más, que trabaja y que se esmera, y que así, que así lo refleja todos los días.

 

Todo ello lo ha plasmado El Universal, todo lo que la sociedad mexicana ha forjado, construido y aportado a la historia del mundo, y por supuesto, el gran país que hoy somos.

 

Cada momento de nuestra historia, desde aquel primero de octubre de 1916, se ha visto retratado en los innumerables reportajes, artículos, fotografías y columnas de El Universal.

 

En cada alegría y cada tristeza; en cada triunfo y dificultad, el gran diario de México ha estado ahí, junto a las y los mexicanos para informarnos, y desde luego, para hacer conciencia sobre nuestra realidad.

 

Esa es la gran labor que ustedes realizan, la de un periodismo profesional que investiga, defiende la veracidad y construye ciudadanía; que se moderniza y está a la vanguardia para adaptarse a los nuevos tiempos.

 

Porque la labor periodística no solo es comunicar, sino también aportar, construir y transformar.

 

Y transformar con las mejores herramientas que tenemos en democracia, la participación, las acciones, el debate, y por supuesto con el ejercicio permanente de la libertad de expresión.

 

Porque es a través de la libre expresión como se puede dar voz a los disensos y facilitar los consensos.

 

Es así como se hace escuchar a la ciudadanía y se construye opinión pública, dando pie al debate de las ideas y a la generación de acuerdos en pluralidad.

 

Eso es justo lo que esta gran institución hace y ha hecho por México durante 100 años, contribuyendo como catalizador para contar con una sociedad cada vez más informada, y con ello, más participativa.

 

Una sociedad que señala lo que va por buen camino, lo que no, y lo que debe corregirse.

 

Una sociedad activa que exige, demanda y se organiza, y que es, hoy por hoy, una de las principales fortalezas de nuestro país.

 

En todo ello, El Universal ha sido un actor fundamental.

 

Por eso reitero, a nombre del Presidente Enrique Peña Nieto, la mayor felicitación a Juan Francisco Ealy Ortiz y a todo su equipo de colaboradores por este centenario de vida, seguros que habrá largo camino por delante.

 

Porque es gracias a su visión y liderazgo, que ante un escenario de cambio, competencia e innovación, El Universal se ha mantenido no solo vigente, sino como un referente del periodismo en México.

 

Que siga el buen trabajo, comprometido, oportuno y profesional en favor de nuestro país.

 

Que las páginas de El Universal sigan dando cabida a todas las expresiones y haciendo eco de las mejores causas.

 

Porque eso es lo que México necesita y este gobierno alienta: que ante los desafíos, todas las voces se escuchen; que en el proyecto de país, todas las voces cuenten; que la pluralidad siga siendo nuestra fortaleza para que a través del diálogo y la buena política, la que suma, la que propone, la que logre, la que logra, la que construye, sigamos haciendo de nuestro país, un país mejor en el futuro.

 

Enhorabuena por este primer siglo que celebra El Universal.

 

Enhorabuena por México, son grandes instituciones que hemos formado todas y todos los mexicanos.

 

Muchas gracias por su atención, y si me lo permiten, daremos paso al mensaje del señor Presidente Enrique Peña Nieto.

 

Muy buenas noches.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios