Tribunal colegiado decidirá el futuro del capo de Sinaloa

Nación 21/10/2016 02:23 Javier Garduño Actualizada 02:23
Guardando favorito...

[email protected]

Un tribunal colegiado será quien determine, en última instancia, sobre la extradición de Joaquín El Chapo Guzmán, ya que es poco probable que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atraiga el caso, subrayó Renato Sales Heredia, titular de la Comisión Nacional de Seguridad.

En conferencia informó que en su reclusión el capo goza de sus derechos fundamentales, sin recibir ningún maltrato y con salud estable.

“(Se encuentra) bien, tiene una presión de, a veces, 80-120, que ya quisiéramos muchos, 90-130 ocasionalmente, pero no pasa de ahí. Con frecuencia cardiaca normal, médicamente bien”, destacó.

Al insistirle sobre la extradición de Guzmán dijo que “eso depende de la determinación de la Suprema Corte. Lo más probable en nuestra opinión es que determine el tribunal colegiado.

“Es un avance muy importante la determinación del juez de distrito confirmando la resolución de la Secretaría de Relaciones Exteriores”, destacó en el marco de la Séptima Cumbre de Seguridad denominada La Seguridad y Defensa Nacionales, que se llevó a cabo en la Torre Mayor, en la Ciudad de México.

El comisionado prevé que en un tiempo aproximado de tres o cuatro meses, entre enero y febrero, El Chapo podría ser entregado a las autoridades estadounidenses, que lo requieren por diversos delitos vinculados al narcotráfico y delincuencia organizada.

En tanto, el ex subsecretario de Marina Conrado Aparicio Blanco aseguró que las Fuerzas Armadas se encuentran cansadas porque han tenido que hacer muchas tareas y se necesitaría dos o tres veces más personal en el Ejército y la Marina-Armada de México para hacerlo: “Se requiere, quizá, dos o tres veces de lo que son los efectivos actuales de nuestras Fuerzas Armadas. Es así”.

Al hablar sobre los temas que han llevado al empleo de las Fuerzas Armadas para funciones de seguridad pública afirmó que se debe al deterioro del sistema de seguridad pública que no tuvo capacidad de hacer frente al crimen organizado e invitó a reflexionar hasta dónde se ha llegado en los últimos 10 años para la construcción de un sistema nacional de seguridad desde que inició el combate al narco con el apoyo directo del Ejército y la Marina-Armada de México.

El senador Fernando Torres Gracíano reconoció que no había manera de que las autoridades de seguridad pública estatales y municipales pudieran enfrentar al crimen organizado, por lo que fue un acierto la participación de las Fuerzas Armadas.

“Ya no había manera de que la autoridad civil recuperara y le ganara la guerra al narcotráfico y la delincuencia organizada. Fue de ahí, creo que, con responsabilidad lo digo, fue un acierto que entraran las Fuerzas Armadas, no es su tarea principal la seguridad pública, lo tenemos claro”, subrayó el presidente de la Comisión de Defensa del Senado.

Torres Graciano indicó que de ser necesario actualizar el marco jurídico de las Fuerzas Armadas, lo deben hacer, pero encargó que sean éstas las que hagan las sugerencias de modificaciones que se pretendan.

“Me parece que sin duda, como legisladores, sería un error que nacieran las propuestas de un grupo parlamentario porque venimos de una carga política, no necesariamente somos conocedores de la vida interna de las Fuerzas Armadas.

“Me parece que si bien y sin eludir la responsabilidad de legislar tendríamos que empezar como coadyuvantes, que se convoque y sean las propias Fuerzas Armadas y especialistas los que pongan los temas sobre la mesa a legislar”, precisó.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios