“PGR juega ‘Nintendo’ para demostrar lo imposible”

“Hoy parecería que quieren formular o reformular su imputación (la PGR). Tenemos derecho a probar en contrario, respecto de lo que se nos imputó, no de lo que a la mera hora se sacan de la manga”: Marco Antonio Del Toro, abogado de Javier Duarte
El abogado Marco Antonio del Toro acusó a la PGR de intentar modificar los hechos que imputó a su defendido en la audiencia inicial (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
25/07/2017
02:13
Diana Lastiri
-A +A

[email protected]

Fuera de los argumentos legales sobre la licitud de los datos de prueba presentados por la Procuraduría General de la República (PGR) en contra del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, su abogado Marco Antonio del Toro acusó a la dependencia de jugar al “Nintendo” para demostrar lo imposible.

El término fue utilizado por el abogado para referirse a la presentación con diapositivas utilizada por Alonso Israel Lira Salas, titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la PGR, para exponer cómo operaba el ex mandatario para vaciar las arcas del estado de Veracruz.

Del Toro Carazo argumentó durante la audiencia de vinculación a proceso en la causa penal número 96/2017 que se sigue contra Duarte de Ochoa, que la PGR intentó modificar los hechos que imputó a su defendido en la audiencia inicial, ante la imposibilidad de comprobar fehacientemente que la red que supuestamente lideraba el priísta desvió más de 38.5 millones de pesos.

“Los fiscales quisieron traer aquí un ‘Nintendo’ del que ahora no podemos defendernos, porque no lo presentaron en la primera audiencia”, dijo.

“Hoy parecería que quieren formular o reformular su imputación. Tenemos derecho a probar en contrario, respecto de lo que se nos imputó, no de lo que a la mera hora se sacan de la manga”, insistió Del Toro Carazo.

En seguida, con ayuda de mamparas, el equipo de abogados que integran la defensa del ex gobernador Duarte de Ochoa expuso las imprecisiones de la imputación formulada el lunes pasado durante la audiencia inicial, en la que aseguraron que sólo tenían documentado el desvío de 38.5 millones de pesos y que el resto de indicios sobre la distracción de recursos se basaba en las declaraciones de testigos como Alfonso Ortega López.

De igual modo, los abogados aprovecharon la presentación de Lira Salas para comparar las anotaciones y datos que ellos reunieron desde la formulación de la imputación con lo descrito por el propio titular de la SEIDO.

Ante ello, el fiscal Pedro Guevara, de la PGR, respondió que también la defensa jugó con el “Nintendo” del que se quejó y que sus argumentaciones sólo se basan en que no hay nada a nombre de Duarte de Ochoa ni nada que lo vincule directamente con las operaciones ilícitas referidas en la carpeta de investigación y quieren hacer elcaso pasar como un delito de peculado.

“Eso es tanto como insultar la inteligencia del pueblo de Veracruz, pretendiendo que se está ante un peculado y no delincuencia organizada, pese a la existencia de 82 datos de prueba que presentamos”.

La participación del equipo de defensa del ex mandatario veracruzano se limitó a contraargumentar sin mucho éxito la actuación de la PGR, debido a que se tenía prevista la comparecencia de Alfonso Ortega López, ex abogado de Duarte de Ochoa e identificado por la dependencia acusadora como uno de los prestanombres del ex priísta.

Ortega López no acudió a la audiencia, por lo que el juez le concedió 48 horas para justificar su falta, de lo contrario ordenará su arresto.

Mantente al día con el boletín de El Universal