Suscríbete

Vicky: mis hijos son mi motivación

Presa por homicidio, sueña con reunirse otra vez con sus pequeños

La madre de dos se plantea seguir con el boxeo al salir de prisión (IRVIN OLIVARES)
Metrópoli 24/02/2017 01:13 Eduardo Hernández Actualizada 01:28

Después de una pelea de exhibición con Yuridia, Vicky le da la mano a su contrincante, ambas aseguran que el ring y la vida en el penal se separan y no caen en confrontaciones, pues este deporte les ha ayudado mucho para distraerse y que sus mentes salgan de la prisión por un instante. 

La motivación para que Victoria se uniera al taller son sus hijos, quienes desde pequeños han practicado el deporte y fueron los que la animaron a que lo intentara; ingresó a Santa Martha hace siete años cuando sus pequeños tenían dos y cuatro años de edad.

Vicky purga una condena por homicidio y espera que con los beneficios que ha sumado pueda salir dentro de cuatro años. De su caso no habla mucho, sólo menciona que estuvo en el lugar menos indicado durante un accidente.

Es originaria del estado de Chiapas, pero en los últimos años vivió en las inmediaciones de la Central de Abasto. Recuerda que hace unos meses la invitaron a unirse al box e incluso fue a un concurso donde le ganó a Yuridia.

“Cuando se hicieron las convocatorias me interesó, nunca había practicado, me daba miedo, pero mis hijos fueron los que me motivaron. Fuimos a la Peni y todo fue muy rápido, pero gané, terminando la pelea nos hablamos normal como compañeras, es deporte”, explica.

A pesar de que sus respuestas son cortas y directas, cuando habla de sus hijos se le ilumina el rostro, recuerda que el día que les entregó el cinturón que le dieron al ganarle a Yuridia le dijeron que era la mejor mamá del mundo. “Les hablé cuando regresé de la pelea y les dije que había ganado y que traía el cinturón para ellos. Un domingo vinieron a verme y se los entregué. Me llenó de felicidad verles la cara de orgullo, me felicitaron y me dijeron que era la mejor mamá del mundo, que querían más cinturones”, dice mientras su voz se corta.

A pesar de que faltan al menos cuatro años para que salga de prisión, Victoria ya tiene pensado que va a hacer al salir: primero, darle un abrazo a sus hijos y después seguir con el box, pues considera que ha estado absorbiendo todo lo bueno que le han brindado en el penal.

Temas Relacionados
reclusas Reinserción Social

Comentarios