Declara “Justiciero” de la Narvarte; es escolta certificado

Hombre que asesinó a asaltante declara voluntariamente ante el Ministerio Público

La taquería asaltada el pasado domingo en la colonia Narvarte entregó las grabaciones de sus videocámaras con las que se pudo ubicar al “justiciero”. (IMAGEN TOMADA DE VIDEO)
Metrópoli 17/12/2016 03:00 David Fuentes Actualizada 13:15
Guardando favorito...

[email protected]

El “justiciero” de la Narvarte quedó libre de culpa. Después de que su imagen fuera difundida, se presentó de manera voluntaria al Ministerio Público de la delegación Benito Juárez, ahí confirmó que es guardaespaldas y que el día de los hechos sólo cumplió con su trabajo: defender a su patrón y a su familia cuando éstos se sintieron vulnerables en el atraco.

El “justiciero” se presentó junto con su patrón, dos personas más como testigos y abogados. Éstos lo respaldaron y explicaron a la autoridad que tiene mucho tiempo trabajando para la familia, el arma con la que ultimó al delincuente se encuentra en regla y cuenta con la documentación necesaria para portarla.

Él mismo entregó el arma para que se realizaran las pruebas periciales correspondientes; su versión concuerda con la del video que entregaron los propietarios de la taquería, donde se observa cómo un delincuente se acerca a la mesa donde están sentados su patrón —el hombre del traje gris— junto con el menor y la mujer de la tercera edad, al sentirse agredidos, el escolta accionó su arma.

Después de que el Ministerio Público le tomó la declaración y que sus abogados argumentaran la legítima defensa, el “justiciero” de la Narvarte salió por su propio pie, pues hasta el momento no hay delito que perseguir en su contra debido a que actuó conforme a su trabajo, lo que es excluyente del delito.

Sin embargo, le pidieron que mientras dure la investigación no puede salir de la Ciudad; el hombre accedió e incluso solicitó que se le permitiera portar su arma al argumentar que es su herramienta de trabajo.

En respuesta, las autoridades accedieron por su seguridad ante una posible represalia por parte de los familiares de la víctima y solicitaron que tanto el nombre del “justiciero” como de sus patrones quedaran en el anonimato.

De cualquier manera, la procuraduría capitalina continúa con la investigación para deslindar responsabilidades, por lo que se están realizando los dictámenes en criminalística y se siguen revisando videos del lugar y se continúan recabando pruebas que serán presentadas a un juez, quien decidirá si el “justiciero” queda exonerado o recibe algún castigo.

 

Van tras delincuentes. Paralelamente las autoridades investigan a los cómplices del delincuente que cayó abatido a manos del “justiciero”, dos cómplices que aún están prófugos, el de complexión robusta que apunta con un arma, aparentemente de juguete, a un empleado para que le entregue el dinero de la venta del día y al otro sobreviviente de 19 años, encargado de conducir el vehículo que usaron para escapar.

El vehículo Jetta también es investigado por las autoridades; se cree que de esta manera han robado dos taquerías y un restaurante que despachan durante la noche y madrugada, debido a que en uno de estos lugares robados en junio pasado se observa el mismo modus operandi.

Las primeras investigaciones revelan que la banda está compuesta por cinco personas, los otros dos son menores de edad que en ocasiones acompañaban a Eduardo “N”, quien murió a manos del “justiciero”.

Se ha documentado que halconean a sus víctimas, es decir, uno o días antes acuden al lugar seleccionado, observan los movimientos del negocio y las rutas de escape, para registrar cuál es el día de más venta.

De los presuntos delincuentes, las autoridades también tienen pistas, pues los negocios vecinos de la taquería proporcionaron imágenes de las placas del auto negro de modelo reciente; además se realiza el rastreo con las cámaras del C4 con las que se logró establecer hacia dónde huyeron.

Temas Relacionados
justicieros anónimos
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios