21 | OCT | 2019
Foto: Especial

Habitantes del lago de Guadalupe rechazan colector

11/10/2016
19:12
Juan Manuel Barrera
Cuautitlán Izcalli, Méx
-A +A
Espinoza Carrillo, de la organización Aquabiosphera, asegura que la obra sólo servirá para desalojar aguas residuales de nuevos desarrollos y no solucionará los problemas de contaminación del lugar

El colector de la presa de Guadalupe pasará 17 kilómetros bajo fraccionamientos de la zona, por lo que colonos rechazan su construcción, que incluso podría dañar viviendas, afirmó Roberto Espinoza Carrillo, de la organización Aquabiosphera.

Añadió que habitantes del fraccionamiento Campestre del Lago impidieron trabajos en su comunidad para la introducción de tubería, hasta que autoridades estatales y de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) les expliquen el proyecto y alcances del mismo.

Expresó que los trabajos continúan en otro punto del lago de Guadalupe, donde empleados laboran con maquinaria pesada para la introducción de la tubería.

Mencionó que saben que el colector pasará 17 kilómetros bajo comunidades aledañas al lago de Guadalupe, por lo que pidieron por escrito información al respecto al Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México (OCAVM), de la Conagua, y que realice una inspección en el lugar, para determinar si existen los permisos requeridos para los trabajos.

Espinoza Carrillo dijo que la obra sólo servirá para desalojar aguas residuales de los nuevos desarrollos que se construyen en torno al lago de Guadalupe y no solucionará los problemas de contaminación del lugar, ya que muchos drenajes continúan conectados al cuerpo de agua.

El gobierno estatal, a través de la Comisión del Agua del Estado de México CAEM, reinició en septiembre pasado la construcción del citado colector, cuyo objetivo es evitar el ingreso de aguas negras a la presa de Guadalupe.

Espinoza Carrillo aseguró que se trata de un viejo proyecto, que inició en 1996 con la introducción del colector norte y en el 2007 se reanudaron obras del colector sur, aunque fueron suspendidas en el 2008 por la Conagua, a petición de Aquabiosphera, pues carecían de autorización para los trabajos, que en un tramo pasarían por debajo del propio lago.

Aseguró que en septiembre pasado la Caem retomó los trabajos, que conectarán los dos colectores inconclusos y terminarán el tramo que falta.

El dirigente vecinal reiteró que la tubería que se está instalando en torno al lago de Guadalupe tiene como objetivo principal captar las aguas negras de desarrollos que se construyen en la zona, como La Floresta, y de otros que están proyectados pero aún no inician.

El gobierno de Cuautitlán Izcalli informó en un comunicado que se trata de un proyecto integral de saneamiento a cargo de la Caem, el cual “busca mejorar la biodiversidad de esta región en beneficio de los habitantes de los municipios de Cuautitlán Izcalli, Nicolás Romero y Atizapán de Zaragoza”.

Detalló que serán conectados los colectores norte y sur para trasladar las aguas residuales de los tres municipios y evitar que ingresen a la presa, trabajos que no afectarán la flora ni la fauna del lugar, y que se pretende provoquen afectaciones mínimas a los colonos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios