Necesario, rediseñar sistema fiscal mexicano: académicos

Juan Ramón de la Fuente advierte que hace falta un federalismo más justo; ven un problema en el esquema del gasto, lo que afecta en la transparencia

Como parte de las celebraciones por el Centenario de EL UNIVERSAL, se llevó a cabo el seminario Federalismo Constitucional Mexicano en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (FOTOS: ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL)
Nación 07/07/2016 03:50 ARIADNA GARCÍA Y LEONOR FLORES Actualizada 03:22

[email protected]

Para lograr una mejor recaudación de ingresos que lleve a controlar el gasto, es necesario rediseñar el sistema fiscal mexicano, el cual padece de discrecionalidad, coincidieron distintos académicos.

En el marco del Seminario Federalismo Constitucional Mexicano, Foro II: El Federalismo Hacendario, como parte de las celebraciones por el Centenario de EL UNIVERSAL, especialistas debatieron sobre el federalismo hacendario y concluyeron que existe un problema en el diseño del gasto en el país, que lleva a no tener transparencia y rendición de cuentas.

En instalaciones del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el ex secretario de Salud, Juan Ramón de la Fuente, quien participó en la inauguración del encuentro, opinó que el mayor problema es la discrecionalidad de la praxis en la política.

El también ex rector de la UNAM consideró que los gobiernos estatales hacen lo que quieren.

“Los gobiernos estatales hacen lo que se les da la gana y más con gobiernos permisivos. No hay normatividad, no hay obligatoriedad, con ligereza se toman las cosas”, señaló.

De la Fuente, quien es Coordinador del Consejo Editorial Consultivo de EL UNIVERSAL, expuso la necesidad de que México cuente con un federalismo más justo y transparente.

Se trata, resaltó en su exposición, de un tema de equilibrio entre los órdenes de gobierno, de que cada quien sepa lo que debe de hacer y todo ello en beneficio de la sociedad.

Fausto Hernández Trillo, investigador del CIDE, subrayó que uno de los principales problemas es que no se ha definido el quehacer exacto de cada uno de los órdenes de gobierno.

Un ejemplo de ello, expuso, es la multiplicidad de programas sociales que existen en los tres órdenes de gobierno y en los cuales no hay coordinación.

 

Al comparar a los estados como 32 “republiquitas”, dijo que solamente 14 serían viables financieramente.

“Pero hoy, considerando la situación de Campeche, Tabasco y Veracruz, por la baja del petróleo, este número se reduciría a 11”, apuntó.

La secretaria de Finanzas de Morelos, Adriana Flores, consideró necesario que los estados y los municipios tengan esquemas de recaudación, porque el problema de las entidades es su falta de liquidez.

Sugirió que “el esquema del IVA tiene que ser modificado, la tasa de 16% no es equitativa y revisar los esquemas de recaudación”.

El federalismo fiscal, señaló Enrique Cárdenas, director ejecutivo del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, supone una fortaleza constitucional local, porque separa poderes y sobre todo debe haber rendición de cuentas.

“Esto no existe en el país. Los gobernadores tienen control sobre sus Congresos; hay deuda que no se registra; se empeñan ingresos futuros para pagar pasivos”, dijo.

Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, quien expuso el tema de ingresos, explicó que el sistema financiero siempre se ha movido por inercias, lo que representa un problema.

“Necesitamos más diseño en el sistema fiscal. Se puede crear la ciudadanía económica, que es definir la relación de las personas con el gobierno en función de los impuestos que pagan y lo que reciben a cambio”, destacó.

Es necesario, exaltó, una mayor coordinación entre la Federación, los estados y municipios, para que el gasto pueda aprovecharse.

Cuestionaron también la centralización de servicios como la educación, salud e infraestructura, entre otros.

El reto que tiene México, consideró Manuel Alcocer Gamba, secretario de Planeación y Finanzas de Querétaro, es que los tres órdenes de gobierno se coordinen para los temas de recaudación.

Los ingresos petroleros, alertó, ya son historia y ello es algo que se debe tomar muy en cuenta.

Laura Sour Vargas, de la Universidad Anáhuac, llamó a considerar las actividades turísticas, como una manera de recaudación fiscal.

Temas Relacionados
El Universal 100 Años

Comentarios