Suscríbete

Consideran retroceso reducir impuesto a refrescos

La llamada Alianza por la Salud Alimentaria dijo que la población más afectada será la infantil; acusan a diputados de privilegiar a la industria por encima de la infancia

Nación 20/10/2015 19:43 Ruth Rodríguez Actualizada 19:43

La Alianza por la Salud Alimentaria, que la integran diversas organizaciones civiles e investigadores en salud, calificó como un grave error y un retroceso para la salud de los niños el bajar el impuesto a los refrescos como lo proponen los diputados del PRI y del PAN.

Dijo que la población más afectada por esta reducción serán las niñas y niños pequeños, ya que las bebidas que tendrán un menor impuesto, son aquellas dirigidas a la infancia, como son las agüitas saborizadas y bebidas sabor fruta.

Para la Alianza, el PRI y PAN están privilegiando a la industria refresquera por encima de la salud de los niños mexicanos.

Alejandro Calvillo, dijo que las bebidas dirigidas al público infantil y producidas por Nestlé, Coca Cola, Danone y Pepsico, contienen una cantidad de azúcar cercana a los 5 gramos por 100 ml, en su presentación más común (botellita de 300 ml) por lo que al consumirlas, los niños ingieren hasta 15 gramos de azúcares añadidos (3 cucharadas cafeteras).

"Por lo que el impuesto con el que son gravadas, se reducirá a la mitad", advirtió.

Mientras que Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, afirmó que el consumo de bebidas azucaradas desde la infancia distorsiona la capacidad de disfrute de una dieta saludable, afecta el metabolismo y las funciones de la microbiota.

Además, comentó, el consumo de estas bebidas contribuye  a la obesidad, que deriva en enfermedades como hipertensión, cardiopatías, diabetes y tumores malignos.

En conferencia de prensa, Alejandro Calvillo, director de la agrupación El Poder del Consumidor, dijo: "los diputados y las diputadas se han aliado con la industria refresquera para bajar el impuesto atentando, en especial, contra la salud de los niños en México, en un país en que las y los niños tienen una de las más altas cifras de sobrepeso y obesidad en el mundo".

Se estima -comentó- que uno de cada tres niños mexicanos nacidos a partir del 2010 desarrollará diabetes en su vida y los diputados y diputadas están contribuyendo a ello.

Desde su análisis, los  legisladores están actuando a favor de las refresqueras y en contra de la salud de la población, especialmente de los niños pequeños.

Por su parte Alma Meneses, coordinadora de Legislación y Políticas Públicas, de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), afirmó que la reducción del impuesto hacen que estos productos se vuelvan más accesibles para niñas, niños y adolescentes, lo cual incentiva que los consuman de manera cotidiana.

"Recordemos que la garantía del derecho a la salud, implica que el Estado tome las medidas necesarias para evitar que terceros, (particulares o empresas) puedan atentar contra este derecho”, expuso.

Sobre este tema, Luis Manuel Encarnación, director de la Fundación Mídete señaló, “ayer durante la votación de la Miscelánea Fiscal, a pesar de que se presentaron aproximadamente diez reservas por parte de los Grupos Parlamentarios del PRD, MORENA y Movimiento Ciudadano en contra de la propuesta del PRI y del PAN de debilitar el impuesto a las bebidas azucaradas, no se pudo detener" esta acción lasciva y regresiva.

"El impuesto ha sido la política estrella del gobierno de la República y del Presidente Peña Nieto en el combate a la obesidad, con amplio reconocimiento de académicos, organizaciones y gobiernos en todo el mundo", recordó. Lamentablemente, dijo, esto no fue importante para el PRI y sus dirigentes al promover una propuesta que atenta contra la progresividad del derecho a la salud.

Temas Relacionados
impuesto Impuesto a refrescos

Comentarios