12 | NOV | 2019
EFE/ ARCHIVO

Trump, de nuevo en líos por dichos sobre mujeres

08/10/2016
04:00
Víctor Sancho Corresponsal
-A +A
Revelan grabación con palabras vulgares por parte del magnate; el candidato republicano se disculpa por los comentarios hechos en 2005

Washington.— Dos días después de haber dicho que “nadie respeta a las mujeres más que yo”, el candidato presidencial republicano Donald Trump tuvo que capear un nuevo escándalo, al revelarse la grabación de una conversación que sostuvo en 2005 y en la que se vanagloriaba en lenguaje lascivo y libidinoso con el que trataba a las mujeres.

“Cuando eres una estrella, [las mujeres] te permiten hacer cualquier cosa”, “me moví hacia ella como si fuera una prostituta, pero no pude conseguirla. Y estaba casada” o “de repente la vi, y ahora tenía esos pechos falsos y todo —un cambio total de imagen—” son algunas de las frases que se escuchan en una conversación con el periodista Billy Bush hace 11 años y que afianzan las acusaciones de misoginia contra el magnate.

“Esto es horrible. No podemos permitir que este hombre se convierta en presidente”, tuiteó la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, sobre la grabación. En otro mensaje por la misma red social, afirmó que “las mujeres tenemos el poder de detenerlo [a Trump]”.

En un comunicado oficial, Trump se disculpó por si había ofendido a alguien, justificando que se trataba de una “conversación privada de hace muchos años”. Pero no dejó pasar la oportunidad de atacar a su rival: “Bill Clinton me dijo cosas peores en un campo de golf”, soltó el republicano, en lo que puede ser la anticipación de lo que quizá se podrá ver en el debate de mañana en St. Louis, en el que prometió atacar más duramente a su rival demócrata.

El presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Preibus, criticó los comentarios de Trump. “Ninguna mujer debería ser descrita nunca en esos términos o referida de esta manera. Jamás”, dijo. El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, dijo que se sintió “asqueado” por lo que escuchó en la grabación y canceló la asistencia al que iba a ser su primer acto conjunto de campaña con el magnate.

Gobierno atrae a indocumentados. No fue el único tema por el que Trump se vio envuelto ayer en polémica. El republicano atacó a la administración de Barack Obama por, en su opinión, permitir que inmigrantes indocumentados crucen impunemente o se queden más tiempo en Estados Unidos para poder votar por Hillary Clinton.

La acusación la realizó tras escuchar los comentarios de Art del Cueto, el vicepresidente del Consejo Nacional de Patrullas Fronterizas (el sindicato de oficiales de protección de la frontera estadounidense), que ha dado su apoyo formal al republicano. Según el funcionario, las autoridades habrían pedido permitir a los inmigrantes entrar de forma ilegal a Estados Unidos “para poder votar en las elecciones” del 8 noviembre.

“Es una historia enorme”, dijo Trump, a pesar de que el líder sindical no ofreció ninguna prueba para defender su exposición. “Están permitiendo que la gente penetre en el país en masa para que pasen y puedan votar”, resumió Trump, una medida que consideró “un escándalo” que, si él llega a ser presidente, acabará pronto: ya sea por la construcción del muro en la frontera con México o por la creación de una fuerza de deportación.

Bajo las declaraciones del líder del grupo de patrullas fronterizas habría una certeza: la administración Obama estaría retrasando la deportación de más de 56 mil centroamericanos. Tal y como informó The New York Times, esta situación, que no ha saltado a la opinión pública pese a que ya han pasado meses del inicio de su aplicación, se escuda en los recortes presupuestarios sufridos para estas tareas y la incomparecencia de los inmigrantes a sus juicios de deportación, lo que ha obligado a retrasarlos, en algunos casos, como mínimo hasta 2020.

Pero contrario a lo que dice Trump, los indocumentados no pueden votar ya que es un derecho reservado únicamente a ciudadanos estadounidenses y obtener la ciudadanía es un proceso muy tardado.

Es probable que los recientes escándalos del magnate formen parte del eje central del debate de mañana. La campaña, ya en su recta final y a un mes justo de las elecciones, está enfocada únicamente en el cara a cara del domingo. El jueves por la noche, Trump participó en un encuentro con votantes en New Hampshire en un evento de formato parecido al que se encontrará el domingo.

Su equipo dijo que era una primera prueba para ver qué tal se desenvolvía el candidato en ese ambiente, pero Trump negó estarse preparando para el debate. “Olvídense de preparación para el debate”, dijo, a pesar de que la falta de preparación fue uno de sus principales puntos débiles en el primer debate contra Clinton.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios