Sin control venta de artículos policiales y militares en DF

En comercios del Centro Histórico se pueden conseguir uniformes por $300

Metrópoli 23/12/2015 01:30 Fanny Ruiz-Palacios Actualizada 01:30

[email protected]

Placas, uniformes y artículos para policías y militares son vendidos a todo público sin presentar algún documento, en establecimientos del centro de la ciudad de México.

En la calle Licenciado Verdad hay al menos tres comercios donde se ofertan objetos oficiales de uso exclusivo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF).

Para comprar no se requiere ningún papel o placa que acredite al cliente como elemento de algún sector de la policía o destacamento del Ejército.

“Todo lo que vendemos aquí se puede usar, depende de cada quien como lo uses, lo usas bien o mal, es cuestión de la persona que lo vaya a comprar”, indicó uno de los comerciantes.

“Si te quieres disfrazar de policía no hay problema. La tienda se llama compra venta de artículos militares, tenemos permiso para comprar y vender, si tú le das mal uso es problema tuyo, bajo tu riesgo”, aseguró otro vendedor.

Los pantalones, iguales a los que utilizan los policías preventivos, cuestan 240 y los camuflados, que visten los militares, valen 300 pesos. El juego completo, [pantalón y camisola] se oferta en 500 pesos. Los cordones y el numero de placa se venden por separado.

“No hay ningún problema porque el pantalón y camisola lo usa cualquier persona y gente de seguridad privada, tampoco hay ningún problema con las placas de distrito o sector; ahorita sólo tenemos del sector Asturias, pero las conseguimos”, explica una comerciante.

Las placas de los sectores se compran por paquete de 60 piezas, “porque sale muy caro mandar a hacerlas y valen 30 pesos cada una, mientras que las placas las tenemos en 25 pesos siempre y cuando sean del tamaño promedio”.

El juego de rodilleras, coderas y muñequeras cuesta 250 pesos. El costo de las placas que dicen “policía” depende del tamaño, material y bordado, puede costar de 30 a 35 pesos, las que indican el sector se mandan a hacer.

También hay pistoleras, porta cargador, esposas, gas pimienta. La fajilla completa donde va el cargador y otros accesorios vale 175, si es de lona, la que utilizan las fuerzas castrenses cuesta 500 pesos.

Las esposas Smith and Wesson color negro cuestan 550 y las españolas en color plata valen 450 pesos.

En el local se encuentran desde chalecos tácticos a 450 pesos, mientras que los chalecos balísticos sólo los venden por encargo y para entregarlos se requiere de una credencial. Éste es el único artículo cuya compra requiere presentar una identificación.

Las tiendas aceptan tarjetas de crédito y tras pagar entregan una nota. Aunque aseguran tener permiso para vender su mercancía, no entregan ningún papel que lo confirme.

Comentarios