Camioneta quemada por acto vándalico, insiste diputado

El legislador federal, Francisco Lauro Rojas, acudió al Ministerio Público a interponer una denuncia de hechos por el incendio y perdida total de su camioneta, valuada en 60 mil pesos

Foto: Rebeca Jiménez
Metrópoli 02/05/2016 19:25 Rebeca Jiménez Jacinto Cuautitlan Izcalli, Méx Actualizada 19:27

Más Información

“No hubo bomba, ni fue atentado contra mi persona. El fuego que consumió una de mis camionetas simplemente fue un acto vandálico”, reiteró el diputado federal priísta Francisco Lauro Rojas San Román, en conferencia de prensa, en la que estuvo acompañado por el director regional de gobierno, Cuauhtémoc García Ortega, y en la que descartó un atentado hacia su persona o el reflejo de una pugna política.

La madrugada del 1 de mayo, vecinos de la colonia Santa Rosa de Lima despertaron por el incendio y detonación de una camioneta tipo Van, rotulada con el nombre del diputado federal del PRI Francisco Rojas, por lo que llamaron a los bomberos.

El legislador federal acudió al Ministerio Público a interponer una denuncia de hechos por el incendio y perdida total de su camioneta con placas de circulación del Estado de México MML1565, hechos por los que personal de la Procuraduría mexiquense dieron inicio a la noticia criminal 493510514816.

El fuego provocó la pérdida total de esta camioneta, valuada en 60 mil pesos, reconoció Francisco Rojas, quien descartó que esto haya sido un ataque dirigido a su persona, pues el vehículo estaba estacionado en la esquina de su casa u oficina de enlace legislativo, donde no se registraron daños ni al inmueble del diputado, ni a casas aledañas.

El mensaje que los presuntos agresores dejaron estaba ubicado a unos metros de la camioneta, “donde sólo distinguí la palabra Ayotzinapa y Viva México, en una cartulina que quizá dejaron personas ajenas al incendio para atribuir una causa política a un acto vandálico", apuntó el legislador federal.

“No soy perito pero junto a la camioneta había montones de madera que hoy están quemadas, que pudo ser el origen del fuego que consumió una de sus cuatro camionetas que tiene para atender el programa de apoyo a la economía familiar, que recorren el municipio ofertando productos básicos a precios reducidos, como el kilo de huevo a 21 pesos; así como azúcar y arroz a 10 pesos el kilo", apuntó el legislador, quien señaló que los peritajes de la procuraduría mexiquense determinarán la causa real del origen del incendio.

Las oficinas del comité municipal del PRI fueron vandalizadas el 6 de marzo, cuando desconocidos lanzaron bombas caseras en sus cristales, en hechos que el dirigente local Francisco Silva, decidió no denunciar ante la PGJEM, por tratarse de un asunto menor, que no provocó daños mayores.

Este fue un acto vandálico, no un reflejo del descontento de los ciudadanos o de pugnas internas del PRI, “por un pequeño vientecillo, no vamos a hacer un huracán”, reiteró el legislador federal priísta

afcl

Comentarios