Lucha contra el zika en Florida se dificulta por lluvia

Se tenía contemplado realizar una fumigacion aérea, la cual fue cancelada debido al mal tiempo

(Foto: Archivo/AP)
Mundo 03/08/2016 12:26 EFE Actualizada 14:00

La fumigación aérea que debía comenzar hoy sobre las zonas de Miami y sus alrededores donde se concentran los primeros 15 casos de zika transmitido localmente en EU fue aplazada debido al mal tiempo, mientras crece la preocupación por los efectos que el brote puede tener en el turismo.

El alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, anunció en una declaración que las condiciones meteorológicas no permitieron que las aeronaves despegaran al alba como estaba previsto, pero anunció que se hará un nuevo intento esta noche o mañana.

Giménez había anunciado este martes su decisión de reforzar la lucha para erradicar el mosquito Aedes aegypti, transmisor del zika, mediante la fumigación aérea de un área de unos 26 kilómetros cuadrados a partir de este miércoles.

La pasada noche una fuerte tromba de agua, acompañada de rayos y truenos, cayó sobre Miami y hoy el día amaneció con tiempo revuelto e inestable, lo que dificulta las operaciones.

Las fumigaciones aéreas en principio van a durar cuatro semanas, según el alcalde del condado, y se combinan con fumigación sobre el terreno que se está realizando desde hace semanas.

La inmensa mayoría de los 15 casos de zika detectados hasta ahora en los condados de Miami-Dade y Broward se concentra en un área que comprende los barrios de Wynwood y Edgewater, en la parte norte de la zona urbana del centro de la ciudad de Miami.

Poblado de galerías de arte, tiendas y restaurantes, el primero de esos barrios es uno de los que están más de moda en la "Magic City", como se conoce a Miami.

Cada año visitan la ciudad y sus playas (Miami Beach) 15.5 millones de personas y su seguridad es de "alta prioridad" para la Oficina de Visitantes y Convenciones del Gran Miami (GMCVB, por su sigla en inglés), que ha difundido un comunicado para tranquilizar a los que estén preocupados por el zika.

"Hasta la fecha, no ha habido ninguna cancelación de grupos y convenciones MICE, ni hemos detectado ninguna ola de cancelaciones entre las reservas vacacionales", señala un texto enviado hoy a Efe desde el GMCVB.

La entidad destaca lo reducida que es la superficie donde el brote de zika de transmisión local está activo en comparación con la superficie total del condado de Miami-Dade: unos 2.5 kilómetros cuadrados frente a unos 6.215 kilómetros cuadrados.

"Miami tiene una contrastada experiencia en el control de las enfermedades transmitidas por mosquitos. Cualquier artículo aparecido en la prensa referente a la inefectividad de la lucha contra los mosquitos en Miami carece de fundamento", agrega.

El GMCVB alentó a los visitantes a utilizar repelente de mosquitos, "como se debe hacer siempre durante los meses de verano", y a consultar las recomendaciones de las autoridades sanitarias competentes en la materia.

"Viajar a Miami y sus playas sigue siendo seguro", aseveró el GMCVB en su página web.

En la misma línea, el alcalde de la ciudad de Miami, Tomás Regalado, señaló este martes durante una visita a Wynwood que el barrio es "el lugar más seguro" del sur de Florida, porque se está fumigando por tierra y por aire.

Sin embargo, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) de EE.UU. recomendaron este lunes a las embarazadas que no visiten los lugares del foco y a las que residen en esos sitios que extremen las medidas de precaución para no correr el riesgo de contagiarse un virus que puede causar microcefalia y enfermedades neurológicas a los hijos que están esperando.

El director de los CDC, Tom Frieden, considera más compleja de lo que se pensaba esa lucha, porque no descarta que esos "duros" mosquitos sean resistentes a los insecticidas habituales, algo imposible de comprobar de manera inmediata.

Además de las fumigaciones aéreas se fumiga en el terreno y se están tomando muestras de sangre a los vecinos de las zonas afectadas para determinar si padecen zika, enfermedad que puede ser asintomática.

A falta de una partida de mil 900 millones de dólares asignada por el Gobierno estadounidense para la lucha contra el zika, la cual está paralizada desde hace meses en el Congreso, actualmente en receso estival, los CDC han asignado 16 millones de dólares a más de 40 estados y territorios con el fin de desarrollar sistemas de recolección de datos que ayuden a combatir el virus.

Los fondos serán destinados en gran medida a mejorar y mantener los sistemas de recopilación de información para detectar de forma más rápida los casos de microcefalia -un grave defecto de nacimiento del cerebro- y otros efectos adversos causados por el zika.

jlcg

Comentarios