Mensaje del gobernador del estado de México, Eruviel Ávila Villegas

Carlos Mejía / EL UNIVERSAL
Nación 04/03/2016 17:41 Actualizada 17:52

Muy buenas tardes.

Quiero primeramente saludar con profundo afecto y gratitud a don Juan Francisco Ealy Ortiz, Presidente Ejecutivo y del Consejo de Administración de EL UNIVERSAL.

Y solicitarle, don Juan Francisco, sea el amable conducto para expresarle a doña Perla, a toda su familia, en nombre de mi familia, en nombre del Gobierno del estado de México, y estoy cierto de todos quienes le queremos, nuestro más sentido pésame por el lamentable fallecimiento de doña Livier Tejeda, que en paz descanse. Con todo nuestro cariño y respeto, don Juan Francisco.

Celebro el poder estar y compartir esta mesa con los presidentes con los Poderes de la Unión, el Legislativo y Judicial de nuestro país; con el señor secretario de Salud, con el representante de la Secretaría de Cultura del Gobierno de la República, con legisladoras, legisladores, con dirigentes de partidos políticos, con todas y con todos ustedes.

Hoy se reconoce por su trayectoria al doctor José Narro Robles con la medalla de un gran hombre, un hombre universal, don Félix Fulgencio Palavicini. Quiero reconocerle al doctor Narro toda vez que durante su periodo en la Máxima Casa de Estudios de nuestro país, colocó a la universidad de México, a nuestra universidad, como la mejor universidad mexicana en todos los ratings elaborados en el mundo.

Quiero reconocerle, como un universitario más, su labor apasionada en favor de nuestra Máxima Casa de Estudios, y hoy como secretario de Salud, que conoce los retos y se ha planteado ampliar la cobertura de servicios, mejorar la coordinación entre los sectores de salud, entre otros. Por eso celebro que hoy reciba el doctor Narro Robles este reconocimiento.

Quiero también expresarle a don Juan Francisco Ealy Ortiz, que es sinónimo de iniciativa, de esfuerzo, de gran poder de convocatoria, quien es un hombre de bien, que hace el bien siempre a nuestro país, por ser presidente de este Gran Diario de México durante 47 años. Muchas felicidades.

Felicidades por su labor, don Juan Francisco, porque además del ejercicio periodístico, usted siempre se ha involucrado con los temas sociales, culturales, de México y especialmente del Valle de México.

Ha impulsado programas y estudios como el de “Cómo Vamos Ciudad de México”, que es fundamental para la toma de decisiones y la definición de políticas públicas para este gran Valle de México. Al estado de México le ha sido muy útil este tipo de estudios.

Quiero también reconocerle, don Juan Francisco, porque la fundación que lleva su nombre promueve el debate y la formación periodística, y permanentemente está buscando la forma de apoyar al prójimo y de hacer el bien.

Reconocerle porque la Fundación Ealy Ortiz impulsa la educación, el ejercicio del periodismo, la cultura, la comunicación. La Fundación Ealy Ortiz hace uso de esa arma poderosa que Mandela refería, esa arma poderosa para transformar el mundo, que es precisamente la educación.

Y en este año, en el mes de septiembre, EL UNIVERSAL cumplirá 100 años de ser El Gran Diario de México. Dio voz a los postulados de la Revolución Mexicana y promovió la libertad de expresión. Con las mejores plumas en la historia del periodismo, ha narrado con objetividad los acontecimientos cotidianos y ha formado una opinión crítica y responsable en sus casi 100 años de vida.

A EL UNIVERSAL los mexicanos lo sentimos muy nuestro. A través de sus páginas se resume cada capítulo histórico del país desde hace 100 años. Ha sido fundamental en la historia de México, ha promovido el derecho a la libertad de expresión.

Desde 1926 organiza el Concurso Nacional de Oratoria que ha dado voz a grandes jóvenes de todas las épocas. En este concurso, en la edición de 1929 fue finalista el joven mexiquense Adolfo López Mateos, quien se convertiría en Presidente de la República en 1958. Cada principio sostenido en sus discursos, se convirtieron en doctrina y política como Presidente de la República.

Especialmente, don Juan Francisco, quiero expresarle en nombre del Gobierno del estado de México, y reconocerle, por haber tenido la iniciativa de presentar ante el honorable Congreso de la Unión, el Día Nacional de la Oratoria, haber propuesto la instauración de este día.

Y reconozco a los senadores y senadoras, diputadas y diputados, por haber apoyado esta iniciativa ciudadana y especialmente reconozco al diputado Tomás Torres Mercado, que en paz descanse, y a su familia, su participación tan importante.

Hoy precisamente celebramos este día, por primera vez, que simboliza la oportunidad de recordar que la palabra es el mejor instrumento para construir. Voltaire decía: podré no estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo.

Por ello creo en la libertad de expresión como uno de los valores fundamentales de las sociedades democráticas. La oratoria y el debate son martillo y cincel de todas las civilizaciones. Mediante su uso se han incendiado conciencias, edificado principios y vencido divisiones.

Los hombres de la Reforma, mediante su espada de sílabas y oraciones, derribaron a las aspiraciones monárquicas y conservadoras. En el debate de los constituyentes de 1917 se moldeó la justicia social en nuestro país. La palabra ha construido al país y le ha dado rostro al mundo.

Lamentablemente, muy lamentablemente, existen individuos que utilizan su voz en pleno siglo XXI para llamar a la intolerancia, a la violencia, a la discriminación. Pero esta voz no tendrá ningún eco ante las voluntades que se unen en el diálogo de una humanidad incluyente y pacifista.

La oratoria es factor de transformación social en la actualidad de nuestro país. El Pacto por México, instrumento de diálogo que derivó en la aprobación e implementación de reformas transformadoras que las diferentes fuerzas políticas, legisladoras y el presidente Peña Nieto, impulsaron.

Por eso hoy quiero agradecerle a la Fundación Ealy Ortiz y a los organizadores de El Concurso del Siglo de Oratoria, hayan considerado a Toluca, la capital del estado de México, para celebrar este gran foro de reflexión e ideas.

Y hoy formalmente don Juan Francisco Ealy Ortiz, a usted y a esta extraordinaria comunidad, les invitamos formalmente para que participen en Valle de Bravo, en Valle de Toluca, y podamos recibirles y atenderles como ustedes se lo merecen.

Que puedan disfrutar del estado de México, sus valles, sus volcanes, sus bosques, sus pirámides. Será un honor recibirles y ser sede de este gran concurso.

Una vez más, don Juan Francisco, muchas felicidades y gracias por ser un gran mexicano y un hombre que aporta mucho a esta sociedad.

Felicidades.

Temas Relacionados
Día Nacional de la Oratoria