J. Jaime Hernández. Agenda Washington

El doble anverso de la moneda asomaba hoy en la realidad informativa de Estados Unidos

Mundo 05/10/2015 09:58 J. Jaime Hernández / Corresponsal Washington Actualizada 09:58
Guardando favorito...

El doble anverso de la moneda asomaba hoy en la realidad informativa de Estados Unidos y en ese lento pero seguro avance de la agenda que marcará el legado histórico del presidente, Barack Obama.

De un lado, la naturaleza volvía hoy a dejar en evidencia los estragos de ese calentamiento global que muchos siguen insistiendo en rechazar. En Carolina del Sur y otros estados como Georgia, las inundaciones que han llegado impulsadas por el paso del huracán Joaquín, han dejado un saldo de seis muertos, miles de desplazados, carreteras inundadas y niveles de precipitación no vistos en muchos años.

De otro lado, la administración de Barack Obama celebraba hoy la culminación exitosa del Acuerdo Transpacífico (del cual México forma parte junto con EU y otras 10 naciones) tras un tortuoso proceso de negociaciones de casi 8 años. El éxito del acuerdo, que vinculará a este bloque de países a un mercado que representa el 40% del total mundial, ha sido saludado desde primera hora de este lunes por el presidente Obama:

“Cuando más del 95 por ciento de nuestros clientes potenciales viven fuera de nuestras fronteras, no podemos permitir que países como China escriben las reglas de la economía global. Nosotros debemos escribir esas reglas, promover la apertura de nuevos mercados a los productos estadounidenses, mientras pugnamos por el establecimiento de altos estándares para la protección de los trabajadores y la preservación de nuestro medio ambiente”, aseguró este lunes el presidente Obama.

Convertido en uno de los más importantes asuntos de su agenda, el Acuerdo Transpacífico (TPP) y el Pacto Trasatlántico de Comercio e Inversiones o Tratado de Libre Comercio con Europa (TTIP por sus siglas en inglés) se convirtió en la gran apuesta de Obama para buscar un nuevo equilibrio internacional y para generar los puestos de trabajo que le permitan salir de ese ambiente de recesión que heredó en 2008.

El miedo a China, un poder emergente que ha comenzado a comerle el terreno; la crisis de los organismos multilaterales que regulan y arbitran las recurrentes del comercio internacional, y el surgimiento de un mundo multipolar en el ámbito comercial, han obligado a Estados Unidos a buscar reforzar sus históricos lazos con Asia yEuropa.

Además, para nadie es un secreto que el poder del siglo XXI se va a decidir en el Pacífico.

Junto con EU y México, el bloque de países que conforman el TPP (Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam) consolidaban así esa plataforma que les permitirá unir fuerzas y, al mismo tiempo, poner un pie en esa zona del mundo que se ha convertido en una de las prósperas y dinámicas.

Precisamente, la intención del acuerdo es que las economías de EU y del hemisferio se integren y proyecten hacia Asia. Y, con ello, generen mayores oportunidades para las exportaciones y para la creación de empleo en toda la región.

No obstante esta promesa, que para muchos evoca las promesas que se hicieron hace 20 años cuando se firmó el Tratado de Libre Comercio (TLCAN), la firma del TPP ha generado temores entre quienes consideran que esta alianza volverá a crear un pelotón de vencedores y otro de perdedores.

A partir de ahora, el Congreso de EU deberá dirimir los alcances de este acuerdo para decidir su ratificación. Con ello en mente el presidente Obama, instó hoy a los miembros del Congreso a no perder la oportunidad de respaldar un acuerdo que, desde su punto de vista, representa la mejor apuesta para sacar definitivamente a EU de la larga etapa de recesión que dejó atrás su parte más severa en la primavera del 2010.

“Una vez que los negociadores hayan ultimado el texto de esta asociación, el Congreso y el pueblo estadounidense tendrán meses para leer cada palabra antes de firmarlo. Espero con interés trabajar con los legisladores de ambos partidos para conseguir que este acuerdo llegue lo más pronto a mi escritorio (para su firma)”, aseguró Obama al celebrar el que seguramente sería un logro más que se suma a su legado histórico como presidente e EU.

 

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios