19 | NOV | 2019
14
El Instituto Estatal de Educación Pública señala que las conductas de los miembros de la CNTE no pueden ser ejemplo para los niños; da su respaldo a los profesores que no quieran participar en las movilizaciones (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

IEEPO: casi 200 quejas contra líderes de la CNTE por amenazas

28/02/2016
04:00
Dennis A. García
-A +A
Los expedientes revelan hostigamiento a docentes para que apoyen acciones de la Sección 22; el titular del instituto asegura que no van a permitir transgresiones a la ley

[email protected]

El Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) tiene 198 expedientes en proceso de investigación en contra de los dirigentes de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), por amenazas y actos de intimidación a maestros que se niegan a participar en las movilizaciones.

En entrevista, Moisés Robles Cruz, director del IEEPO, enfatizó que no permitirán que los docentes que se oponen a la reforma educativa sigan presionando a la base y habrá consecuencias en contra de quienes actúen al margen de la ley.

Después de que EL UNIVERSAL dio a conocer que tres profesores de la CNTE tienen orden de aprehensión por usurpación de funciones dentro del IEEPO, Robles Cruz señaló que este tipo de conductas no se permitirán y se procederá por la vía penal y administrativa.

Es el caso, dijo, de los docentes Xóchitl Jazmín Ávila Morales, quien fuera Jefa de Departamento de Educación Preescolar; Carlos Sánchez Juárez, ex titular del Departamento de Escuelas Secundarias Técnicas, y Nicolás Daniel Rosas Ibáñez, ex jefe del área de Telesecundarias, quienes son buscados por la Fiscalía General de Oaxaca por usurpación de funciones, por seguir operando como si estuvieran en sus cargos, de los que fueron cesados en julio de 2015. “Éstas son conductas que no se admitirán en la institución”, expuso el titular del IEEPO.

Sobre los cargos que existen en contra de esos maestros, Robles Cruz dijo que “el instituto siempre es respetuoso de los procesos que llevan las instancias judiciales y las investigaciones de la fiscalía, nuestra obligación es aportar todos los elementos para que sea claro y preciso”.

Investigaciones. Explicó que existen docentes que quieren estar al frente de sus grupos pero que son hostigados para que cierren las escuelas y sigan participando en las movilizaciones del magisterio; sin embargo, no lo quieren hacer.

“Tenemos esos expedientes de maestros que se quejaron por acoso laboral, son aquellos que no quieren cerrar sus escuelas cuando hay marchas, quienes sí quisieron la evaluación. Los casos están en proceso de investigación”, reveló el funcionario estatal.

Señaló que los profesores que aceptan las leyes, ser evaluados y que prefieren estar frente al grupo que seguir participando en marchas, cuentan con todo el apoyo tanto del IEEPO como de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y del gobierno estatal.

“Al final del día esas conductas no pueden ser ejemplo para los niños, nadie puede llevarse papelería oficial, ni sellos, ni vehículos, mucho menos seguir ostentando un cargo; eso era antes, hoy no”, aclaró, en alusión a que los tres dirigentes que tienen órdenes de aprehensión en su contra, también tienen en su poder bienes del IEEPO.

Dijo que desde el 21 de julio de 2015, cuando surtió efecto el decreto con el que el gobierno recuperó la rectoría del IEEPO —antes bajo el control de la CNTE—, los tres maestros con orden de aprehensión debieron entender que no eran parte de la estructura.

“Se fueron a una resistencia, a una rebeldía, pero la ley es muy clara y eso no lo admite. También tenemos muchos casos de acoso laboral a profesores que han optado por el camino de la ley y la reforma educativa; queremos exhortar y dejar claro a la base que la nueva ruta está trazada”, agregó.

Información a la que tuvo acceso EL UNIVERSAL indica que la maestra Ávila Morales tenía asignados 292 bienes, entre ellos una camioneta Ford Ranger 2012 y un Ford Fiesta 2014, que presuntamente rentó para realizar viajes turísticos a Puerto Vallarta, Jalisco, y Acapulco, Guerrero.

Sánchez Juárez tenía 779 bienes asignados, como una Chevrolet Pick Up Luv 2005; un Volkswagen Sedan 2002 y dos camionetas Ford Ranger 2009 y 2012; mientras que Rosas Ibáñez tenía 434 bienes, entre ellos dos Ford Ranger XL 2006 y 2009 y un Ford Fiesta 2010.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios