La asunción de Graue, en Palacio de Medicina

Ex rectores acudirán a la ceremonia de toma de posesión. Se prevé la ratificación del secretario administrativo

Ubicado en la esquina de Brasil y Venezuela, el Palacio de la Escuela de Medicina será la sede de la toma de posesión de Enrique Graue Wiechers como nuevo rector de la UNAM (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Nación 16/11/2015 02:30 Natalia Gómez Quintero Actualizada 02:30
Guardando favorito...

[email protected]

Este martes se realizará en el Palacio de la Escuela de Medicina, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, la ceremonia en la que Enrique Luis Graue Wiechers asumirá su cargo como rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para el periodo 2015-2019.

La toma de posesión se realiza dentro de una sesión extraordinaria del Consejo Universitario (CU).

Tocará al actual secretario general Eduardo Bárzana instalar la sesión extraordinaria del Consejo, para dar paso inmediato a que René Millán Valenzuela, presidente en turno de la Junta de Gobierno, lea el acta de la sesión de ese órgano realizada el pasado 6 de noviembre y donde se designa a Graue como rector.

Será una ceremonia en el patio central del Palacio de Medicina, que ha sido adaptado para recibir aproximadamente a 700 personas.

Al rector, quien realizó estudios en la Escuela Nacional Preparatoria número 4 Vidal Castañeda y Nájera, lo acompañará su familia para dar testimonio de quien se convertirá en el rector número 34 en la historia moderna de la Universidad Nacional.

Acuden a la ceremonia también como testigos el rector saliente José Narro Robles, los integrantes del Consejo Universitario, la Junta de Gobierno, el Patronato y profesores eméritos.

Se prevé la presencia de los ex rectores Juan Ramón de la Fuente (1999-2007), Francisco Barnés de Castro (1997-1999), José Sarukhán (1989-1997), Octavio Rivero (1981-1984), Guillermo Soberón (1973-1981) y Pablo González Casanova (1970-1972).

En el orden del día del Consejo se toma la protesta al nuevo rector según lo señala la legislación universitaria: “¿Protesta usted solemnemente y bajo su palabra de honor cumplir con las obligaciones que como rector de la UNAM le impone la Ley Orgánica, el Estatuto Universitario y los reglamentos que de ella emanen, en el desempeño de su alto encargo, velará usted porque se respeten los derechos de la Universidad consagrados en dichos ordenamientos, así como por el constante progreso de nuestra institución, teniendo siempre en cuenta el bien de México, sus destinos en el orden de la cultura y los inmutables dictados del progreso social de la Humanidad?”.

Una vez tomada la protesta al rector se impone la venera, que es la insignia de oro que se coloca en el pecho.

La venera ha sido históricamente el signo de reconocimiento al peregrino que recorría el camino en tiempos cristianos o signo a caballeros de ciertas órdenes militares, por lo que al portante de la misma se le ofrecía ayuda en consideración de su esfuerzo y santificación, para sobrellevar las fatigas y el peligro.

El rector es considerado un peregrino que, apoyado en su valor y con la ayuda de su comunidad, deberá enfrentar las fatigas y riesgos, retos de una institución que se dedica a la noble tarea de la educación.

Graue Wiechers, el tercer médico de formación en asumir la Rectoría de manera consecutiva, dirigirá un mensaje no mayor a 20 minutos.

Madero y Juárez lo acompañarán. Concluida la ceremonia, integrantes de la comunidad universitaria se acercan a felicitar de propia mano al rector. Al término del evento de bienvenida a quien dirigirá los destinos de la Universidad en el Palacio de la Antigua Escuela de Medicina, Graue Wiechers se dirigirá a la Torre de Rectoría, en donde lo dejará su esposa Mercedes Hernández, también universitaria con quien lleva 40 años de casado y a quien considera su principal consejera.

“Nos hemos prometido que, si bien es cierto que el esfuerzo de la Rectoría es inmenso, mantendremos una unidad familiar (...) No me espanta el ritmo de la Rectoría, porque a lo largo de mi vida, entre consultas y la academia, he logrado preservar los espacios familiares”, dijo Graue en comentarios previos a su designación.

En Ciudad Universitaria, Enrique Luis Graue Wiechers se quedará a trabajar para continuar con la integración de su equipo de colaboradores. Se prevé que el rector designado ratifique en su puesto como secretario administrativo de la institución a Leopoldo Silva, quien desde enero de 2013 ocupa ese cargo. Además, David Cotero será su secretario particular.

El nuevo rector, que gusta en gran manera de la historia, y no sólo la de México, se ha llevado de su antiguo despacho, en la dirección de la Facultad de Medicina, al piso sexto de la Torre de Rectoría, donde su ubican sus nuevas oficinas, una pequeña reproducción de un busto de Francisco I. Madero y un retrato de Benito Juárez, considerado el único verdadero retrato del ex presidente.

Así también, lo acompañarán las fotografías de su hijos y nietos.

El nuevo rector, oftalmólogo por la UNAM de 64 años, empezó su vida académica en 1967 con su ingreso a la preparatoria de la UNAM, en la que conoció a su esposa.

Vivió la intensidad del movimiento de 1968 en el que fue parte del Comité de Lucha y para 1969 fue presidente de la Sociedad de Alumnos.

Nacido en el Distrito Federal, en una familia de ascendencia alemana de médicos oftalmólogos con una tradición que viene desde hace más de 100 años, ha tenido contacto cercano con instituciones de asistencia a los más necesitados como el Instituto de Oftalmología, la Fundación Conde de Valenciana y el Hospital de la Luz.

Temas Relacionados
Sucesión en la UNAM
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios