Abren puente del Templo Mayor

Metrópoli 29/11/2016 01:00 Diana Villavicencio Ciudad de México Actualizada 12:39

La estructura es a nivel de piso y tuvo una inversión de 13 mdp; cuenta con ventanas para observar vestigios arqueológicos

[email protected]

Después de 26 años, desde hoy la Plaza de la Constitución tendrá una conexión entre las calles República de Guatemala y República de Argentina con la apertura de un puente peatonal que pasa por arriba del Templo Mayor.

Se trata de un puente que dará cabida diaria a por lo menos 100 mil personas, en un horario de ocho de la mañana a ocho de la noche, el cual ayer fue inaugurado por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

José Mariano Leyva, director general del Fideicomiso Centro Histórico, confirmó que para la apertura de este puente peatonal el gobierno capitalino invirtió 13 millones de pesos, monto que no incluye el costo de las ventanas arqueológicas que se ubican en la zona, de aproximadamente 18 metros de largo y 6 metros de ancho.

“Aquí tienes lo que es el encuentro entre el presente y pasado, donde el pasado hay que preservarlo y plantea qué sucede con espacios y caminos en donde la vida sigue transcurriendo a través del ingenio de armar puentes donde la gente transite y se respeten las excavaciones antiguas”, señaló.

En un recorrido previo a la inauguración, el director general aseguró que después de tres años de estudios los capitalinos tendrán la oportunidad de trasladarse de una calle a otra, además de contemplar el Templo Mayor.

 

 

 

Como lo había adelantado EL UNIVERSAL el año pasado, ayer fue inaugurado el puente a nivel de calle que conectará las vialidades de Guatemala y Argentina, en el Centro Histórico, que circundan los vestigios arqueológicos del Templo Mayor y las excavaciones que aún se realizan.

Mariano Leyva mencionó que después de varios estudios se logra concretar uno de los espacios peatonales más importantes en la capital del país que da desde el Zócalo capitalino a la parte nororiente.

El titular del Fideicomiso Centro Histórico dijo que este paso permanecía cerrado desde hace años debido a los trabajos de excavación, por lo que varios especialistas tuvieron que medir con anticipación si la zona aguantaría el transitar de las personas.

Resaltó la ingeniería aplicada en esta obra e indicó que los expertos analizaron incluso cuánto peso tendría este puente con el transitar de las personas para ver si era viable.

“Se fue cuidadoso en la construcción de este puente para que no se excedan las dimensiones; toda esta parte del puente se hizo con financiamiento y ejecución del Gobierno de la Ciudad de México, pero siempre de la mano del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)”, precisó.

Detalló que en este puente no habrá escalones, ya que será una extensión de la calle, con aproximadamente unos cuatro metros por debajo del nivel del suelo.

Por el momento, por cuestiones de seguridad no permanecerá abierto por la noche y habrá tres elementos de seguridad que resguarden las dos entradas, uno permanecerá adentro.

El responsable del Fideicomiso Centro Histórico expuso que este puente era el único espacio con necesidad de construirse por arriba y que forma parte de las intervenciones ejecutadas en colaboración con el INAH en la zona del Templo Mayor.

Adelantó que en el lugar el INAH abrirá próximamente el nuevo vestíbulo que coronará todas las obras.

Comentarios