Hungría reprime protesta de migrantes

Mundo 17/09/2015 03:07 Actualizada 03:08
Guardando favorito...

"La Policía ha disparado gases lacrimógenos y cañones de agua contra refugiados que están exigiendo la entrada al país desde Serbia", informó la dependencia.

Guardando favorito...

La represión surgió luego de que un grupo de migrantes intentó cruzar por la fuerza la valla de seguridad, lanzando piedras, botellas y palos contra los agentes que fueron desplegados.

Guardando favorito...

Los elementos se vieron obligados a disparar cañones de agua y bombas de gases lacrimógenos ante la violencia perpetrada por los refugiados, enojados por la imposibilidad de ingresar, destacaron agentes.

Guardando favorito...

"La multitud en el lado serbio se convirtió en agresiva y lanzó piedras, botellas y palos a la policía en el lado húngaro y cruzó la barrera en la frontera", destacó la declaración oficial de la Policía húngara.

Guardando favorito...

Desde ayer entraron en vigor las nuevas leyes para controlar la migración a Hungría y por ello se desplegaron policías y militares a lo largo de los 175 kilómetros del muro de alambre que separa a Hungría de Serbia, donde miles de migrantes están varados.

Guardando favorito...

En las últimas 24 horas, la Policía húngara ha detenido a 367 personas que cruzaron ilegalmente la frontera de Hungría.

Guardando favorito...

Budapest. —La policía antimotines lanzó agua y gas lacrimógeno el miércoles a inmigrantes que intentaban cruzar un paso fronterizo hacia la Unión Europea (UE) cerrado por Hungría, mientras refugiados en otros lugares de los Balcanes buscaban nuevas rutas de ingreso.

La decisión de Hungría de cerrar la frontera exterior de la UE con Serbia esta semana fue el intento más contundente a la fecha de un país europeo de poner freno al flujo de refugiados e inmigrantes que está desbordando al bloque.

La medida dejó a decenas de miles de inmigrantes diseminados por la península balcánica, en busca de vías alternativas para llegar a la UE, mientras el primer ministro húngaro anunció que su país planea levantar una valla en partes de su frontera con Croacia y con Rumania para frenar el arribo.

Filas de policías antidisturbios, apoyados por vehículos blindados, se formaron detrás del cruce con Serbia, ahora cerrado con barricadas, mientras jóvenes inmigrantes les arrojaban piedras demandando que se les permitiera el ingreso.

Al menos 20 policías y dos niños resultaron heridos, dijo un agente de seguridad húngaro.

“Se está poniendo muy feo allí”, dijo Ahmad, de 58 años, un comerciante de Bagdad que fue a la frontera oficial cruzando en la ciudad serbia de Sid, pero se dio cuenta pronto de que podría tener más posibilidades de entrar a la UE desde Croacia.

“En cuanto oímos sobre una ruta a Croacia no esperamos. Quiero ir a Suecia para reunirme con el resto de mi familia. Espero que nos traten mejor en Croacia”, comentó a Reuters.

Serbia señaló más tarde que enviará más policías a la frontera con Hungría e intentará alejar a los inmigrantes de la verja. En el lado húngaro, tres vehículos militares armados aumentaron la seguridad.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó su conmoción y alarma por el tratamiento de los refugiados e inmigrantes en la frontera entre Hungría y Serbia. Reuters

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios