Crece presión para que EU respete pacto climático

Unión Europea y China prometen defender el Acuerdo de París; mandatario anunciará hoy su decisión sobre si su país permanece

Manifestantes protestaron en abril pasado, en Washington, contra la política ambiental del presidente Donald Trump (REUTERS)
Mundo 01/06/2017 03:45 Agencias Bruselas/Washington.— Actualizada 03:57
Guardando favorito...

Frente a la incertidumbre respecto a si Estados Unidos se mantendrá o se retirará del Acuerdo de París, la Unión Europea (UE) y China aumentaron ayer la presión, diciendo que defenderán el pacto climático.

El presidente estadounidense Donald Trump dijo anoche que anunciará hoy su decisión sobre el tema. Un abandono del pacto dejaría a la mayor economía del mundo junto a Siria y Nicaragua como los únicos países que no participan del acuerdo, que se vería muy afectado, dado que depende en gran medida del compromiso de los grandes contaminantes para reducir las emisiones de gases.

Vía Twitter, el mandatario dijo que dará a conocer su decisión a las 15:00 horas locales, en la Casa Blanca. Poco antes, había señalado que estaba “ escuchando la opinión de mucha gente que respalda ambas opciones”. El republicano se negó a apoyar el histórico acuerdo sobre cambio climático de París el sábado en una cumbre del G7 diciendo que necesitaba más tiempo para tomar una decisión. Luego tuiteó que haría un anuncio esta semana.

Fuentes enteradas del asunto dijeron a medios estadounidenses que Trump está trabajando los términos del retiro con un equipo que incluye al administrador de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, por su sigla en inglés), Scott Pruitt.

El acuerdo, firmado por 197 países y ratificado por 147 en 2015, tiene como objetivo limitar el calentamiento del planeta mediante la reducción de emisiones de dióxido de carbono y de otros gases por la quema de combustibles fósiles.

El gobierno estadounidense —entonces bajo el mando del ex presidente Barack Obama— se comprometió a reducir sus emisiones para el año 2025 en un rango de entre 26 y 28% con respecto a los niveles de 2005.

La decisión que debe tomar Trump es si Washington opta por un retiro formal que podría demorar tres años o abandona el tratado de Naciones Unidas sobre el que se basa el acuerdo, lo que sería una vía más rápida pero más extrema.

El mundo entero espera la decisión. Este viernes, la UE y China emitirán, durante una reunión en Bruselas, una declaración común frente a las vacilaciones de EU y así “confirmar sus compromisos respecto al acuerdo histórico” de París y “acelerar su cooperación para mejorar su puesta en marcha”, según un proyecto de declaración al que tuvo acceso la agencia AFP.

La UE y China “están determinadas a avanzar en las políticas y medidas” necesarias para la aplicación “concreta” de los compromisos tomados en el marco de ese pacto, subraya el documento. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, advirtió anoche en Berlín que el mencionado acuerdo “es un tratado internacional con obligaciones legales” y que “se necesitarían varios años si Estados Unidos decide salir”, según un tuit de su portavoz.

Ante las versiones que circulan desde la llegada de Trump a la presidencia estadounidense, el vicepresidente de la Comisión Europea encargado de Energía, Marcos Sefcovic, indicó que “Europa está dispuesta a liderar el movimiento”, ya que “no sería el fin de la humanidad” si Wa-
shington se retira.

“El mundo puede contar con Europa para conservar el liderazgo mundial en materia de clima. Juntos apoyaremos París, defenderemos París”, tuiteó por su parte el comisario de Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete.

“La reacción violenta y rápida de Estados Unidos en materia de política climática exige un liderazgo acentuado de todos los otros países”, consideró Li Shuo, de Greenpeace East Asia, en una conferencia ofrecida ayer junto con la ONG Climate Action Network (CAN). El tándem UE-China “tiene potencial para convertirse en el nuevo motor de la diplomacia climática internacional (...) y deben acelerar sus medidas a nivel interior” para dar ejemplo, agregó la representante de Greenpeace.

En Canadá, la ministra canadiense de Medio Ambiente, Catherine McKenna, pidió al gobierno estadounidense no abandonar el Acuerdo de París. “Estaremos en la mesa desempeñando nuestro papel porque creemos que es lo que hay que hacer y tiene sentido desde el punto de vista económico”, dijo McKenna, haciendo alusión a una “gran oportunidad económica” en el desarrollo y el despliegue de las “tecnologías limpias”.

El mundo de los negocios en EU se ha pronunciado mayoritariamente a favor de un mantenimiento en el Acuerdo de París y una docena de grandes grupos el gigante agroquímico DuPont, la petrolera ExxonMobil, Google, Intel o Microsoft, presionaron a Trump para que no deje de lado el convenio. Agencias

 

Temas Relacionados
Unión Europea acuerdo de París
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones