17 | MAR | 2019
Niñas y niños se preparan para divertirse con el apoyo de instructores, quienes los ayudan a perder el miedo. (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)

Crónica. Hasta dos horas esperan para patinar sobre hielo

31/12/2016
01:06
Karen Esquivel - Clínica de Periodismo
-A +A
Usuarios hacen largas filas para acceder a la pista en Iztapalapa

[email protected]

Frente al árbol navideño ubicado en la Macroplaza de la delegación Iztapalapa, entre puestos de comida de la temporada, el mercado de juguetes y las romerías de los Reyes Magos, cientos de niños, niñas y adultos acuden a la pista de hielo sin importar las casi dos horas que tienen que esperar para poder patinar durante 40 minutos.

Arturo, de 13 años, ha entrado en nueve ocasiones a esta pista de hielo. Al preguntarle por qué ha venido tantas veces, responde con una sonrisa que es porque se divierte y le queda muy cerca de su casa. “Es que hay que aprovechar las vacaciones y distraerse”, comenta. No le importa tardar cerca de una hora y media para poder obtener su pulsera de acceso a la pista y una hora más para tomar su turno dentro de la superficie de hielo.

Desde el Estado de México, Guadalupe Ramírez llegó con sus hijos a la pista en la explanada delegacional por primera vez, aprovechando la temporada vacacional. Su hijo, Erick López de 10 años, comentó que no sabe patinar, “ahorita voy a aprender, estoy muy emocionado y quería venir porque me divierto”, aseguró mientras esperaba en la fila.

Por su parte, la señora Erika Trujillo llevó a sus dos hijos y tres de sus sobrinas y, aunque tampoco sabe patinar, debe entrar con su hija de siete años, pues es una regla para el acceso de los menores de ocho años.

En la fila para entrar a la pista de 600 metros cuadrados, las personas observan a quienes patinan, platican y esperan pacientemente su turno para acceder. Mientras que adentro todo son risas, personas tomadas de las manos y pequeños a quienes los instructores ayudan para que aprendan a patinar y pierdan el miedo.

Según informe de la delegación, para cada turno se hace la entrega de 150 boletos.

Al cabo de 40 minutos de patinar, Sofía Sánchez salió de la pista donde la esperaba su papá. Adentro se cayó dos veces y aunque en una de ellas tuvo que acudir al módulo médico porque el hielo la raspó una mano, convenció a su padre para formarse otra vez; sin embargo, alrededor de las 17:20 horas los boletos para obtener la pulsera de acceso se agotaron.

La delegación Iztapalapa ha registrado diariamente una afluencia de mil 500 personas desde su inauguración el pasado 10 de diciembre.

El horario es de las 10:00 a las 21:00 horas de lunes a domingo y se mantendrá hasta el próximo 10 de enero.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios