Refuerzo en Europa, tema de primera jornada de cumbre de la OTAN

La OTAN inicia mañana, viernes, una cumbre de dos días en la que los líderes aliados refrendarán medidas para reforzar la defensa en el flanco este de Europa

(Foto:Archivo/AP)
Mundo 07/07/2016 12:27 EFE Varsovia Actualizada 12:55

La OTAN inicia mañana, viernes, una cumbre de dos días en la que los líderes aliados refrendarán medidas para reforzar la defensa en el flanco este de Europa, mediante el despliegue de cuatro batallones en Polonia y los países bálticos, y en la que impulsarán mayor cooperación con la Unión Europea (UE).

 

"Esta cumbre demostrará unidad y fuerza de nuestra Alianza. Las decisiones que tomemos nos harán más fuertes y más preparados que nunca para defendernos", enfatizó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa junto al presidente polaco, Andrzej Duda, en víspera de la reunión.

 

La OTAN centrará las decisiones de la primera jornada en ratificar medidas ya consensuadas para fortalecer su presencia en el flanco este ante amenazas como la de Rusia. El presidente polaco destacó hoy en su intervención ante la prensa que con las decisiones que se tomarán en esta cumbre espera que no vuelva a haber "eslabones débiles en todo el territorio de la Alianza".

 

Los aliados acordarán formalmente desplegar cuatro "batallones multinacionales reforzados", sobre una base rotatoria, en Polonia, Estonia, Letonia y Lituania -cuyos primeros elementos de unos 4.000 efectivos se situarán a principios del año próximo, según fuentes aliadas-, y además impulsarán una brigada marco multinacional en Rumanía.

 

Igualmente, se comprometerán a mejorar su estrategia frente a las amenazas híbridas y cibernéticas y declararán la capacidad operacional inicial de su defensa de misiles balísticos, para contrarrestar posibles ataques procedentes de fuera del área euro-atlántica.

 

El mando y control de los elementos de ese sistema, principalmente estadounidenses, pasará a la OTAN cuando perciba una amenaza. "La decisión de reforzar la presencia extranjera de la OTAN con cuatro batallones reforzados (en el este de Europa) envía una señal muy clara de que la OTAN está dispuesta a defender cada parte de nuestro territorio", resaltó Stoltenberg.

 

El refuerzo aliado en el este de Europa responde al comportamiento "más autoritario" de Rusia, según la Alianza, que tras su adhesión de la península de Crimea y su papel en la crisis ucraniana decidió suspender su cooperación práctica con Moscú pero no así el diálogo político.

 

La próxima edición de ese diálogo, a nivel de embajadores en el formato del Consejo OTAN-Rusia, tendrá lugar pocos días después de la cumbre, el 13 de julio en Bruselas. Los líderes aliados abordarán precisamente las relaciones con Rusia en la cena de trabajo que mantendrán mañana.

 

El otro resultado principal que se espera en esta primera jornada de cumbre es que la OTAN firme una declaración con los presidentes del Consejo y la Comisión europeos, Donald Tusk y Jean-Claude Juncker, para colaborar más en seguridad marítima, desarrollo de instituciones de defensa en países terceros y ante amenazas híbridas y cibernéticas.

 

En paralelo a la cumbre, Tusk y Juncker tienen previsto reunirse con el presidente estadounidense, Barack Obama, para abordar asuntos como la decisión del Reino Unido de salir de la UE.
En opinión de Stoltenberg, este acontecimiento "cambiará la relación del Reino Unido con la UE pero no su posición en la OTAN".

 

"Seguirá siendo un aliado fuerte y comprometido, (el primer ministro británico, David) Cameron claramente así lo ha dicho", apuntó, a la vez que consideró que el "brexit" no influirá "de ninguna manera" en la participación de Londres en la cumbre aliada.

 

Los aliados también tienen previsto confirmar que han implementado el plan de acción acordado en su anterior cumbre, celebrada en Gales (Reino Unido) en 2014, que incluía el refuerzo de la fuerza de reacción rápida aliada, una unidad de muy alta disposición -cuyo componente terrestre lidera España- y ocho nuevos pequeños puestos de mando.

 

Asimismo, reconfirmarán el objetivo de invertir el 2 % de su PIB en defensa, un ámbito en el que prácticamente se han paralizado los recortes. Los aliados abordarán el sábado, en la última jornada de la cumbre, los desafíos en su frontera sur y cómo "proyectar estabilidad" en países de la región afectados por la violencia de grupos terroristas como el Estado Islámico.

 

erp

Comentarios