Arquidiócesis: legalizar la marihuana no es la solución

Guerra contra el narco consume recursos económicos y vidas, dice; con la corrupción se solapa al crimen, critica en Desde la Fe
El cardenal Norberto Rivera y el nuncio apostólico de México, Franco Coppola, ayer en la Catedral Metropolitana (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
05/12/2016
02:08
Pedro Villa y Caña
-A +A

[email protected]

La Arquidiócesis de México manifestó que la legalización de la marihuana no es el remedio para acabar con el problema del narcotráfico y la drogadicción, debido a que esa propuesta no ofrece una solución a fondo, además de denunciar que este problema creció gracias a la complicidad de las altas esferas del poder.

En el editorial del semanario Desde la Fe, la Arquidiócesis aseguró que la propuesta para regular la Cannabis Sativa no resuelve ese problema, puesto que abriría un nuevo mercado legal a costa del consentimiento de las adicciones.

“La descomposición llega a niveles insospechados y los cauces políticos sólo muestran una cara mínima del problema, al insistir en que la legalización de la marihuana sería de las mejores soluciones, apaciguando a los demonios de la violencia para abrir un nuevo mercado legal de riqueza a costa del consentimiento de las adicciones”, dijo.

El semanario informó que el problema de la adicciones en el país no se hizo de la noche a la mañana, puesto que México, durante décadas llegó a consentir y ver, hasta de forma normal, el tráfico de drogas para satisfacer la demanda de un mercado externo.

“Las redes pudieron crecer al amparo de la corrupción y protección desde altas esferas del poder. Ahora, se presentan vías de solución como paliativos, más que como respuestas contundentes”, señaló.

El editorial manifestó que no existe una sola causa que lleve al consumo de las drogas, debido a que influyen muchos factores, “y desde el poder político, la corrupción y la protección del imperio del crimen parecen solapar su crecimiento”.

Consideró que la actual guerra contra el narcotráfico ha dejado efectos colaterales, los cuales comienzan a verse particularmente en México, “envuelto en esta batalla, consumiendo recursos económicos y sobretodo, vidas humanas”.

Agregó que los días 23 y 24 de noviembre, en Roma, el Pontificio Consejo para las Ciencias reunió a académicos, jueces y médicos para analizar los problemas y soluciones del narcotráfico. El Papa Francisco advirtió que ante este problema un desafío importante es “identificar el modo de controlar los circuitos de corrupción y las formas de blanqueo de dinero”.

El Pontífice consideró que se debe de trabajar por la plena y segura rehabilitación de las víctimas, para devolverles la dignidad que han perdido.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS