Lectores se solidarizan con las niñas Zavala

Mediante redes, personas de EU y Europa ofrecen ayuda; buscan en EL UNIVERSAL cómo contactar a la familia

El apoyo a la familia Zavala se hizo patente en los comentarios a la historia difundida en EL UNIVERSAL, a través de las redes sociales y por vía telefónica (ALEJANDRO ACOSTA. EL UNIVERSAL)
Nación 25/08/2016 02:30 Julián Sánchez - enviado Actualizada 10:55

[email protected]

Más de 200 personas de México, Estados Unidos y Europa han manifestado su interés por apoyar a la familia Zavala, que al inicio del ciclo escolar relata que no cuenta con los recursos para comprar los útiles escolares, uniformes y mochilas de sus dos hijas para que sigan cursando la primaria.

El lunes, EL UNIVERSAL dio a conocer la historia de Clara y Julio César Zavala, quienes son padres de ocho hijos y viven en una zona marginada de la colonia Esperanza, en la Ciudad de México, en condiciones de hacinamiento y de pobreza extrema, a lo cual hubo una reacción inmediata de lectores y de la comunidad de redes sociales de El Gran Diario de México que ofrecieron ayuda monetaria y en especie para las dos niñas que son quienes actualmente estudian.

Se trata de Teresa de Jesús, de 11 años, quien cursa el cuarto de primaria, y María Guadalupe, de siete años, de segundo grado. Ante la realidad de que los otros hijos tuvieron que dejar los estudios por falta de recursos económicos, personas que han expresado su solidaridad resaltan su deseo de que las dos niñas sigan y no padezcan la misma situación que sus hermanos.

Entre las personas que han manifestado interés se encuentran Diana Rodríguez, Jesica Guerrero, Ari de Anda, Klaw Rodríguez, Gustavo Fajardo Mejía, José Aldo Morales Leyva, Xiovanna Rogs, Paola Figueroa, Jonathan Rangel, Rita Curtis, César Valdivia, Ivette Cerva, Tere Morales y Magdalena Flores.

El apoyo se ofrece desde lugares como Bélgica, así como ciudades de Estados Unidos entre las que figuran Boston e Illinois, sin descartar diversas entidades del país.

Los ofrecimientos se han hecho vía telefónica a EL UNIVERSAL y a través de las redes sociales, como el de Zyan Ramos, quien escribió: “Me gustaría aportar un poco de ayuda, dicen que si toda la gente nos ayudamos se hace la diferencia. Niños que tienen las cosas no aprovechan las oportunidades y muchos de estos pequeños sólo buscan una oportunidad para salir adelante. ¿Dónde puedo apadrinar a un pequeño?”.

Algunos más como Ernesto Cervantes, Tony Jiménez y Johan Lp, solicitan la dirección o algún número telefónico para contactar a la familia Zavala y poder ayudar con la finalidad de que Teresa de Jesús y María Guadalupe puedan tener lo necesario para asistir a la escuela y que no dejen sus estudios.

A través de EL UNIVERSAL On Line en Facebook se ha escrito que las personas que quieran ayudar lo hagan a través de inbox, para continuar haciendo una lista de los interesados y entregarla a la familia Zavala.

La señora Clara ha señalado que requieren uniformes y útiles escolares, así como zapatos y ropa para las dos niñas. Además de apoyo para vivir en mejores condiciones ante la situación precaria en la que se encuentran, puesto que entre otras cosas, no tienen una cama adecuada para poder dormir.

En la historia publicada a propósito del regreso a clases, la señora contó que no ha dado la inscripción. “Me iban a hacer una carta poder donde me comprometo a pagar, porque el director de la escuela Gustavo Baz Prada sabe de mi situación y de cómo vivimos. Lo que nos hace falta son mochilas, útiles para mis hijas, yo no tuve el dinero para pagar la preparatoria de mis hijos.

“Lo que hacemos es comer blanquillos todos los días y estirar el dinero con las manualidades que yo hago y mi esposo vende. Además recogemos la lata y el pet en la basura para venderlo. Nos pagan siete pesos por cuatro kilos, y sólo alcanza para las tortillas”.

De quienes se han preocupado por esta familia, César Omar de León escribió en EL UNIVERSAL On Line de Facebook: ¿Quién fue el reportero que hizo esta investigación? Para contactar y ver si podemos enviarle algo para la escuela de los niños. Mínimo. Ellos no tienen la culpa de la mala planificación de los padres.

“No se vale quejarse de la ignorancia y criticarlos por ello, si no va de la mano con algo de ayuda a los niños. En vez de ser potenciales delincuentes y que esa historia siga repitiéndose, creo que podemos apoyarlos con algunas cosas: útiles, algo de ropa, zapatos... y ver si la escuela donde van tienen algún problema en recibirlos. Ayudaría mucho una bicicleta para su traslado o algún bono de transporte público, no se, muchas cosas”.

Leonor García, quien es otra lectora planteó ante las numerosas expresiones de solidaridad: “Yo sé que todos queremos ayudar, pero la mejor manera es proporcionándole un buen empleo al señor para que pueda mantener a su familia, porque tampoco es bueno que sólo extienda la mano y no luchen ellos mismos por salir adelante”.

Dragoorum Roq escribió: “Tengo papelería, plumones, colores y crayolas en muy buen estado. Podría enviarlas por mensajería a alguna parte donde ellos pudieran recogerlas”.

Entre las personas que ofrecen ayuda figura personal Recursos Humanos del Senado y de la Secretaría de Desarrollo Social de la Ciudad de México.

Comentarios