‘Frutos’ del nuevo modelo educativo,a largo plazo: EPN

Presenta 5 ejes de acción para transformar sistema nacional; llama a maestros y padres de familia a revolucionar el sector

El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, y el presidente Enrique Peña Nieto presentaron el nuevo modelo educativo (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
Nación 14/03/2017 02:07 Francisco Reséndiz Actualizada 10:04
Guardando favorito...

[email protected]

Al presentar el nuevo modelo educativo, el presidente Enrique Peña Nieto advirtió que no haber impulsado la transformación del sector “conociendo los problemas que persisten y la urgencia de resolverlos” habría sido irresponsable, vergonzoso e inmoral.

En el Patio de Honor de Palacio Nacional, acompañado por autoridades educativas, líderes empresariales, gobernadores de 20 entidades, maestros y estudiantes, el Presidente explicó los cinco ejes del nuevo modelo.

El primer punto, dijo, es que los niños “aprendan a aprender” en vez de memorizar; como segundo se pondrá a las escuelas al centro de la transformación, con recursos propios, infraestructura digna, plantillas de maestros completas y autonomía de gestión.

Un tercer elemento es que el nuevo modelo asegura la equidad y la inclusión, a fin de cerrar brechas de desigualdad, sin importar género, edad, origen social, región, condición económica o discapacidades.

El cuarto elemento destacado por el Presidente es que el nuevo modelo le da la más alta prioridad a la participación de todos los actores involucrados en la educación de los mexicanos —autoridades federales y estatales, maestros y familia—; mientras el quinto es que se fortalece la formación y el desarrollo profesional docente.

“Hoy México convoca a los maestros, a las autoridades educativas y a los padres de familia a emprender la revolución educativa más importante en casi un siglo”, dijo el Presidente.

Recordando los legados de Ignacio Manuel Altamirano, José Vasconcelos y Jaime Torres Bodet, exhortó a que cada quien asuma la parte que corresponde “en este momento histórico”.

“Como país tenemos grandes desafíos y rezagos educativos, hoy le decimos al mundo que hemos decidido enfrentarlos. No haber impulsado la transformación educativa, conociendo los problemas y la urgencia de resolverlos habría sido irresponsable, vergonzoso e inmoral”, dijo.

El Presidente enfatizó que es necesario aceptar que los frutos del cambio educativo en el país tomarán tiempo —pues trascenderán su gobierno y que en ello radica la importancia de no aplazar la implementación.

Sin embargo, señaló: “Mantener la educación sin cambios no era opción, no podíamos condenar a las niñas, a los niños y los jóvenes del siglo XXI”.

Afirmó que el nuevo modelo pone a México en la ruta correcta para tener mejores maestros, escuelas y contenidos educativos en beneficio de los mexicanos del hoy y del mañana y que con su lanzamiento se cierra la primera etapa de “este proceso de transformación. Ahora hacerlo realidad es responsabilidad de todos.

“Trabajando juntos garantizaremos una educación que fomente la libertad y aliente la creatividad, una formación para que vivamos en un ambiente de justicia y de paz, una enseñanza que forme ciudadanos comprometidos con la legalidad y el fortalecimiento democrático”, dijo.

Destacó que en la prueba PISA, realizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) los estudiantes mexicanos se ubicaban en los rangos más bajos de este grupo de naciones.

“Los más afectados por la falta de actualización educativa han sido nuestras niñas, nuestros niños y nuestros jóvenes, quienes no recibieron la formación que necesitaban para competir con éxito en la sociedad del conocimiento”, recordó.

Enfatizó que los docentes son actores relevantes para lograr la transformación educativa, pues son quienes educan, guían e inspiran a nuestras niñas, niños y jóvenes, pero que también este cambio requerirá “su compromiso inquebrantable”.

El titular de la SEP, Aurelio Nuño, dijo que ante el rezago era necesaria una revolución educativa que permitiera educar para la libertad y la creatividad, por lo que era necesario sumar las voces de todos y no a partir de la visión del gobierno federal.

Señaló que durante este evento se presentaron tres documentos: Los fines de la educación para el siglo XXI, en donde se explica qué mexicanos se quiere formar en este nuevo siglo; el documento del Nuevo Modelo Educativo y, el tercero, la ruta para la implementación del mismo.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios