Vigilan obra hídrica en La Quebrada

Autoridades descartan afectaciones en las viviendas contiguas a los trabajos. Habitantes reclaman por haberse ignorado sus propuestas

Las obras para la introducción de la tubería iniciaron ayer por la mañana, con la custodia de policías estatales y municipales. Los vecinos ya no se manifestaron en grupo por temor a las represalias (JUAN MANUEL BARRERA. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 30/08/2015 01:11 Juan Manuel Barrera Actualizada 16:17
Guardando favorito...

[email protected]

Cuautitlán Izcalli, Méx.— Con resguardo policiaco continuaron las obras de introducción de la Línea Metropolitana de Distribución de Agua potable por calles de La Quebrada, cuyos colonos fueron reprimidos el pasado viernes por policías estatales y municipales por rechazar la obra.

Guillermo Juárez, Blanca Espinosa Álvarez y María Regina Palacio Bergé, dirigentes sociales de La Quebrada, fueron presentados el viernes ante el Ministerio Público acusados del presunto delito de obstrucción a una obra pública y hasta la tarde del sábado no habían sido liberados.

La mañana de ayer arribaron a La Quebrada los primeros tráileres con los tubos metálicos de 1.5 metros de diámetro que serán introducidos en calles de la comunidad.

Habitantes aseguraron que el paso frecuente de vehículos pesados afectará las viviendas, cuya construcción data de hace más de 50 años, además de que la tubería pasará por 1.6 kilómetros en la colonia.

José Manuel Camacho Salmón, vocal ejecutivo de la Comisión del Agua del Estado de México (Caem), a cargo de la obra, aseguró que las viviendas no serán afectadas por los trabajos, pero de ser el caso la empresa encargada de la misma cuenta con un seguro. Afirmó que tampoco será talado ningún árbol de La Quebrada y las obras iniciaron en dos frentes simultáneamente, en avenida La Quebrada y en Santa María de Guadalupe La Quebrada, trabajos deben concluir en dos meses y medio. En ambos puntos hay vigilancia policiaca.

Ayer, las obras para la introducción de la tubería iniciaron por la mañana, con la custodia de policías estatales y municipales. Vecinos no se manifestaron en grupo por temor a represalias; los uniformados se resguardaban tranquilamente del sol bajo la sombra de los árboles.

Habitantes de La Quebrada hicieron un llamado al gobernador Eruviel Ávila Villegas para que informe por qué no se tomaron en cuenta sus propuestas para el paso de la tubería pesada y por la represión a los colonos por parte de policías estatales.

Los pobladores insistieron que el gobierno del estado de México utilizó fuerzas policiacas para efectuar la obra y destruir su patrimonio.

La Línea Metropolitana de Distribución es una obra de la CAEM y llevará agua del Sistema Cutzamala del tanque Providencia, ubicado en un cerro frente a La Quebrada, al de Cerro Gordo, en Ecatepec.

Colonos aseguran que el objetivo del proyecto es abastecer del líquido al nuevo aeropuerto que se construye en la zona de Texcoco, aunque Camacho Salmón afirmó que es para suministro de habitantes de la zona oriente de la entidad.

Pobladores recordaron que en 1996 el tanque Providencia se fracturó, el cual tiene capacidad para 50 millones de metros cúbicos de agua, cuyo torrente afectó varias viviendas, aunque Camacho Salmón afirmó que fue rehabilitado y de cualquier modo no será utilizado para este proyecto, pues la conexión del Sistema Cutzamala con la nueva tubería se efectuará en el exterior del depósito.

Temas Relacionados
La Quebrada vigilancia
Guardando favorito...
 

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones