25 | AGO | 2019
18
El PRI es el que tiene más deudas vigentes ante distintos bancos por 513 millones de pesos, a través de siete préstamos con los bancos Interacciones, Banorte y Afirme (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)

Partidos empeñan hasta prerrogativas

22/02/2016
03:00
Misael Zavala
-A +A
Piden créditos bancarios y ponen recursos públicos como garantía; deudas de seis fuerzas políticas suman casi mil 100 mdp

A los partidos políticos no les bastaron los millones de pesos que recibieron como prerrogativas para solventar sus campañas electorales y gastos ordinarios. Actualmente seis de los nueve institutos políticos con registro nacional mantienen vigentes deudas bancarias que ascienden a casi mil 100 millones de pesos.

A través del sistema de Transparencia del Instituto Nacional Electoral (INE), EL UNIVERSAL accedió a los contratos de préstamos firmados por PRI, PAN, PRD, Morena, MC y PVEM con instituciones bancarias. Algunos partidos han dejado como garantías las prerrogativas que reciben mes con mes, así como sus bienes inmuebles para poder acceder a créditos que en algunos casos podrán pagarse hasta 2019.

En suma, la deuda bancaria de los seis partidos es de mil 91 millones 166 mil 658 pesos.

Por su parte, los partidos Encuentro Social (PES) y Nueva Alianza (Panal) respondieron en la solicitud de información que nunca han adquirido préstamos bancarios. Mientras que el Partido del Trabajo (PT) omitió responder.

El partido con más deudas vigentes ante distintos bancos es el Revolucionario Institucional (PRI). Sus pasivos ascienden a 513 millones de pesos a través de siete préstamos con los bancos Interacciones, Banorte y Afirme.

Para obtener éstos, el partido ha dejado como garantía sus prerrogativas, es decir, los montos de dinero público a los que accede por medio del INE, que en 2015 ascendieron a mil 360 millones 270 mil 600 pesos y este año serán de mil siete millones 567 mil 871 pesos.

En abril de 2015, para solventar los costos de las campañas políticas, el entonces subsecretario de Finanzas del tricolor, Jesús Esteban Raygoza Lizárraga, pidió un préstamo a Banca Afirme por 125 millones de pesos. Semanas después, adquirieron otros préstamos con Banorte por 100 millones de pesos, y dos más con Banco Interacciones por 125 millones.

Sin embargo, en octubre y noviembre del año pasado, el ahora subsecretario de Finanzas del PRI, Florencio Valladares Zambrano, tuvo que firmar tres convenios modificatorios a los contratos de apertura de créditos que fueron aprobados para poder saldar sus cuentas. El primero lo hizo con Banca Afirme por 52 millones 83 mil 330 pesos a pagarse hasta el 10 de abril de 2017, y dos más el 11 de noviembre de 2015 con Banorte por las cantidades de 59 millones 999 mil 998 pesos y con Banco Interacciones por 52 millones 083 mil 330 pesos, ambos a pagarse hasta el 10 de abril de 2017.

El Partido Acción Nacional (PAN), dirigido por Ricardo Anaya, es el segundo más endeudado con un préstamo, adquirido el 22 de abril de 2015, con el Banco Interacciones por la cantidad de 342 millones de pesos.

El secretario de Finanzas de la dirigencia nacional, Carlos Olson San Vicente, firmó el contrato para financiar las campañas de la elección del 7 de junio de 2015, y tendrá que ser saldado el 30 de noviembre de 2017. Resalta que el banco no pidió garantía para otorgarles el crédito.

El 22 de mayo del año pasado, en medio de una serie de multas por irregularidades en la campaña, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) se vio obligado a adquirir un préstamo con el banco Multiva por la cantidad de 100 millones de pesos.

El documento del INE detalla que el Verde justificó lo siguiente: “El órgano de administración del partido determinó solicitar un crédito bancario, ya que con las multas impuestas no se podrá sufragar los gastos de la operación ordinaria y de campaña”.

El documento está firmado por el entonces vocero del Verde, Arturo Escobar y Vega, en el que no se dejaron garantías hipotecarias y tendrá que ser saldado en junio de 2019.

Por su parte, el PRD arrastra un préstamo adquirido desde 2014 que asciende a 60 millones de pesos, por el cual dejó sus prerrogativas como garantía.

Hasta diciembre de 2015, el sol azteca había saldado 30% de dicha deuda y aún restaban 42 millones de pesos. En 2015 el PRD recibió 870 millones 428 mil 940 pesos de prerrogativas, y este año recibirá 456 millones 622 mil 870 pesos.

Dentro de los partidos con menor acceso a prerrogativas está Movimiento Ciudadano (MC) que también paga una deuda de 45 millones de pesos con el Banco Interacciones, la cual tendrá que ser saldada en 2018. MC adquirió esa deuda para sus gastos ordinarios.

También en 2015, el partido naranja había accedido a un crédito por 20 millones de pesos dejando como garantía las escrituras del inmueble de la dirigencia nacional. No obstante, ese préstamo quedó saldado.

Finalmente, Morena, de Andrés Manuel López Obrador, a pesar de mantener un plan de austeridad, ha adquirido dos préstamos bancarios que suman 30 millones de pesos.

“El Comité Ejecutivo Nacional de Morena determinó solicitar un préstamo bancario ya que con los recursos otorgados no se podían sufragar los gastos de operación ordinaria y de campaña”, indica la explicación que dio al INE Martí Batres Guadarrama, en junio de 2015, cuando fungía como presidente nacional del partido.

Morena informó que no se le pidieron garantías hipotecarias para el contrato, pero omitió detallar la institución bancaria con la que se firmó el préstamo y la fecha en que quedaría saldado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios