16 | ENE | 2019

Se quejan de saqueos en las delegaciones

02/10/2015
01:55
Sandra Hernández, Diana Delgado y Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

El saqueo de muebles y computadoras también surgió en la delegación Cuauhtémoc, que desde julio, Ricardo Monreal Ávila, había denunciado y ayer lo mostró a los medios.

En esta demarcación que fue gobernada por Alejandro Fernández Ramírez del PRD, el morenista Monreal acusó que más de 58 mil fragmentos de oficios oficiales fueron destruidos y 58 reconstruidos. Correspondían a archivos históricos de nómina, inventario, pago de honorarios, así como de los censos de giros comerciales.

En su momento, fueron presentados como evidencia en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) para interponer una denuncia penal en contra de los ex jefes delegacionales Alejandro Fernández Ramírez y José Luis Muñoz Soria, por ejercicio indebido y robo agraviado.

Según el zacatecano, estos papeles fueron sacados de la basura, pero hubo otros que fueron quemados. Ayer el delegado de la Cuauhtémoc dijo en entrevista que ni la Contraloría ni la PGJDF han hecho algo al respecto. “La Cuauhtémoc se convirtió en una ínsula de la corrupción”, acusó.

El jefe delegacional en Tláhuac, Rigoberto Salgado, dijo que denunció ante la procuraduría capitalina y la Contraloría General irregularidades en 19 obras públicas de la anterior administración y el saqueo de las oficinas.

“Recibimos una delegación saqueada, hay malversación de fondos, simulación de obra pública y hemos presentado las denuncias correspondientes”, sostuvo el funcionario luego de tomar protesta de su cargo.

Entre los casos, describió una supuesta renovación de banquetas en la colonia Ampliación La Conchita que en los hechos no existe; una simulación de un contrato para pagar a una empresa por una obra que fue financiada por vecinos, además de contratación de otros trabajos sin contar con suficiencia presupuestal. De tan sólo dos obras, estimó un posible desvío de 17 millones de pesos.

Sobre el estado de las instalaciones delegacionales, Salgado acusó que “se llevaron hasta las sillas y nos dejaron cosas que deben ir a las bodegas o a darlas de baja porque no sirven”, por ejemplo, equipos de cómputo.

La delegación Magdalena Contreras, que desde ayer es gobernada por el PRI a través de Fernando Mercado, tampoco se salvó. Dijo que recibió una delegación con equipos obsoletos y descompuestos. Que las oficinas delegacionales tienen una imagen deteriorada, por lo que el personal de estructura “hará la vaquita”, reunirán recursos para mejorar sus oficinas. “No se pedirán diezmos”, aclaró.

Incluso señaló que hay unos 30 camiones de basura descompuestos y sólo tienen una máquina para bacheo, la cual está defectuosa”.

Avelino Méndez Rangel, de Xochimilco, informó que su antecesor Miguel Ángel Cámara Arango le heredó una demarcación en mal estado, tanto en la forma de gobierno como en la infraestructura del edificio delegacional: “Hay áreas en deterioro que no fueron atendidas y desconozco por qué. La Coordinación de Seguridad Pública tiene una gotera, dentro del edificio delegacional; que en tres años no hayan podido tapar una gotera nos da un indicio del deterioro en que se encuentran muchas instalaciones. Ya haremos un recuento puntual de esto y emprenderemos las acciones correspondientes para subsanar las carencias”.

Dijo que encontró radios con antenas pegadas con cinta adhesiva, hasta impresoras inservibles en las ventanillas de atención.

Con información de Diana Villavicencio y Fanny Ruiz

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios