Suscríbete

IEEPO considera que el examen marca un “antes y un después”

El sistema educativo estatal parece dar fin a las viejas prácticas sindicales

Moisés Robles Cruz, director del IEEPO, habló ayer con docentes que serán evaluados, en la Ciudad Administrativa (JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL)
Nación 28/11/2015 03:09 Dennis A. García, Enviado Actualizada 03:23

[email protected]

Oaxaca, Oax.—La evaluación docente va a marcar un antes y un después en Oaxaca, porque el estado recuperó la rectoría de la educación, comenta Moisés Robles Cruz, director del Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO), luego de afinar los últimos detalles de la logística, junto con autoridades de la entidad y de las fuerzas federales, para aplicar la prueba.

Para ello se necesita de la colaboración de los maestros, de aquellos que han entendido que un método que certifique sus conocimientos, y no por presiones sindicales, es la mejor forma para obtener beneficios.

Así lo entendió Fernanda, una joven que tiene poco de haber concluido sus estudios y ahora está dispuesta a ser examinada para estar frente a un grupo de niños.

“No fue fácil tomar esa decisión, hay temor de represalias por parte de la dirigencia de la Sección 22”, declara su primo.

Originaria de la capital de Oaxaca, Fernanda llega al albergue ubicado a unos pasos de Ciudad Administrativa, donde será evaluada.

Ella acata las recomendaciones de las autoridades: no llevar más de lo necesario, así que sólo lleva una pequeña mochila con sus cosas personales.

Así como Fernanda, otros 6 mil profesores, que fueron seleccionados por las autoridades de enseñanza federales, decidieron poner fin a las presiones magisteriales.

“No había un precedente de una evaluación, ahora bajo una norma general, con todo un protocolo de seguridad, confidencialidad y objetividad se le dará certeza a los docentes. Los maestros que se promuevan será por un examen y no por puntaje sindical”, enfatiza Robles Cruz.

Ciudad Administrativa es el sitio más blindado de Oaxaca. 10 mil agentes federales dispuso el gobierno para que, junto con la fuerza estatal, garanticen la seguridad de los mentores. Hay seis filtros de vigilancia antes de llegar al sitio.

Hay miedo. Los docentes no quieren hablar ante las cámaras; sin embargo, el secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Jorge Ruiz Martínez, dice que “el gobierno no está en el ánimo de confrontar a los maestros, pero no se permitirán las agresiones a elementos de la policías federal y estatal. La orden es detener a quienes cometan ilícitos”.

La instrucción es clara. Ante cualquier manifestación de los docentes disidentes que intenten boicotear la evaluación, la policía actuará de forma inmediata y pondrá a disposición de las autoridades correspondientes a quien intenten alterar el orden.

En el aeropuerto de Oaxaca hay tanquetas de la Policía Federal. El objetivo es disuadir cualquier intento de Rubén Núñez y demás dirigentes de impedir la evaluación. Ruíz Martínez deja en claro que no intentan confrontar a los disidentes, pero no se permitirá ningún acto fuera de la ley.

Moisés Robles comenta a EL UNIVERSAL que la mejor forma de garantizar la permanencia de los docentes es por medio de la evaluación. Pide a los que se oponen a que no gasten su energía en acciones que no correspondan a las de un profesor.

“Es un ejercicio sin precedentes en el que los maestros demostrarán su talento y regentarán su compromiso con la ley general de servicio profesional docente. A los que aún se resisten a la evaluación no tiene caso que gasten su energía, mi llamado es a que entiendan que el mejor proceso para garantizar la permanencia es a través del examen como lo marca la ley”, señala.

En el IEEPO llegan maestros para ser trasladados en autobús a Ciudad Administrativa. Se tapan el rostro ante las cámaras. Van en convoy custodiados por la Policía Federal.

Hoy, el sistema educativo estatal da fin a las viejas prácticas sindicales; al parecer quedan atrás las presiones de la dirigencia de la CNTE.

Comentarios