Acusan a antorchistas de invasión de tierras

La organización se ha adueñado de 4 hectáreas, acusan los lugareños de N. Romero

Metrópoli 31/10/2016 01:11 Rebeca Jiménez Jacinto Nicolás Romero, Méx. Actualizada 01:11

Vecinos y agricultores de La Libertad denunciaron la invasión de sus tierras de cultivo por cerca de 300 familias dirigidas el diputado Héctor Javier Álvarez Ortiz y el síndico Julio César Arroyo Angulo, de Antorcha Campesina .

El 27 de octubre inició la invasión de integrantes de Antorcha Campesina, que llegaron a bordo de microbuses y autos y este fin de semana también invadieron cultivos de maíz, propiedad de agricultores como Crisóforo Fuentes Flores; en total suman casi cuatro hectáreas, informó Guadalupe Rosas Hernández, una de las afectadas.

Al lugar se presentó el diputado Javier Álvarez Ortiz, a quien pobladores de La Libertad le externaron su angustia por el ataque a un grupo de mujeres que intentaron impedir la ocupación de sus tierras.

El jueves por la mañana las mujeres estaban solas y al darse cuenta de la invasión intentaron tomar fotografías, videos, pero fueron golpeadas y amedrentadas por hombres armados con pistolas y machetes, afirmó Guadalupe Rosas.

El legislador priísta, quien pertenece a Antorcha Popular, informó a los lugareños que su organización compró esas tierras y que dirimirán las propiedades ante tribunales civiles y ante el Ministerio Público.

Al ver la ocupación de sus tierras, los afectados acudieron ante el Ministerio Público, donde interpusieron denuncias que quedaron registradas en las carpetas de investigación TLA/TLA/ENR/063/089199/16/10 y TLA/ENR/00/MPI/114/01505/16/10, entre otras, por el delito de despojo en contra de quien resulte responsable.

El diputado dijo a los campesinos de La Libertad que prácticamente habían comprado toda la colonia, lo que preocupa a los lugareños, por lo que piden apoyo de la policía para evitar la llegada de los paracaidistas.

Ayer los antorchistas trazaban lotes donde había cultivos de maíz, mientras una motoconformadora aplanaba la tierra y derriba árboles, “sin que ninguna autoridad detenga la invasión y el ecocidio”, señaló Guadalupe Rosas.

Comentarios