Israel llama a consulta al embajador de Estados Unidos

Netanyahu ordena expresar malestar israelí por resolución de ONU; advierte que no va a financiar programas de Naciones Unidas

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (segundo de der. a izq.) asistió ayer a su reunión semanal con su gabinete en Jerusalén (DAN BALILTY. REUTERS)
Mundo 26/12/2016 01:53 DPA Actualizada 01:53

Jerusalén.— Israel convocó ayer a los embajadores de todos los países que votaron en la ONU a favor de una resolución de condena a los asentamientos judíos en los territorios ocupados, incluyendo al diplomático de Estados Unidos, que se abstuvo en la votación, informó el Ministerio de Exteriores en Jerusalén.

En un principio, el Ministerio del Exterior no había convocado al embajador de EU, Dan Shapiro, pero después su nombre fue incluido en la lista de diplomáticos invitados a una charla personal con el director regional responsable de su área.

El primer ministro Benjamin Netanyahu dio instrucciones al Ministerio de Exteriores para que trasladara el malestar israelí a los embajadores, según el portal de noticias ynet. Además de la jefatura de Gobierno, Netanyahu ocupa varios puestos ministeriales, entre ellos el de Exteriores.

Durante un acto celebrado con motivo de la festividad judía de Janucá (fiesta de las luces), Netanyahu dijo el sábado que dio instrucciones al Ministerio de Exteriores para “revisar en el plazo de un mes las relaciones con la ONU”, precisó ynet.

Netanyahu subrayó que se cancelaron los pagos millonarios de fondos a cinco organizaciones de la ONU, “especialmente antiisraelíes”.

El jefe de Gobierno también encargó al Ministerio del Exterior la elaboración de un “plan de acción” contra la ONU y otras instituciones internacionales, que deberá presentarse en un plazo no mayor de un mes al gabinete de seguridad israelí.

El viernes, el Consejo de Seguridad instó a Israel a detener de inmediato y por completo la construcción de asentamientos en la Cisjordania ocupada y en la parte árabe de Jerusalén, por considerar que se trata de una violación del derecho internacional, que además supone un obstáculo a un acuerdo de paz en Medio Oriente.

La resolución fue aprobada gracias a que Estados Unidos se abstuvo y no la vetó. Netanyahu calificó el texto de “vergonzoso y antiisraelí”, al tiempo que declaró que su nación no cumplirá las demandas.

Criticó lo “absurdo” que resulta que la ONU y el gobierno saliente de Barack Obama “atropellen a Israel, la única democracia de Medio Oriente, mientras que en Siria se masacra a medio millón de personas, decenas de miles son asesinados en Sudán y toda la región está en llamas”.

El primer ministro israelí aseguró que, “sin duda alguna”, el gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, con quien siempre ha mantenido una tensa relación, estuvo detrás de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, y dijo esperar con alegría la cooperación de su administración con el futuro presidente de EU, Donald Trump.

El sábado, el republicano volvió a criticar la decisión de la administración Obama en la ONU y dijo que la resolución hace más difícil la paz.

“La gran derrota de Israel ayer [el viernes] en Naciones Unidas hará mucho más difícil negociar la paz. Muy mal, ¡pero pese a ello lo conseguiremos!”, tuiteó el magnate, quien había exigido que Estados Unidos vetara la resolución y, por tanto, la dejara sin efecto.

En tanto, el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, llamó ayer a Israel a reanudar las negociaciones de paz, suspendidas desde hace más de dos años.

Erekat dijo a la emisora del Ejército israelí que con su resolución, el Consejo de Seguridad de la ONU ha advertido a Israel que debe elegir entre continuar expandiendo los asentamientos ilegales o buscar una coexistencia con los palestinos.

También acusó al gobierno de Israel de “ceguera política” y lo invitó a “aprovechar la oportunidad para detener la violencia”.

Comentarios