Comerciantes informales demandan "piso parejo" al GCDMX

23/11/2016
14:21
Diana Villavicencio
-A +A
Algunos ambulantes de la calle de Moneda, Correo Mayor y Corregidora fueron desalojados; afirman que otras asociaciones de vendedores continúan en el lugar

A unos días de que se instalen las romerías en el primer cuadro de la Ciudad, comerciantes ambulantes denunciaron que mientras a algunas organizaciones se les permite estar en la vía pública, a otras simplemente las retiran y no les permiten volver a vender.

Desde hace unos días, algunos comerciantes informales de la calle de Moneda, Correo Mayor y Corregidora fueron desalojados, mientras que otros continúan vendiendo en la calle.

El presidente de Nuevo Grupo de Comerciantes Ambulantes Democráticos del Centro, Mayolo Juan Martínez, demandó a las autoridades capitalinas piso parejo.

Aclaró que su demanda no implica que retiren a los demás comerciantes, sino simplemente se respete el acuerdo de reordenamiento implementado desde 2007 y se cumpla con las plazas prometidas.

“Ha existido mucha desigualdad social hacia algunas organizaciones de este sector, a una de esas por ser indígena la han discriminado, intimidado, menospreciado y le han menoscabado todos sus derechos para tener la oportunidad de trabajar con la misma igualdad”, aseguró.

En entrevista, reconoció la trayectoria académica de la secretaria de Gobierno, Patricia Mercado, pero lamentó que no haya voluntad política para avanzar a favor de este sector vulnerable que, a su consideración ha sido olvidado, criminalizado y juzgado ante los medios de comunicación.

“Pido al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, que queremos trabajar con la misma igualdad como mis otros compañeros dirigentes. Es un trabajo honrado que cobija a todos los ciudadanos que carecen de oportunidades para cubrir necesidades básicas”, manifestó Mayolo.

Lamentó que tanto autoridades como empresarios digan que el comercio popular se ha desbordado y que además se trata de un sector de nido de delincuentes.

Recordó que el comercio informal no se debe a la presencia de organizaciones sino al desempleo, a la gente que inmigra a la capital del país por falta de oportunidades y al abandono que se enfrentan adultos mayores.

“Que se oiga fuerte, este sector social no puede competir con los empresarios ya que ellos mueven un capital enorme y diferente a la nuestra, somos mexicanos de un sector vulnerable con ganancias mínimas”, afirmó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios