Se encuentra usted aquí

5

ALDF: 14 años, el promedio educativo

Hay abogados, arquitectos, comunicólogos y un ama de casa; 43 diputados son licenciados, 6 tienen maestría y sólo uno doctorado
Politólogos afirman que MAM deberá buscar estrategias para consolidar iniciativas (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
21/09/2015
03:10
Johana Robles
-A +A

Una ama de casa, un entrenador de béisbol, sociólogos, médicos, comunicólogos, con estudios de actuación, abogados y dirigentes sociales, al igual que ex jefes delegacionales y ex diputados federales conforman la Séptima Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), que entró en funciones el pasado martes 15 de septiembre.

De los 66 nuevos legisladores, su promedio de escolaridad es de 14.6 años. Destacan que 43 de ellos terminaron la licenciatura, seis con maestría, uno con doctorado, siete con nivel de bachillerato y uno con secundaria.

De los que terminaron una carrera, la mayoría son abogados, pues 19 afirmaron tener estudios en Derecho. Armando López Campa, dirigente de Movimiento Ciudadano en el DF, terminó el doctorado. Los que tienen nivel de maestría son: las panistas Wendy González y Margarita Martínez Fischer, así como el petista y hoy aliado del PRD, José Alberto Benavides. También el ex perredista y del PVEM, Fernando Zárate, y Vania Roxana Ávila de Movimiento Ciudadano y la priísta Cynthia López Castro.

Las profesiones que le siguen son Comunicación, Economía y Ciencia Política. Hay una licenciada en Educación Primaria, Luisa Alpízar, de Encuentro Social, un arquitecto que es David Cervantes, de Morena, así como la pevemista Eva Eloísa Lescas Hernández, quien tiene una carrera de actuación y estudios truncos en Contaduría y Administración.

Otro grupo tiene estudios a nivel preparatoria: Ana Juana Ángeles, de Morena; Luis Alberto Mendoza, del PAN; Rebeca Peralta, del PRD; Abril Trujillo, de Encuentro Social; Luciano Jimeno, de Humanista; Higino Chávez, ex diputado local y ex delegado de Tlalpan, así como Francis Pirin, ex directora general de Desarrollo Social de Iztapalapa, ambos del sol azteca.

La asambleísta de Morena Juana María Juárez sólo curso hasta la secundaria y posee una tienda. El resto dijo contar con licenciatura.

Dos legisladores locales tienen antecedentes familiares en la política. El de Morena, Néstor Núñez, hijo del gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, así como Mariana Moguel, hija de Rosario Robles, ex jefa de gobierno del DF y titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

También está Janet Hernández, asambleísta del PRD, quien fue diputada local suplente de su tía Dione Anguiano. Del PAN, Lourdes Valdez, quien es esposa del ex diputado local Héctor Saúl Téllez.

El UNIVERSAL revisó los perfiles y currículums de los 66 diputados locales que estarán en la ALDF del 2015 al 2018.

Los primerizos

Con la llegada de Morena al mapa político de la capital del país se abrió la puerta a perfiles con poca o nula experiencia política y legislativa como es el caso de Olivia Garibay, mujer dedicada al cuidado del hogar de la delegación Gustavo A. Madero, que llegó a Donceles por haber ocupado el primer lugar de la lista de asambleístas por la vía plurinominal gracias al sorteo que organizó el partido político.

De Morena, también están los diputados locales como Ana Juana Ángeles Valencia, quien tiene estudios truncos de preparatoria, pero se ha formado en la lucha social y formó parte de organizaciones de vivienda como la Asamblea de Barrios y Patria Nueva.

En el caso de Luciano Tlacomulco Oliva es fundador de Morena en Azcapotzalco, posee una imprenta y entrena al equipo de béisbol donde juega Andrés Manuel López Obrador.

Mientras que Ana María Rodríguez fue diputada local suplente de Ernestina Godoy.

Dos médicos llegan a la ALDF por medio de Morena: Darío Carrasco, quien no tiene experiencia en la vida política o servicio público pero sí en los movimientos de defensa del petróleo que encabezó Andrés Manuel López Obrador, y la médico cirujano María Eugenia Lozano de la delegación Tlalpan.

En Azcapotzalco, Juan Briones estudió Derecho y llega a la ALDF de la mano de Morena en lo que es su primer cargo como diputado local. Lo mismo ocurre con los dos asambleístas de Iztacalco, Citlali Hernández y Felipe de la Cruz, quienes no tienen experiencia legislativa pero sí en la vida de las organizaciones sociales. También en el PRD está el caso de rostros que han tenido vida partidista, pero tienen su primer cargo de elección popular como Iván Texta, Beatriz Olivares, Rebeca Peralta y Janet Hernández. En el PAN, está Andrés Atayde con su primer cargo de elección popular.

Los experimentados

En esta legislatura destacan dos grupos: el conformado por nueve ex delegados: Leonel Luna, de Álvaro Obregón; Víctor Hugo Romo, de Miguel Hidalgo; Elizabeth Mateos, de Iztacalco; Nora Arias, de Gustavo A. Madero; José Manuel Ballesteros, de Venustiano Carranza, e Higinio Chávez de Tlalpan. Del PAN llega el ex titular de Benito Juárez Jorge Romero y el priísta Adrián Rubalcava, ex delegado en Cuajimalpa. También Raúl Flores, quien fue delegado en Coyoacán y hoy es presidente del PRD en el DF. Hay quienes han tenido experiencia en el servicio público como es el diputado local de Encuentro Social, Carlos Candelaria, quien fue Coordinador de Seguridad Pública de la delegación Iztapalapa con el gobierno de Jesús Valencia. Francis Pirin, legisladora local del PRD, fue directora general de Desarrollo Social en Iztapalapa y ex directora de Regulación de la extinta Secretaría de Transporte y Vialidad (Setravi). Así también el coordinador de la bancada de Morena, el ex perredista y ex director de concertación social del GDF y del IASIS de la Secretaría de Desarrollo Social, César Cravioto. El asambleísta de Morena José Alfonso Suárez del Real ha sido delegado en Cuauhtémoc y fue subdirector de Finanzas en el Metro de la ciudad de México.

También los que ya fueron diputados federales como Aleida Alavez, de Morena; José Encarnación Alfaro, del PRI; Fernando Zárate y Antonio Xavier López, del PVEM, Antonio Xavier López Adame y José Alfonso Suárez del Real, de Morena.

La ALDF, el reto para Mancera

La composición de la Séptima Legislatura de la ALDF significa un reto para el jefe de gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, por la complejidad para sacar acuerdos por el mosaico de fuerzas y ninguna de ellas tienen mayoría, coincidieron especialistas.

Politólogos explicaron, por separado, que el hecho de que ningún partido político tenga mayoría hace más complejo el tema de la negociación, no sólo al interior de la ALDF sino con el jefe de gobierno capitalino, quien deberá tejer una estrategia para lograr acuerdos tanto con el PRD como con las demás fuerzas políticas para avanzar en sus propuestas legislativas.

Para el director del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Iberoamericana, el doctor Enrique Gutiérrez Márquez, por la nueva composición del órgano legislativo habrá más política que agenda legislativa.

Y apuntó que Miguel Ángel Mancera se verá obligado a tender los puentes para la negociación no sólo con el PRD, que está fragmentado, sino con Morena, que buscará diferenciarse de su gobierno, y con el PRI y el PAN.

“Mancera será el obligado para buscar esos puentes de negociación con representación de la ALDF”, sostuvo.

En entrevista con El UNIVERSAL, el politólogo comentó que la expectativa será la decisión que tome el jefe de gobierno capitalino para sacar sus iniciativas. “Sus asesores deben estar pensando, en términos políticos, qué le sale más barato, y con otras fuerzas políticas qué tipo de negociaciones podrían impulsar”.

En este punto, Víctor Alarcón, profesor investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco, comentó que el PRD y Morena seguramente se centrarán en una defensa de sus seguidores y clientela política y, en segundo término, los temas legislativos.

Incluso fue más allá y aseguró que no ve condiciones para que haya iniciativas de ley o reformas que se han visto en pasadas legislaturas como fue la búsqueda de regularizar el uso de la mariguana, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la despenalización del aborto.

La primera prueba

El Tercer Informe de Gobierno de Miguel Ángel Mancera fue la primera prueba de la nueva relación con una ALDF plural y donde el PRD, partido que lo postuló a la jefatura de gobierno capitalino, no tiene la mayoría absoluta. La primera fuerza es Morena.

Los primeros cambios llegaron, Mancera tuvo que escuchar todos los posicionamientos de los grupos parlamentarios.

El mandatario capitalino les propuso que el trabajo conjunto sea la alternativa, así como elevar la calidad del debate.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS