Mensaje de Enrique Bustamante, director de la Fundación Ealy Ortiz A.C.

Discurso pronunciado durante la conmemoración del Día Nacional de la Oratoria

Carlos Mejía/ EL UNIVERSAL
Nación 04/03/2016 20:52 Actualizada 20:52

“La palabra lo puede todo.” James Joyce

Saludo con respeto y sincero agradecimiento a todos los miembros del Presidium por su presencia en este evento

De la misma forma lo hago con todas las personas que nos acompañan en esta histórica sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes y envío un saludo afectuoso a todos los enlaces vía internet, que se realizan desde las 32 entidades de nuestro país.

Señoras y señores:

Somos herederos directos de todo un siglo de tradición, trabajo y excelencia; producto de una larga historia que comenzó a escribirse en 1916 cuando nace el diario decano de la Ciudad de México. Hace ya 100 años…..

En este trayecto histórico diverso, cambiante y multifacético, y exactamente una década después del nacimiento de EL UNIVERSAL, sobresale una iniciativa que parte de un espacio, propio de la palabra escrita, para darle paso a la palabra hablada y así se gesta el nacimiento de un concurso de oratoria del que, al paso del tiempo, y por diversas razones, como la II Guerra Mundial o movimientos juveniles, vio interrumpido su desarrollo armónico, pero del que surgen nóveles promesas, quienes con talento, tenacidad y decisión, han escrito algunos de los capítulos más brillantes de la historia de México.

Permítanme hablar de este concurso en la llamada “época actual” .

En el año 2010, y con el propósito de entregar una aportación trascendente a las celebraciones del Bicentenario de la Independencia de México, y el Centenario de la Revolución, recibimos la instrucción del Licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz, Presidente Ejecutivo y del Consejo de Administración de EL UNIVERSAL, de retomar este histórico concurso, incorporando a su estructura tradicional, modelos de debate público, con el fundamento de incentivar, en cada uno de los participantes, habilidades de síntesis, razonamiento y capacidad de diálogo y réplica.

A la fecha, hemos realizado seis ediciones, y hoy, nuestro concurso evoluciona sin cesar y busca su propio y merecido lugar en el mundo de la oratoria y el debate público, sustentando la firme convicción de devolver a la expresión oral, el lugar de privilegio que debe poseer en nuestra sociedad, sobre todo en el ámbito educativo.

Pero quiero señalar puntualmente que a través de diversas actividades desde la Fundación Ealy Ortiz A. C., hemos podido plasmar el mandato de nuestro Presidente Ejecutivo, de convertir nuestro concurso en todo un movimiento cultural.

Hoy coordinamos 32 concursos estatales de forma conjunta con las autoridades locales.

Preparamos un libro que dará cuenta de la historia de nuestro concurso y recibirá las colaboraciones de diversos líderes que escriben sobre el valor de la palabra.

Hemos creado un espacio único para dar formación al más alto nivel a todas aquellas personas interesadas en mejorar sus habilidades retóricas al entregarles un taller avanzado de oratoria, por este espacio se han formado a más de 500 oradores en los 3 años que lo llevamos realizando.

También para potenciar aún más el liderazgo de cada uno de los jóvenes críticos y talentosos que se forman alrededor del concurso, a partir de esto hemos creado el Foro de la Reflexión y las Ideas.

Durante las seis primeras ediciones de nuestro certamen de oratoria, en esta nueva época, hemos tenido el privilegio de recorrer seis estados de la república mexicana y concursar en el marco de recintos majestuosos.

De igual manera, estos estados propician explorar sus riquezas naturales, recorrer sus tesoros arqueológicos, adentrarse de lleno en sus leyendas, fábulas y tradiciones; conocer sus lenguas originales; viajar a través de sus letras; deleitar sus sentidos de la mano de sus artistas, músicos, escultores, arquitectos y pintores; estimular su mente e imaginación a partir de las danzas y bailes regionales; experimentamos la gastronomía típica salpicada de condimentos, sabores, texturas, en platillos con sazones nuevos.

Propiciamos así, una modalidad de turismo cultural, de la cual nuestros jóvenes participantes son dignos embajadores y grandes promotores.

Es por ello que en el marco del Concurso Nacional de Oratoria, también hemos incorporado el Concurso de Fotografía Emblemática, que nos muestra a partir del lenguaje propio de las imágenes, espacios que reflejan a través de la lente y sensibilidad de los fotógrafos mexicanos, la grandeza, patrimonio, identidad, usos y costumbres de cada una de nuestras sedes.

Este año, por supuesto, no será la excepción gracias al generoso apoyo del gobierno del Estado de México, tendremos para nuestro Foro de Reflexión e Ideas, la oportunidad de visitar uno de los pueblos mágicos más bellos de nuestro país, me refiero a Valle de Bravo, y para el Gran Concurso Nacional de Oratoria, en la Ciudad de Toluca, otro de los teatros emblemáticos de la república mexicana, el Teatro Morelos, que además está recién remozado.

Y bueno como si todo este movimiento cultural que circunda a nuestro concurso fuera poco, hoy México celebra un Día Nacional de la Oratoria, como efeméride nacional.

Y permítanme concluir diciendo que no podríamos celebrar el Día Nacional de la Oratoria, si esta celebración la lleváramos a cabo sólo en la Ciudad de México.

Con profundo orgullo quiero compartir que este día, tal y como lo hicimos el año anterior, en cada una de las 32 capitales de nuestro territorio nacional, en las que trabajan 32 campeones estatales celebran este día con eventos que entregan, una voz que se alza al mundo para hacer énfasis del valor de un país en el que creen, al que admiran y quieren, ellos han transformado su palabra en acción y han hecho de la reflexión y la deliberación, herramientas eficaces para la convivencia armoniosa de nuestra sociedad.

Este día se convierte en un emblema de unidad nacional, sin distingo de ideologías o diferencias políticas, siempre animados por la necesidad de encontrar nuevos espacios de propuesta, rescate del entusiasmo, los valores, y la riqueza cultural de la juventud, en escenarios proactivos y pacíficos, en los que las ideas, el debate y el respeto a la palabra, sean una constante.

La oratoria es para todos. ¡México tiene la palabra!

Muchas gracias.

Temas Relacionados
Día Nacional de la Oratoria

Comentarios