Ofenden los salarios de funcionarios: Iglesia

Arquidiócesis califica este dispendio como un “cínico privilegio” para los servidores públicos que agrede a más de la mitad de la población en pobreza

Nación 18/04/2016 02:27 Astrid Rivera Actualizada 02:27

[email protected]

Los altos salarios de los funcionarios de los tres poderes de gobierno —federal y locales— son un “cínico privilegio” que ofende a más de la mitad de la población, afirmó la Arquidiócesis de México.

El editorial del semanario católico Desde la Fe, titulado Por los pobres se puede hacer más, indica que “la codicia de este sistema está condenando a muchos a destinos inciertos”, y que la mala política económica “lesiona a millones” de personas.

La publicación católica destaca que la sociedad mexicana sufre desigualdades y brechas entre los pobres y quienes concentran la riqueza.

“Y qué decir de los altos salarios reservados para los funcionarios de los tres poderes —federal o locales—. Sus emolumentos no representan la compensación por un servicio, y más bien son un cínico privilegio que ofende a más de la mitad de la población al ver reducida su capacidad de compra, o cuando más de siete millones de mexicanos, los más vulnerables y empobrecidos, sobreviven con mil pesos mensuales”, apuntó la Arquidiócesis.

Advirtió que “algo no anda bien” cuando pese a las inversiones y programas sociales, el país “está estancado y sigue creciendo el número de personas en pobreza y vulnerabilidad”.

Refirió cifras del Consejo Nacional para la Evaluación de las Políticas de Desarrollo Social (Coneval), las cuales señalan que en 2014 el número de personas en condiciones de pobreza creció 2 millones, al pasar de 53.3 millones a 55.3 millones.

“Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, en siete años, los programas de las últimas administraciones disminuyeron la pobreza en un tímido 1%, situando al país a la zaga latinoamericana para abatir el flagelo”.

El semanario destacó que aunado al tema económico, la corrupción “es otro de los flagelos que alarma a los mexicanos”; recordó que según la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en los últimos cinco años 97% de las denuncias por corrupción quedaron impunes.

“Parece que nos empeñamos en fortalecer la corrupción y el dispendio en lugar de atender lo que de verdad es importante para nuestro futuro”, subrayó.

Dijo que la inversión social que se realiza para garantizar el disfrute de los derechos fundamentales, parece “palidecer ante las millonarias, inmorales y obscenas cantidades entregadas a los partidos políticos y a los órganos electorales en estas elecciones 2016”.

Temas Relacionados
iglesia

Comentarios