Suscríbete

La Marina, de estreno

Nación 15/09/2015 01:06 Ariadna García Actualizada 02:07

Los integrantes de la Unidad de Infantería de Marina lucirán mañana nuevos uniformes, con mayor tecnología, no sólo para protegerse, sino para evitar su falsificación; incorporan tecnología totalmente mexicana, con base en modelos del extranjero

Hace poco más de dos años, la Secretaría de Marina Armada de México determinó la necesidad de un cambio en los uniformes que utiliza la Unidad de Infantería.Se dio a la tarea de investigar, con apoyo de organizaciones nacionales e internacionales, con el propósito de crear un uniforme con alta tecnología en su diseño, camuflaje y funcionalidad.

El resultado es un uniforme totalmente mexicano, cuya patente tiene la Secretaría de Marina, y que mañana en el Desfile Militar en el Zócalo capitalino, con motivo de las fiestas de Independencia de México, se mostrará en público por primera vez.

Se le denomina “Uniforme Transicional de Cuarta Generación” y, de acuerdo con las autoridades navales, es completamente infalsificable, con la aprobación de estándares internacionales de diseño, como las normas que tiene la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

“Hace dos años se inició un proceso de investigación, con apoyo de organizaciones nacionales e internacionales, y lo que hoy existe es una realidad: el nuevo uniforme transicional de Infantería de Marina.

“Este uniforme está concebido bajo las normas de estándares más altos que hay en el mundo en la industria militar”, explicó a EL UNIVERSAL el capitán de navío, Eduardo Maldonado Alvarado.

A la medida... y monitoreados

Para su diseño, detalló el mando de la Secretaría, se estudiaron al menos 80 uniformes existentes en todo el mundo, además de que se tomó en cuenta la fisonomía del marino mexicano.

Hay para hombres y mujeres, y se dividen en dos tipos de uniformes: el administrativo, que se utiliza únicamente en cuarteles, y el táctico, diseñado especialmente para las operaciones en campo.

Con la nueva tecnología, la Secretaría de Marina sabrá exactamente quién es el portador del uniforme y en dónde se encuentra.

“El uniforme mexicano incorpora los mejores estándares de calidad del camuflaje, pero también en condiciones de seguridad”, explicó Eduardo Maldonado.

Otra característica importante en esta nueva era de uniformes para la Secretaría de Marina es que contienen candados de seguridad para evitar su falsificación.

“Estos mecanismos de seguridad los hacen prácticamente inviolables, lo que nos permite tener confianza en que estos uniformes sean portados únicamente por personal naval. Las posibilidades de falsificación se reducen debido a los candados de seguridad”, dijo el mando.

De acuerdo con la dependencia, el costo del nuevo uniforme no requirió de alguna partida extraordinaria de su presupuesto, aunque no aclaró el costo total.

La cantidad de uniformes, expuso el capitán Maldonado, es suficiente para la Unidad de Infantería.

“La ventaja es que el personal de Marina podrá desarrollar sus funciones con  mayor seguridad. Además, estos uniformes son ergonómicos para el personal, lo que le da una mayor movilidad en las actividades operativas que realiza”, señaló.

El uniforme está hecho para ser utilizado lo mismo en un ambiente desértico que cálido o frío e incluso en el agua, toda vez que cuenta con un sistema de drenado.

El peso del uniforme táctico (utilizado en campo) con todos los aditamentos incluidos, llega a ser de tres kilogramos.

Camuflaje de clase mundial

El camuflaje de los uniformes fue diseñado en conjunto con Guy Cramer, director de Hypersealth, compañía responsable de elaborar más de 12 mil patrones de camuflaje en el mundo.

El capitán de navío Arnulfo González Mireles detalló que el camuflaje fue diseñado con base en micro y macro patrones, además de un algoritmo de profundidad tridimensional y alta efectividad en visión nocturna.

Expuso, además, que el color del mismo fue desarrollado con base en los diferentes ambientes que existen en el país y fue igualado a la clorofila, lo que permite engañar al ojo humano.

La coloración se llevó a cabo con ayuda del teniente coronel Tim O’Neal, considerado el padre del camuflaje digital.

“Permite retardar la detección, engañar al ojo humano en cuestión de segundos, y para seguridad un segundo cuenta mucho para el personal”, señaló.

González Mireles subrayó que el camuflaje fue mejorado hasta en un 50% con respecto al anterior uniforme.

“La ventaja es que permite al personal en operaciones tener tiempo para tomar una decisión, actuar conforme a la actividad que estén desarrollando e incrementar la seguridad”, destacó González Mireles.

Tela multiclima

Para el diseño, destacó la teniente de Navío Georgina Muñoz, se analizaron más de 80 uniformes de varias armadas del mundo. Con base en ello, se analizó el tipo de talla y de complexión que tienen las personas en la Secretaría de Marina Armada de México.

“El diseño es confortable, ergonómico y ligero, impermeable por diferentes escenarios en que el personal de infantería se desenvuelve”, presumió.

Asimismo, los aditamentos del uniforme como cartucheras, portaplaca y la pistolera cuentan con un diseño particular para que no puedan ser detectados.

En el caso del uniforme táctico, las bolsas tienen un mecanismo de cierre completamente silencioso. Además, el traje cuenta con un sistema de drenado para el caso de las operaciones anfibias, lo mismo que las botas.

Se tiene además un diseño específico para coderas, rodilleras y cierres para acceso a armas, así como para tener ventilación en el uniforme por medio de cierres laterales.

La tela, según exhibió la teniente de corbeta Denisse Ochoa, está fabricada en una composición 50% nylon y 50% algodón, lo que le permite ser durable y resistente a las operaciones en selva o jungla.

“La tela se adecua a todos los climas”, destacó la integrante de la Marina.

También se creó una chamarra multipropósito que es externa y cuenta con capucha, puños ajustables, abertura lateral con acceso al arma y una chamarra interna.

Comentarios