Reportan liberación de hijo de 'El Chapo'

Aunque distintos medios dan cuenta de que Jesús Alfredo Guzmán fue soltado tras una negociación, ninguna autoridad oficial lo confirma

Alfredo Guzmán Loera, hijo del líder del 'Cártel de Sinaloa', fue detenido mientras festejaba un cumpleaños en el bar 'La Leche', de Puerto Vallarta, Jalisco, el lunes pasado, según versiones (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Nación 21/08/2016 03:10 Dennis García y Raúl Torres / Corresponsal Actualizada 14:29

[email protected]

Alfredo Guzmán Salazar, hijo del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, máximo líder del Cartel de Sinaloa, fue liberado por sus captores, según información difundida por medios como la agencia AFP y el semanario Río Doce, de Sinaloa.

No obstante, la información difundida, no ha sido confirmada por la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), por la Procuraduría General de la República (PGR) ni por el gobierno del estado de Jalisco.

El hijo de El Chapo Guzmán fue sustraído por un grupo armado la madrugada del pasado lunes en Puerto Vallarta, Jalisco, en el restaurante La Leche, junto con otras cinco personas, cuando se encontraba celebrando su cumpleaños de Iván Archivaldo.

El semanario Río Doce, de Sinaloa, publicó ayer que el hijo del capo sinaloense, así como los cinco hombres que estaban con él la madrugada en que fue secuestrado, habían sido liberados en aquella entidad sin que se precisara dónde y cómo.

Por su parte, la agencia AFP dio a conocer que la información le fue confirmada por un familiar que reside en Sinaloa y que pidió no ser identificado por motivos de seguridad.

“Estuvieron negociando todo este tiempo, pero ya están libres y están bien”, fueron sus palabras, según lo difundido por AFP, que además afirmó que algunos de los hombres capturados están en Sinaloa y que gozan de buena salud.

Según el fiscal de Jalisco, Eduardo Almaguer, quien se hizo cargo de las investigaciones hasta el pasado jueves, los indicios permitían presumir que el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) perpetró el secuestro del hijo de Guzmán Loera.

EL UNIVERSAL publicó en su edición del miércoles 17 de agosto que entre el grupo de personas que fueron privadas de su libertad en Puerto Vallarta también pudo haber estado Iván Archivaldo Guzmán Salazar. Un día después, Almaguer Ramírez no descartó esa posibilidad, pero dijo no tener elementos para confirmarla.

El jueves la Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), atrajo la investigación que inició la fiscalía jalisciense, por lo que los expedientes, evidencias, vehículos de las víctimas y teléfonos celulares encontrados en el restaurante La Leche fueron enviados a la instancia federal para que se continúe la indagatoria. Luego de que se difundiera la noticia del plagio, autoridades federales y su abogado, José Refugio Rodríguez, informaron que El Chapo tenía conocimiento del secuestro.

Desde entonces, las líneas de investigación apuntaban a una posible negociación entre el Cártel de Sinaloa y el grupo que se llevó a Guzmán Salazar y a las otras cinco personas.

Fuentes ministeriales explicaron que se podía tratar de un ajuste de cuentas entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y el grupo delictivo de Guzmán Loera, las dos organizaciones de narcotráfico más poderosas de México, debido a la disputa de plazas y zonas de trasiego de droga.

Autoridades de Estados Unidos, Ovidio, Alfredo e Iván aparecen en las fichas criminales del Departamento del Tesoro de ese país por sus operaciones al interior del Cártel de Sinaloa; en ellas se incluyen empresas utilizadas para el lavado de dinero con las que se prohíben transacciones financieras.

Tras difundirse el video de las cámaras de seguridad del restaurante, el fiscal de Jalisco precisó que poco antes de que irrumpiera el comando, un hombre que no ha podido ser identificado se separó del grupo de comensales y salió del establecimiento; se especuló que podría tratarse del propio Iván Archivaldo, quien estaría negociando la liberación de su hermano.

El viernes pasado, después de informar sobre la detención de Sergio Kurt Schmith, presunto operador del Cártel de Jalisco Nueva Generación, el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, señaló que esta captura no está relacionada con lo ocurrido con el hijo de Guzmán Loera, pero reveló que lo sucedido en el restaurante de Puerto Vallarta fue un secuestro.

“Es un secuestro en curso y no se puede proporcionar mayor información, no hay más datos en este momento”, señaló.

EL UNIVERSAL publicó en su edición de ayer que según un informe de la DEA, en un año el CJNG tuvo un crecimiento exponencial debido a una alianza con el Cártel de los Arellano Félix, lo que derivó en una confrontación abierta con el Cártel de Sinaloa en Baja California para controlar la ruta de paso a Estados Unidos por la llamada “perla” de la droga.

Comentarios