Marchas y ambulantes frenan paso del Metrobús

Junto con las peregrinaciones evitan que este transporte avance con agilidad; por estos motivos los usuarios deben modificar sus rutas y pagar más
Las unidades del Metrobús obstruyen un carril de Circunvalación, pues los comerciantes en la zona tienen invadido el espacio confinado, lo que genera un nudo a las personas que se dirigen hacia Fray Servando Teresa de Mier (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
13/12/2016
01:05
Eduardo Hernández
Ciudad de México
-A +A

[email protected]

Peregrinaciones, manifestantes, puestos del comercio informal, ciclistas y peatones son los obstáculos que casi todos los días tienen que esquivar las unidades del Metrobús de las seis líneas existentes. Esta semana la afectación más grande fue el arribo de peregrinos a la Basílica de Guadalupe.

“Diciembre es un mes de festividades y tenemos diferentes eventos que se reproducen en algunas de las líneas del Metrobús. Una es la del 12 de diciembre, que tiene que ver con la peregrinación, ahí la Línea 6 es la que resulta afectada; para la llegada de las peregrinaciones hemos tomados previsiones con dos circuitos, uno de Aragón al Metro Martín Carrera y otro llegará del Rosario a Politécnico”, explicó el director general del Metrobús, Guillermo Calderón.

Los pasados 11 y 12 de diciembre las estaciones cercanas a la Basílica de Guadalupe fueron cerradas, pues alrededor de 7 millones de personas se congregaron para ver a la Virgen del Tepeyac, por lo que algunos usuarios de la Línea 6 del Metrobús que circulan diariamente de la delegación Gustavo A. Madero hacia Azcapotzalco tuvieron que buscar vías alternas, lo que provoco que se incrementara su presupuesto asignado para llegar a sus escuelas y trabajos.

“Sí sabemos cómo se pone por esta zona durante todo diciembre, por eso nos salimos más temprano de nuestras casas, pero también tenemos que buscar otra forma de llegar, a veces entre varios nos subimos a un taxi para que nos lleve a una estación o a nuestros destinos”, comentó Humberto Pérez.

Las estaciones la Villa, Hospital Infantil La Villa, De los Misterios y delegación Gustavo A. Madero de la Línea 6 son cerradas de forma intermitente ante cualquier peregrinación que acude a visitar a la Virgen Morena durante todo el año. Otra de las estaciones que son cerradas son Hidalgo de las líneas 3 y 4, porque todos los 28 de cada mes acuden devotos de San Judas Tadeo, el día que se cierra completamente es el 28 de octubre.

Otro de los problemas a los que se enfrenta el Metrobús es el de los comerciantes, como en Circunvalación, donde por temporadas cientos de vendedores ambulantes se apropian del carril confinado y no hay autoridad que los pueda retirar.

EL UNIVERSAL dio a conocer que las unidades tienen que obstruir otro carril de Circunvalación, pues los comerciantes en la zona dejan sin paso a este transporte, lo que genera un nudo a las personas que se dirigen hacia Fray Servando Teresa de Mier.

Manifestantes, problema mayor. La Línea 1 es otra de las rutas afectadas por algún obstáculo, principalmente por manifestantes, pues sobre Paseo de la Reforma más de una vez al día se detiene el avance de las unidades, haciendo que los usuarios caminen para cruzar esta vialidad y subir a otra unidad para continuar su recorrido; esto, aseguran, genera un aumento en sus tiempos de traslados.

“Yo hago al menos hora y media de camino a mi trabajo, pero si se interpone una marcha hago hasta una hora más, pues el vehículo va muy lento y no te puedes bajar hasta que llega a la estación y hay fila, pues ya ninguno puede avanzar; después tienes que caminar hasta alguna de las estaciones para seguir el camino”, comentó Javier, quien utiliza la Línea 1 de Indios Verdes hasta la estación Teatro Insurgentes.

El titular del Metrobús comentó que en el caso de manifestaciones normalmente se les da prioridad a las unidades y sólo cuando es una concentración muy importante es cuando se establecen dos circuitos, para no detener toda la línea.

Durante todo el año algunas estaciones han tenido que ser cerradas por varias horas, debido a la presencia de manifestantes. Las más afectadas son las estaciones Hamburgo, de la Línea 1; San Lázaro, de las líneas 4 y 5; Vocacional 5, Expo Reforma, Glorieta de Colón y Plaza de la República, de la Línea 4, e Hidalgo, de la Línea 3.

“El problema resulta un tema político complejo que tiene que ver con la centralidad de poderes en la Ciudad de México, donde por su peso mediático es un rehén frecuente de los derechos de libre manifestación y tránsito que son utilizados de manera frecuente para bloquear, obstruir, capturar importantes puntos nodales de tránsito”, explicó la urbanista Thalía Juárez Flores.

Refirió que esta situación provoca que los sistemas de transporte públicos y privados que transitan por la zona sean afectados de manera frecuente en su espacio de confinamiento, sin que esto tenga consecuencias serias para quienes afectan la eficiencia del sistema por la falta de regulación de este tipo de expresiones políticas.

Otros puntos han sido bloqueados solamente por un día, así ocurrió el pasado 12 de octubre, cuando un grupo de encapuchados, autodenominados anarquistas, incendió una unidad de Metrobús sobre Insurgentes, en protesta para exigir la liberación de dos jóvenes procesados. Alrededor de 15 sujetos se acercaron a la unidad 012 del Metrobús, lanzaron un solvente a la parte frontal del vehículo y después le prendieron fuego.

Plan de mitigación. Ante la construcción de la nueva línea del Metrobús, que irá de Indios Verdes a Puente de Petroleos, sobre Paseo de la Reforma, se tiene planeado un proyecto para mitigar las manifestaciones; sin embargo, no beneficia en completo a los usuarios.

“Cuando haya una manifestación en el cual no se dé acceso al Metrobús, realizaremos circuitos dinámicos, puesto que 80% de las manifestaciones de Reforma van del Ángel hacia avenida Juárez y el Zócalo, entonces estableceremos circuitos, uno que saldrá de Indios Verdes llegaría hasta la Glorieta de la Diana, cuando avance la manifestaciones retraeremos el circuito hacia la siguiente glorieta y así vamos a ir retrayendo, del otro lado se hará lo contrario, se irá avanzando”, comentó Guillermo Calderón.

La Urbanista Thalía Juárez refirió que a pesar de las diversas oportunidades que aún existen para mejorar los sistemas de transporte es más relevante que las autoridades apuesten al diseño de políticas de movilidad integral sustentable, incluyendo motocicletas, bicicletas y peatones.

“Se debe apostar sobre la movilidad privada que derive en la mejora de la calidad de vida de los habitantes, reduciendo los tiempos de traslado y logrando articular políticas de transporte, desarrollo urbano, desarrollo económico y estrategia vial”, comentó la especialista.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS